Annual Report 2013
The state of the world's human rights

30 May 2008

Los activistas de Tiananmen deben quedar en libertad

Los activistas de Tiananmen deben quedar en libertad
El miércoles 4 de junio de 2008 se cumple el decimonoveno aniversario de la represión por el gobierno chino de las manifestaciones en favor de la democracia celebradas en la plaza de Tiananmen de Pekín y en sus alrededores.

Durante las manifestaciones que allí se celebraron en 1989 en favor de la democracia, el ejército chino mató a cientos de civiles e hirió a miles más, y decenas de miles de personas fueron detenidas. Con posterioridad, fueron muchos más los activistas a los que se encarceló por cuestionar o recordar al gobierno su actuación de aquel entonces.

Cuando faltan dos meses para que comiencen los Juegos Olímpicos de Pekín, Amnistía Internacional vuelve a pedir a las autoridades chinas que pongan en libertad a las personas que aún permanecen encarceladas por estos motivos, que lleven ante la justicia a los responsables de la represión y que permitan las muestras de duelo y los actos públicos en recuerdo de las víctimas. Esta actitud garantizaría en gran medida un legado positivo de los Juegos Olímpicos en materia de derechos humanos.

El 2 de junio, desde Londres a Tel Aviv o Ciudad de México, se manifiestan miles de simpatizantes de Amnistía Internacional. Muchos de ellos depositarán flores rojas y blancas en solidaridad con los familiares de las personas muertas y encarceladas. Muchos guardarán también un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del terremoto ocurrido recientemente en la provincia china de Sichuan.

Amnistía Internacional pide a las autoridades chinas que reaccionen con prontitud y sensibilidad a las necesidades de las numerosas víctimas de esta catástrofe natural.

En el decimonoveno aniversario de la represión de las manifestaciones en favor de la democracia, Amnistía Internacional insta a las autoridades chinas a que muestren una sensibilidad similar respecto a los familiares de las personas que murieron y de las encarceladas o silenciadas por ejercer su derecho a manifestarse.

Las estadísticas oficiales son secretas, pero según la Fundación Dui Hua, con sede en Estados Unidos, siguen en prisión entre 60 y 100 personas por estos motivos. El año pasado, en vísperas de aniversario, la Red China de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos hizo pública una lista de 13 personas privadas de libertad por estos motivos, sólo en Pekín. Las autoridades chinas pusieron en libertad a varias en 2006, pero siguen ejerciendo sobre ellas una estrecha vigilancia policial e impidiéndoles la realización de actividades consideradas políticamente delicadas, como hablar con periodistas sobre sus experiencias.

Entre las personas que permanecen en prisión se encuentran:

Miao Deshun, detenido en junio de 1989 y declarado culpable de incendio premeditado. La pena que se le impuso en un principio, condena de muerte condicional, se rebajó en 1991 a cadena perpetua y en 1998 a 20 años de cárcel. En la actualidad se encuentra recluido en la prisión de Yanqing, en los alrededores de Pekín, y está previsto que quede en libertad el 15 de septiembre de 2018.

Liu Zhihua formaba parte de un grupo de trabajadores que organizaron una huelga en la planta de maquinaria eléctrica de Xiangtan, en la provincia de Hubei. Tras ser condenado en un principio a cadena perpetua por pronunciar discursos “contra el gobierno” e incitar a la multitud a realizar “actos de violencia física, destrozos y saqueos”, le rebajaron la pena a 15 años de prisión en septiembre de 1993, pero en 1997 le impusieron otros cinco años de cárcel tras verse envuelto en una riña. Después de que en 2001 le rebajaran otros dos años de pena por buena conducta, está previsto que quede en libertad el 16 de enero de 2011.

Wang Jun, trabajador de la provincia de Shaanxi que contaba entonces 18 años, recibió una condena a muerte condicional por lanzar piedras, romper farolas y prender fuego a varios vehículos durante los “graves disturbios políticos” ocurridos en la fábrica Xincheng, en la ciudad de Xi'an, el 22 de abril de 1989. En la actualidad se encuentra en la prisión de Fuping, en la provincia de Shaanxi. Después de cuatro reducciones de la pena, está previsto que quede en libertad el 11 de diciembre de 2009.

Más recientemente se ha acosado, detenido y encarcelado a periodistas y a otros activistas que trataban de que la represión no cayera en el olvido. Entre ellos se encuentran:
 
Las Madres de Tiananmen, grupo de activistas de derechos humanos con hijos y otros parientes cercanos muertos durante la represión, que desde hace tiempo vienen pidiendo a las autoridades chinas que concedan a los familiares de las víctimas el derecho a recordarlas en público, dejen de perseguir a las víctimas y a sus familiares, pongan en libertad a todas las personas que siguen encarceladas por haber participado en manifestaciones pacíficas y lleven a cabo una investigación completa y pública sobre los sucesos ocurridos en junio de 1989. Las autoridades siguen hostigándolas, discriminándolas y deteniéndolas de forma arbitraria.

Yang Tongyan, escritor independiente que utiliza el pseudónimo de Yan Tianshui, continúa cumpliendo 12 años de cárcel en la prisión municipal de Nanquín, en la provincia de Jiangsu, por “actos subversivos” relacionados con varios cargos, como escribir en apoyo de cambios democráticos y políticos en China. Anteriormente había cumplido diez años de cárcel por haber criticado la represión del movimiento en favor de la democracia registrado en 1989 y por el presunto intento de formar un partido político de oposición. En 2007, según los informes, lo obligaron a trabajar en la confección de pelotas de fútbol y baloncesto en un entorno manifiestamente tóxico entre 8 y 10 horas diarias, pero a finales de año le asignaron un trabajo más ligero, el de bibliotecario de la prisión.

Shi Tao sigue cumpliendo 10 años de cárcel por haber enviado en un mensaje de correo electrónico el resumen de un comunicado del Departamento Central de Propaganda sobre el modo como debían tratar los periodistas el decimoquinto aniversario de la represión del movimiento en favor de la democracia registrado en 1989. A finales de junio de 2007 fue trasladado a la prisión de Deshan, en la ciudad de Changde (provincia de Hunan), donde al parecer sus condiciones de reclusión son mejores, y ahora le permiten recibir visitas de su madre con regularidad. Según los informes, el Tribunal Supremo Popular ha aceptado a trámite una petición para que se revise su causa, pero hasta el momento no se han producido más reacciones.

En septiembre de 2004, el ex activista sindical Kong Youping fue condenado a 15 años de cárcel por haber publicado artículos y poemas en Internet en los que pedía que se examinara de nuevo el movimiento en favor de la democracia registrado en 1989. Está cumpliendo su condena en la prisión de Lingyuan, en la provincia de Liaoning.

Country

China 

Region

Asia And The Pacific 

Issue

Prisoners Of Conscience 

@amnestyonline on twitter

News

22 July 2014

The Gambian government must abolish the laws and iron fisted practices that have resulted in two decades of widespread human rights violations, Amnesty International said as it... Read more »

24 July 2014

The prolonged execution of a prisoner in Arizona yesterday represents another wake-up call for authorities in the USA to abolish the death penalty, said Amnesty International... Read more »

22 July 2014

Indonesia’s new President Joko Widodo must deliver on campaign promises to improve Indonesia’s dire human rights situation, Amnesty International said.

Read more »
24 July 2014

Poland is the first European Union member state to be found complicit in the USA’s rendition, secret detention, and torture of alleged terrorism suspects, Amnesty International... Read more »

21 July 2014

Ahead of a legal intervention by Amnesty International and others in the rendition case of the Libyan national Abdul-Hakim Belhaj, Amnesty International... Read more »