Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

20 August 2013

El reciente derramamiento de sangre pone de relieve la necesidad de detener las transferencias de armas a Egipto

Todos los gobiernos deben suspender las transferencias de armas del tipo de las utilizadas por las fuerzas de seguridad egipcias para disolver acampadas y otras manifestaciones recurriendo a la violencia y al uso de medios letales sin justificación, ha manifestado Amnistía Internacional hoy. 

La organización ha analizado algunas de las transferencias realizadas a Egipto en los últimos años, que incluyen decenas de miles de armas convencionales, por valor de millones de dólares. Entre los países proveedores de armas y munición del tipo de las utilizadas durante el derramamiento de sangre del 14 de agosto figuran Alemania, China, Chipre, España, Estados Unidos, Francia, Italia, República Checa, Serbia, Suiza y Turquía.  

Las ventas incluyen armas de fuego para uso militar, escopetas, lanzadores de material antidisturbios y la munición y proyectiles correspondientes, así como vehículos blindados y helicópteros militares. 

“Las armas y el equipo que unos cuantos países suministran irresponsablemente a Egipto se están utilizando para hacer uso excesivo de la fuerza y cometer homicidios ilegítimos”, ha señalado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional. 

“Deben congelarse los envíos hasta que se realicen investigaciones completas, rápidas e imparciales sobre la reciente violencia –y sobre sucesos similares de los últimos años– y se hagan públicos los resultados.”  ¿Cómo puede un Estado seguir enviando material utilizado para disolver manifestaciones conociendo perfectamente el historial de las fuerzas de seguridad egipcias?

“No deben enviarse más armas hasta que las autoridades egipcias demuestren que las fuerzas de seguridad no van a darles un uso ilegítimo.”

Las fuerzas de seguridad egipcias, incluida la policía antidisturbios y los miembros de las Fuerzas Especiales del Ministerio del Interior, han utilizado armas de fuego, gas lacrimógeno, vehículos blindados y bulldozers para desalojar acampadas levantadas por los partidarios del presidente depuesto de Egipto, Mohamed Morsi, en El Cairo. El pasado lunes, la cifra de manifestantes y viandantes muertos había ascendido a unos 900, mientras que el domingo el Ministerio del Interior egipcio dijo a Amnistía Internacional que habían perdido la vida 69 miembros de las fuerzas de seguridad. El lunes murieron además 25 reclutas de la policía antidisturbios en un ataque armado llevado a cabo en la intranquila zona del norte del Sinaí. 

“Ya basta. ¿Cuántas personas tienen que morir como consecuencia del uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad egipcios para que el mundo despierte y deje de fomentar esta violencia?”, ha añadido Shetty. 

“El uso de fuerza excesiva y medios letales sin justificación que se ha podido observar esta semana forma parte de una constante que Amnistía Internacional lleva años documentando. Por eso es tan absolutamente necesario hacer cumplir el Tratado sobre el Comercio de Armas, instrumento de aplicación global aprobado hace sólo unas semanas.” 

Amnistía Internacional hace este llamamiento con ocasión de una reunión que los ministros de Asuntos Exteriores de la UE tienen previsto celebrar en Bruselas para hablar de su respuesta conjunta a la situación en Egipto. La organización pide a los Estados miembros de la UE que apliquen plenamente la actual postura común de la UE sobre las exportaciones de armas, así como las disposiciones de derechos humanos del Tratado sobre el Comercio de Armas, que todos ellos han firmado.  

Amnistía Internacional pide también a los líderes mundiales que se opongan a la exportación de armas convencionales cuando exista un riesgo manifiesto de que se utilicen para facilitar la comisión de graves violaciones de derechos humanos, que es la prueba decisiva que establece el Tratado sobre el Comercio de Armas, 

instrumento de aplicación global, aprobado por la Asamblea General de la ONU el 2 de abril de 2013. Todos los Estados deben firmar y ratificar el Tratado y aplicar sus disposiciones de derechos humanos sin demora.

Información complementaria

Armas de fuego y munición 

Entre las armas de fuego y la munición utilizadas por las fuerzas de seguridad egipcias figuran fusiles de asalto y ametralladoras, armas que a la ciudadanía no se permite tener en Egipto. 

Las pistolas, escopetas y munición correspondiente utilizadas por las fuerzas de seguridad proceden muy probablemente de los lotes de centenares o miles de pistolas o escopetas y de cartuchos por valor de centenares de miles de dólares enviados en un solo mes. Tales lotes son indicativos de un pedido gubernamental más que de ventas al público en general.

Según la investigación de Amnistía Internacional, en los últimos años han transferido a Egipto armas del tipo de las utilizadas en la actual represión los países siguientes: 

La República Checa envió 15.062 de pistolas a Egipto en mayo de 2013. Esta transferencia parece ser parte de un contrato para 50.000 pistolas anunciado ese mes por la empresa checa CZ para equipar a la policía egipcia. Se ignora si se han enviado las 34.438 pistolas restantes. La República Checa exportó también a Egipto un total de más de 3.500 pistolas en dos envíos en febrero y julio del año pasado.

Estados Unidos ha informado de la exportación de 1.524 fusiles y ametralladoras para uso militar a Egipto entre enero de 2011 y junio de 2013. En enero de 2012, suministró a Egipto “cartuchos que no contienen proyectil” por valor de más de 10 millones de dólares estadounidenses, y dos meses más tarde envió “piezas de cartuchos” por valor de un millón de dólares más. Es probable que estos envíos de componentes se hayan utilizado para hacer munición en Egipto. 

Estados Unidos exportó también 2.050 escopetas de bombeo en grandes lotes a Egipto entre 2011 y 2012. En julio del año pasado envió cartuchos para fusiles y pistolas por valor de 169.479 dólares estadounidenses. 

Turquía informó de una exportación de 14.406 pistolas a Egipto en 2010. Según la información disponible, al año siguiente hizo varias transferencias de cartuchos para escopeta por valor de 336.047 estadounidenses en total. 

De octubre de 2011 a mayo de 2013, Italia informó de exportaciones de cartuchos para escopeta a Egipto en grandes lotes, por valor de 562.231 euros en total. Según la información disponible, también envió 7.415 “pistolas y revólveres” en abril de 2010 e hizo importantes exportaciones, hasta un total de 1.607 escopetas de un solo cañón, de 2009 a 2011.

De 2011 a 2013, Suiza informó de exportaciones a Egipto de munición de pequeño calibre (para pistolas, fusiles y ametralladoras) por valor de 295.871 dólares estadounidenses en total. 

Chipre informó de exportaciones a Egipto, entre octubre de 2011 y diciembre de 2012, de grandes lotes de cartuchos de escopeta por valor de 761.724 euros en total. 

Según información oficial egipcia, en 2010 China suministró al país armas de fuego para uso militar por valor de 100.831 dólares estadounidenses. 

Alemania también informó de exportaciones de 1.130 pistolas o revólveres durante 2009 y 2010 en lotes suficientes como para suscitar preocupación. 

Asimismo, España informó de una sola exportación de cartuchos de escopeta en febrero de 2013 por valor de 176.550 euros, mientras que Corea del Sur informó de exportaciones de cartuchos de escopeta en 2012 por valor de 450.965 dólares estadounidenses. 

Vehículos blindados y otro equipo militar

Hace muy poco, en enero de 2013, Francia suministró a las fuerzas de seguridad egipcias 47 vehículos blindados Serpa, similares a los 20 que había suministrado previamente. La semana pasada se vio utilizar muchos de estos vehículos para transportar personal policial y militar, y los manifestantes arrojaron uno por un puente. 

El 9 de octubre de 2011, varios manifestantes resultaron muertos en El Cairo cuando automóviles y vehículos blindados para transporte de personal egipcios que circulaban imprudentemente y a gran velocidad con objeto de disolver una manifestación fundamentalmente copta avanzaron contra la multitud. 

Entre los vehículos blindados de oruga para transporte de personal utilizados en las operaciones de represión hay muchos M-113 del tipo estándar de la OTAN. Países Bajos ha enviado anteriormente 105 variantes de este vehículo (AIVF), mientras que Estados Unidos ha suministrado más de 250 en el marco de su enorme programa de ayuda militar a Egipto.

Las semana pasada, las fuerzas de seguridad egipcias utilizaron también un helicóptero militar de combate Boeing AH-64 Apache en labores de vigilancia aérea en El Cairo destinadas a facilitar el mando y el control de las operaciones, y utilizaron bulldozers blindados Caterpillar D7R para disolver manifestaciones y derribar barricadas. Ambos tipos de equipo militar se fabrican en Estados Unidos.

Según dos grupos de investigación, TransArms Estados Unidos e International Peace Information Service, en enero de este año han atracado en Damietta, Egipto, dos barcos de la naviera American President Lines (APL), que partieron de puertos estadounidenses. 

Los grupos de investigación han conseguido seis facturas de cargamento –documentos utilizados en el transporte marítimo de mercancías– de los barcos.  Según estos documentos, el cargamento incluía piezas y componentes para vehículos tácticos y de apoyo, Humvees (HMMWVs) militares, vehículos blindados y tanques, helicópteros y aviones de varios tipos, equipo militar electrónico y radares, varios tipos de misiles y varios tipos de sustancias químicas peligrosas.

Según estadísticas del Departamento de Estados estadounidense, en 2011 el gobierno de Estados Unidos autorizó ventas de armas a Egipto por valor de más de 100 millones de dólares estadounidenses. Se incluyen en ellas unos 73.000 artículos –por valor superior a 1,7 millones de dólares estadounidenses– calificados como “agentes tóxicos”, la categoría a que pertenece el gas lacrimógeno. Estados Unidos envió una cantidad similar de agentes tóxicos a Egipto en 2010.

Las licencias de exportación de armas de la UE concedidas en 2011 muestran que Francia exportó componentes electrónicos a Egipto por valor de 26,5 millones de euros, equipo para producción de armas por valor de 25 millones de euros, aviones militares por valor de 23 millones y bombas, cohetes y misiles por valor de 21 millones. España autorizó la venta de aviones militares por valor de 78,5 millones de euros, y Alemania concedió permisos para vehículos militares de tierra por valor 57,3 millones de euros, equipo electrónico por valor de 9 millones y barcos para la marina por valor de 6 millones.

AI Index: PRE01/425/2013
Region Middle East And North Africa
Country Egypt
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress