Malí

Human Rights in República de Malí

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Mali is now live »

Jefe del Estado provisional
Dioncounda Traoré (sustituyó a Amadou Toumani Touré en abril)
Jefe del gobierno provisional
Diango Cissoko (sustituyó en diciembre a Cheick Modibo Diarra, que había sustituido a Mariam Kaïdama Cissé Sidibé en abril)

Información general

En enero, grupos armados islamistas y tuaregs iniciaron un levantamiento que en marzo desencadenó un golpe de Estado militar en la capital, Bamako, que derrocó al presidente democráticamente elegido, Amadou Toumani Touré. Estos acontecimientos tuvieron como consecuencia la partición de hecho del país en abril. A pesar del nombramiento en abril de un jefe de Estado y un primer ministro provisionales, los líderes del golpe de Estado militar, al mando del capitán Amadou Haya Sanogo, siguieron ejerciendo influencia política.

El conflicto en el norte causó bajas militares y civiles y dio lugar al desplazamiento masivo de más de 400.000 personas, que encontraron refugio en el sur de Malí o en países vecinos, como Argelia, Burkina Faso, Mauritania y Níger.

A partir de abril, el norte estuvo bajo el control absoluto de varios grupos armados como el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) de los tuaregs y tres grupos islamistas: Ansar Eddin, Movimiento por la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUJAO) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

En julio, el gobierno remitió la situación de crisis en el país a la Corte Penal Internacional por entender que las autoridades nacionales no tenían capacidad para investigar y enjuiciar estos delitos. En julio y agosto, la Corte realizó una investigación preliminar para determinar si debía abrirse una investigación. Al terminar el año no se conocían los resultados.

En octubre, líderes africanos de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) decidieron trazar un plan de intervención militar para recuperar el control del norte con el respaldo de la ONU y de varios gobiernos, como los de Francia y Estados Unidos.

En diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó a una fuerza liderada por países africanos a tomar “todas las medidas necesarias” para recuperar el control del norte de Malí, que estaba en manos de grupos armados.

Arriba

Violaciones cometidas por las fuerzas de seguridad

En su lucha contra el MNLA, el ejército lanzó varios ataques indiscriminados contra objetivos civiles en la región de Kidal.

  • En febrero, un helicóptero del ejército disparó contra el campo de Kel Essouck, cerca de Kidal; al menos 12 personas resultaron heridas y una niña de cuatro años, Fata Walette Ahmedou, perdió la vida al ser alcanzada por un proyectil.
Arriba

Tortura y otros malos tratos y ejecuciones extrajudiciales

Las fuerzas de seguridad sometieron a tortura y otros malos tratos o ejecutaron extrajudicialmente a personas por sospechar que eran partidarias de grupos armados, o simplemente por ser tuaregs.

  • En enero, unos soldados detuvieron a dos tuaregs acusados de suministrar gasolina a grupos armados en Menaka. Los golpearon con las culatas de los fusiles.
  • En abril, unos soldados detuvieron a tres hombres desarmados, dos de ellos tuaregs, acusados de espiar para el MNLA en Sevaré. Los golpearon con las culatas de los fusiles y después los ejecutaron extrajudicialmente.
  • En septiembre, los militares detuvieron a 16 ciudadanos malienses y mauritanos en Diabaly y los ejecutaron extrajudicialmente por sospechar que eran partidarios de grupos armados islamistas. Los 16 eran miembros de un movimiento de predicadores musulmanes, la Dawa, que habían llegado de Mauritania para asistir a una reunión anual de su movimiento en Bamako. Se abrió una investigación pero al terminar el año los resultados no se habían hecho públicos.
Arriba

Detención y reclusión arbitrarias

Se detuvo y se recluyó sin cargos a personas sospechosas de ser partidarias del MNLA.

  • En febrero, cuatro personas, entre ellas la presidenta y la vicepresidenta de la Asamblea de Mujeres de Azawad, fueron detenidas en la región de Kidal y trasladadas a Bamako. Quedaron en libertad en abril a cambio de 13 personas retenidas en poder del MNLA.
Arriba

Abusos cometidos por la junta militar

Ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y tortura

En mayo, después de un intento de contragolpe de Estado, soldados y agentes de policía leales al ex presidente Touré fueron torturados y ejecutados extrajudicialmente o fueron víctimas de desaparición forzada. Dos soldados murieron apuñalados por personal del ejército leal a la junta en el campamento militar de Kati, cerca de Bamako. Más de 20 fueron víctimas de desaparición forzada después de ser secuestrados de sus celdas. Al terminar el año seguía sin saberse nada de ellos. Algunos soldados y agentes de policía fueron sometidos a abusos sexuales y estuvieron recluidos en duras condiciones durante su interrogatorio y reclusión.

Reclusión arbitraria

La junta militar detuvo y recluyó arbitrariamente a opositores políticos que protestaban contra su golpe de Estado.

  • En marzo, la junta detuvo a varios políticos, entre ellos el ministro de Asuntos Exteriores, Soumeylou Boubèye Maïga, y el ministro de Administración Territorial, Kafougouna Koné. Los detenidos estuvieron recluidos sin cargos, algunos de ellos durante 20 días, en el campamento militar de Kati.
  • En abril, varios opositores de la junta militar, entre ellos el ex primer ministro Modibo Sidibé y el ex ministro de Hacienda Soumaila Cissé, fueron detenidos y trasladados al campamento militar de Kati. Quedaron en libertad sin cargos dos días después.

Libertad de prensa

En marzo, la junta militar empezó a atacar a periodistas para impedir que cumpliesen su labor de informar.

  • En marzo, cinco periodistas fueron detenidos en Bamako por soldados y llevados al campamento militar de Kati; quedaron en libertad unos días después. Soldados leales a la junta militar detuvieron, infligieron malos tratos y amenazaron de muerte a otro periodista, Omar Ouahmane, ciudadano francés que trabajaba para la emisora de radio France Culture.
  • En junio, una emisora de televisión de titularidad privada, Africable TV, fue censurada cuando se disponía a emitir una entrevista con un dirigente del MNLA.
Arriba

Abusos cometidos por grupos armados

Homicidios arbitrarios y tortura

Los grupos armados cometieron graves violaciones del derecho internacional humanitario al torturar y ejecutar a soldados malienses a los que habían hecho prisioneros.

  • En enero, soldados malienses capturados en una emboscada en Tilemci fueron atados y golpeados con las culatas de los fusiles.
  • En enero, decenas de soldados malienses fueron abatidos a tiros y otros fueron degollados por miembros de Ansar Eddin tras ser hechos prisioneros en Aguelhoc.

Violencia contra mujeres y niñas

Durante la toma del norte del país por grupos armados y después de ella, los integrantes de estos grupos violaron –en algunos casos de forma colectiva– a varias mujeres y niñas. La mayoría de las mujeres fueron secuestradas en sus domicilios o en la calle y llevadas a un campamento militar.

  • A finales de marzo y principios de abril, varias mujeres fueron agredidas y violadas en Gao cuando obtenían alimentos en la Oficina de Seguridad Alimentaria (OPAM).
  • En abril, según la información recibida, mujeres pertenecientes al grupo étnico bambara fueron atacadas y violadas en Menaka por integrantes del MNLA.
  • A finales de julio y principios de agosto, seis mujeres fueron atacadas en Gossi por varios integrantes de un grupo armado que viajaban en motocicletas. Los atacantes les robaron las pertenencias y a tres de ellas las capturaron y las violaron.

Castigos corporales

Grupos armados islamistas infligieron castigos corporales y dieron muerte de manera deliberada y arbitraria a personas que se negaban a acatar las nuevas reglas y conductas impuestas por esos grupos de acuerdo con su interpretación de la ley islámica.

  • En junio, miembros del MUJAO azotaron a unas personas que fumaban en Bourem.
  • En julio, en Timbuctú, miembros de Ansar Eddin acusaron a un hombre de beber alcohol y le propinaron 40 azotes con vara.
  • En julio, unos miembros de Ansar Eddin lapidaron públicamente hasta morir en Aguelhoc a una pareja no casada que había tenido un hijo.

A varias personas acusadas de hurto o robo se les amputaron miembros después de simulacros de juicios.

  • En agosto, a un ganadero tuareg acusado de robar ganado se le amputó la mano derecha.
  • En septiembre, a cinco personas acusadas de robo se les amputaron el pie derecho y la mano izquierda.
Arriba

Niños y niñas soldados

Ambos bandos del conflicto reclutaron a niños soldados.

En la zona del país controlada por el gobierno, las milicias de autodefensa reclutaron y adiestraron a niños con el apoyo de las autoridades en el periodo previo a una ofensiva prevista para recuperar el control del norte.

Los grupos armados que tomaron el control del norte del país también reclutaron a niños. En muchos casos los destinaban a puestos de control para registrar a quienes pasaban por ellos.

Arriba

Derecho a la educación y la cultura

El derecho a la educación en el norte se vio menoscabado por AQMI, que prohibió la enseñanza del francés en las escuelas y la enseñanza conjunta de niños y niñas.

  • En marzo, todas las escuelas y bibliotecas de Kidal fueron incendiadas y saqueadas salvo dos madrazas (escuelas islámicas).

El derecho a la cultura se vio menoscabado cuando grupos armados islamistas destruyeron mausoleos históricos. Afirmaron que lo hacían para poner fin al culto a los santos.

  • En mayo, miembros de AQMI, apoyados por Ansar Eddin, emprendieron una serie de destrucciones con la profanación del mausoleo del santo musulmán Sidi (Mahmoud Ben) Amar en Timbuctú.
Arriba

Actos de terrorismo y secuestros

Al terminar el año, 14 rehenes estaban retenidos en el norte del país en poder de grupos armados, entre ellos AQMI.

  • Siete ciudadanos argelinos, entre los que se encontraba el cónsul de Argelia en Gao, fueron secuestrados en abril por miembros del MUJAO. Tres de ellos fueron liberados en julio.
  • En julio, tres personas, dos de nacionalidad española y una italiana, secuestradas por miembros del MUJAO en Argelia en octubre de 2011, fueron liberadas cerca de Gao, según se supo a cambio de la liberación de tres islamistas en países vecinos.
  • El 20 de noviembre, el ciudadano francés Gilberto Rodriguez Leal fue secuestrado en el oeste de Malí. El secuestro fue reivindicado por el MUJAO.
Arriba

Pena de muerte

El Tribunal de lo Penal de Bamako condenó a muerte a 10 personas durante el año. Cuatro de ellas habían sido declaradas culpables de asociación criminal, robo, conspiración y posesión ilegal de armas de fuego, y dos de complicidad en asesinato.

Arriba