Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

26 February 2008

Nigeria: El sistema de justicia penal está fallando estrepitosamente al pueblo nigeriano; la mayoría de los reclusos no han sido

 

(Abuja, Nigeria) Amnistía Internacional ha expuesto hoy, 26 de febrero, la terrible situación del sistema penitenciario de Nigeria, y ha manifestado que las prisiones nigerianas están llenas de personas cuyos derechos humanos se violan sistemáticamente.

La organización ha declarado que el sistema de justicia penal está fallando estrepitosamente al pueblo nigeriano, y ha calificado este sistema de "cadena de montaje de injusticia, de principio a fin".

En un detallado y estremecedor informe de 50 páginas, la organización revela que al menos el 65 por ciento de los reclusos de Nigeria no han sido condenados por delito alguno, y algunos permanecen en espera de juicio hasta 10 años. También revela que la mayoría de los reclusos encerrados en prisiones nigerianas carecen de recursos para contratar un abogado, y sólo uno de cada siete de los que están en espera de juicio tiene acceso a asistencia letrada privada (mientras solamente hay 91 abogados de oficio en todo el país). Además, ilustra cómo las terribles condiciones de reclusión, entre las que se incluye el hacinamiento extremo, dañan seriamente la salud física y mental de miles de reclusos.

La tortura a manos de la policía es asimismo práctica habitual y generalizada, y en los juicios es frecuente la presentación como prueba de "confesiones" obtenidas mediante tortura.

"Los problemas del sistema de justicia penal de Nigeria -y especialmente sus prisiones- son tan ostensibles y atroces que el gobierno nigeriano no tiene más remedio que reconocerlos, y ha prometido repetidamente que reformará el sistema", ha manifestado Aster van Kregten, en una conferencia de prensa en Abuja.

"Sin embargo, la realidad es que las personas encarceladas tienen pocas probabilidades de que se respeten sus derechos, y aún menos las personas sin recursos económicos. Algunas de estas personas podrían pasar el resto de sus días entre rejas en condiciones atroces sin haber sido condenadas por un delito: en ocasiones, sencillamente porque la policía ha perdido el expediente de su caso."

"Muchos reclusos en espera de juicio son considerados de hecho culpables, pese a que apenas existen pruebas de su participación en el delito del que se los acusa."

Amnistía Internacional ha revelado también cómo, con demasiada frecuencia, se encarcela junto con criminales convictos a personas que no son sospechosas de delito alguno. Algunas son personas que han sido detenidas en lugar de un familiar al que la policía no consigue localizar, y otras sufren enfermedades mentales y han sido llevadas a la prisión por familias que no pueden o no quieren cuidar de ellas. La mayoría no tiene un abogado que las defienda.

Uno de estos casos es el de Bassy, una enferma mental de 35 años a quien su hermano llevó a la prisión diciendo que la familia ya no podía hacerse cargo de ella. Las autoridades penitenciarias la clasificaron como "lunática civil". Sin que se la acusara de ningún delito ni se la llevara ante un juez, Bassy pasó casi tres años en prisión, durmiendo en el suelo de una celda junto con 11 mujeres más. Tras la intervención de PRAWA, ONG nigeriana que trabaja sobre los encarcelamientos de personas con enfermedad mental, fue trasladada finalmente a un hospital, donde recibe tratamiento.

"Cuando un Estado detiene o encarcela a una persona exclusivamente por ser familiar de un sospechoso o por sufrir una enfermedad mental, está violando el derecho de esa persona a no sufrir detención o reclusión arbitraria: un derecho garantizado en la Declaración Universal de Derechos Humanos", ha manifestado van Kregten.

Los casos tardan tanto en llegar a los tribunales que los reclusos, cuando finalmente son juzgados y condenados, se muestran reacios a presentar una apelación. Incluso los que afirman ser inocentes dicen que corren el riesgo de permanecer en prisión esperando que se vea su apelación más tiempo que si se limitan a cumplir su condena.

Amnistía Internacional también ha destacado las malas condiciones del personal penitenciario, que trabaja jornadas largas y agotadoras por salarios bajos que, a menudo, cobra con retraso. Los bajos salarios a veces conducen a que los guardias extorsionen a los reclusos, y la escasez de personal crea problemas de seguridad tanto para los guardias como para los reclusos. Es habitual que se deje que los reclusos establezcan su propio gobierno y asuman funciones disciplinarias que incluyen la imposición de castigos corporales, encierros en lugares pequeños y en régimen de aislamiento, y restricciones de la dieta, medidas todas ellas contrarias a las normas internacionales.

"El gobierno nigeriano está sencillamente incumpliendo sus obligaciones nacionales e internacionales en lo que se refiere al sistema de justicia penal, y debe empezar a cumplirlas de manera seria y urgente", ha manifestado van Kregten. "Las condiciones que observamos y las historias que escuchamos de boca de los reclusos son una vergüenza nacional."

Información complementaria

El gobierno de Nigeria ha manifestado en numerosas ocasiones su voluntad de reformar el sistema de justicia penal, y ha reconocido el papel que dicho sistema ha desempeñado en el establecimiento de una situación de hacinamiento y detenciones prolongadas. Pese a los muchos comités y comisiones presidenciales que han recomendado reformas, estas recomendaciones no se han puesto en práctica. En lugar de eso, el gobierno ha establecido nuevos comités y comisiones para que estudien, revisen y armonicen las recomendaciones anteriores.

Si desean consultar una copia completa del informe Nigeria: Prisoner's rights systematically flouted, hagan clic aquí.

AI Index: PRE01/065/2008
Region Africa
Country Nigeria
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress