Annual Report 2013
The state of the world's human rights

17 April 2013

Israel: Las investigaciones militares de violaciones en el conflicto de Gaza refuerzan la impunidad

Israel: Las investigaciones militares de violaciones en el conflicto de Gaza refuerzan la impunidad
Diez miembros de la familia Al Dalu murieron al ser alcanzada su vivienda en la ciudad de Gaza por un ataque aéreo israelí.

Diez miembros de la familia Al Dalu murieron al ser alcanzada su vivienda en la ciudad de Gaza por un ataque aéreo israelí.

© Amnesty International


Una vez más, los militares israelíes afirman estar investigándose a sí mismos, y no hay medio de que las víctimas de los ataques israelíes y sus familiares en Gaza o las organizaciones de derechos humanos sepan si el examen que llevan a cabo las FDI no es más una manera de dar tiempo a los soldados para que coordinen sus versiones de los hechos, haciendo más improbable si cabe la justicia.
Source: 
Ann Harrison, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional
Date: 
Wed, 17/04/2013

La decisión de los militares israelíes de no abrir investigaciones criminales sobre unos 65 casos de “presunta conducta indebida” de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) durante la operación “Pilar Defensivo”, el conflicto armado que tuvo lugar en la Franja de Gaza durante ocho días del año pasado, es otra medida que refuerza la impunidad, ha afirmado Amnistía Internacional, ya que algunos de los casos cerrados podrían ser constitutivos de violaciones graves del derecho internacional humanitario y potencialmente de crímenes de guerra.

En su actualización del 11 de abril, la Procuraduría General Militar de Israel afirmó que había decidido cerrar las investigaciones sobre unos 65 de los incidentes que había examinado del conflicto que se prolongó del 14 al 21 de noviembre de 2012. Al menos otros 15 incidentes están siendo examinados todavía. La actualización no ofrecía detalles sobre la mayoría de los casos cerrados, lo que impide evaluar en detalle las repercusiones de esta decisión.

Durante el conflicto cometieron ataques ilegales tanto las fuerzas israelíes, que atacaron más de 1.500 objetivos en todo el territorio de la Franja de Gaza, como los grupos armados palestinos, que dispararon indiscriminadamente más de 1.500 cohetes hacia Israel. Al menos 100 civiles palestinos, entre ellos más de 30 niños y niñas, y cuatro civiles israelíes perdieron la vida.

Amnistía Internacional ha investigado al menos tres de los casos cerrados por los militares israelíes. Dos de ellos fueron ataques israelíes contra viviendas familiares en los que murieron y resultaron heridos civiles. En el tercer caso, un misil israelí impactó en el hospital de campaña jordano en la ciudad de Gaza.

“Estas investigaciones no cumplen con la obligación de Israel de llevar a cabo investigaciones independientes e imparciales sobre las denuncias de crímenes de guerra”, ha afirmado Ann Harrison, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Descartar las investigaciones criminales sobre presuntas violaciones graves del derecho internacional humanitario que se saldaron con la muerte de 15 civiles, sobre la base de exámenes realizados por oficiales militares sin escrutinio externo, niega la justicia a las víctimas y alimenta una impunidad que alienta nuevas violaciones del derecho internacional.

“Las investigaciones militares de Israel sobre la operación 'Plomo Fundido' –el conflicto armado que tuvo lugar durante 22 días en 2008-2009 – no se ajustaron a las normas internacionales: adolecieron de falta de independencia, imparcialidad, transparencia, competencia adecuada y poderes de investigación suficientes.

“Nada indica que las investigaciones que Israel está llevando a cabo sobre el conflicto más reciente, todas ellas realizadas una vez más por los militares, hayan abordado estas deficiencias fundamentales.”

Tres de los casos cerrados mencionados por el procurador general militar han sido investigados exhaustivamente por Amnistía Internacional.

Bombardeo de la vivienda de la familia Al Dalu

Hacia las 2.30 de la tarde del 18 de noviembre de 2012, 10 miembros de la familia Al Dalu, entre ellos cuatro menores de ocho años, una joven de 17 años y cuatro mujeres, murieron al ser arrasada su vivienda en la barriada densamente poblada de Al Nasser, en la ciudad de Gaza, por una bomba de gran tamaño, lanzada sin previo aviso por un avión de combate israelí.

El ataque causó graves daños en varias viviendas vecinas. En la casa colindante, Abdallah Mohammed al Muzannar, de 19 años, y su abuela, Amina Matar al Muzannar, de 79 años, murieron aplastados al derrumbarse las paredes a causa de la explosión, y otros miembros de la familia resultaron heridos.

La actualización de la Procuraduría General Militar afirma que el ataque iba dirigido contra un “importante agente terrorista” cuyo nombre no se facilita. Con anterioridad, los militares israelíes sostuvieron que el objetivo era Mohammed Jamal al Dalu, que sirvió en la policía civil de Hamás y fue presuntamente miembro de las brigadas Al Qassam. Portavoces israelíes han dado también otros nombres de objetivos.

Mohammed al Dalu murió en el ataque, junto con su esposa Samah y los cuatro hijos de corta edad de la pareja: Sara (7 años), Jamal (5 años), Yousef (4 años) e Ibrahim, de nueve meses.

Aun en el caso de que Mohammed Jamal al Dalu fuera miembro de las brigadas Al Qassam, Amnistía Internacional cree que el ataque fue desproporcionado y por tanto ilegítimo.

La actualización afirma que la elección de las municiones en el ataque se hizo para “reducir la posibilidad de daños colaterales”. Pero lanzar una bomba aérea de gran tamaño en una zona residencial densamente poblada sin previo aviso no puede considerarse un intento de buena fe de reducir al mínimo los daños a la población civil.

La actualización no demuestra que las FDI tomaran todas las precauciones posibles para reducir al mínimo las bajas civiles. A menos que las FDI puedan probar ese extremo, Amnistía Internacional cree que el ataque contra la vivienda de la familia Al Dalu debe ser investigada como posible crimen de guerra.

Ataque con misiles contra el apartamento de la familia Al Shawwa

Yusra Basil al Shawwa, de 18 años, murió por los efectos de uno de los dos misiles israelíes que cayeron en el apartamento de su familia, en la zona densamente poblada de Shujaiyyeh, al este de la ciudad de Gaza, hacia las 4.30 de la tarde del 20 de noviembre de 2012. Su madre, Mona Adel al Shawwa, resultó gravemente herida.

Otros tres civiles que estaban en la calle (Tareq Awni Hijeileh, Saqer Yousef Bulbul y Mahmoud Muhammed al Zuhri) perdieron la vida en el ataque, y un mínimo de 20 personas más resultaron heridas por la metralla de los misiles o por los escombros, al menos dos de ellas de gravedad.

La actualización de las FDI afirma que el objetivo del ataque era un “terrorista de alto rango que estaba presente en el edificio en ese momento”, pero no da su nombre, y afirma que se usaron municiones de precisión.

Sin embargo, las calles estaban abarrotadas en el momento del ataque porque una delegación oficial de la Liga Árabe recorría la zona y acababa pasar por la calle Baghdad, donde está situado el apartamento.

Los militares israelíes debían de disponer de información sobre las condiciones en la zona, a través de vehículos aéreos no tripulados de vigilancia y de otros medios. Las FDI tienen la responsabilidad de demostrar que el ataque no fue desproporcionado ni indiscriminado en otros aspectos, y por tanto ilegítimo. La información que se ofrece en la actualización es insuficiente para disipar estos motivos de preocupación.

Daños causados por un misil en el hospital de campaña jordano en la ciudad de Gaza

Al menos tres hospitales y cuatro clínicas de atención primaria en la Franja de Gaza resultaron dañados durante el conflicto. El hospital de campaña jordano en la ciudad de Gaza, que funcionaba desde enero de 2009, fue alcanzado por un misil israelí el 19 de noviembre de 2012 hacia las 10.20 de la noche.

El misil causó daños en dos plantas del hospital, que afectaron al área de recepción de sus clínicas de dermatología y maternidad. No hubo heridos porque la clínica había sido cerrada ya para la noche y el último paciente había salido poco antes, pero decenas de personal médico y de enfermería y empleados del hospital se hallaban en las instalaciones en ese momento y no sufrieron daños por muy poco.

La actualización de los militares israelíes afirma que los daños causados al hospital de campaña jordano fueron involuntarios y fueron consecuencia de “ataques contra objetivos terroristas o armas en las proximidades”, pero no ofrece más detalles.

Los militares israelíes debían de conocer la ubicación del hospital. Miembros del personal entrevistados por Amnistía Internacional en diciembre de 2012 afirmaron que las instalaciones del hospital no habían sido utilizadas indebidamente por ningún grupo armado durante el conflicto y que no se recibió aviso alguno antes de que el misil impactara en las instalaciones.

Los hospitales gozan de protección frente a ataques en virtud del derecho internacional humanitario. El ataque deliberado contra instalaciones médicas sería constitutivo de crimen de guerra. Sigue recayendo sobre las autoridades israelíes la carga de la prueba de que los daños sufridos por el hospital de campaña jordano fueron realmente no deliberados y que se tomaron todas las precauciones posibles para evitar víctimas civiles.

Los militares se investigan a sí mismos

Amnistía Internacional considera motivo de preocupación asimismo el hecho de que la “Comisión Especial del Estado Mayor” responsable de las investigaciones de las FDI se basara principalmente en informes de operaciones realizados por personal militar que carece de competencias o jurisdicción para llevar a cabo investigaciones criminales.

Los informes de operaciones, también llamados “investigaciones militares”, se realizan para que los planificadores militares israelíes puedan extraer lecciones para operaciones futuras; los materiales recogidos son confidenciales y no se entregan a los investigadores criminales ni siquiera en los contados casos en que una investigación criminal se abra con posterioridad, meses o años después.

“Una vez más, los militares israelíes afirman estar investigándose a sí mismos, y no hay medio de que las víctimas de los ataques israelíes y sus familiares en Gaza o las organizaciones de derechos humanos sepan si el examen que llevan a cabo las FDI no es más una manera de dar tiempo a los soldados para que coordinen sus versiones de los hechos, haciendo más improbable si cabe la justicia”, ha afirmado Ann Harrison.

“Israel debe llevar a cabo investigaciones inmediatas, imparciales, independientes y efectivas sobre estas y otras violaciones del derecho internacional denunciadas, incluidos posibles crímenes de guerra, cometidas por sus fuerzas en Gaza en noviembre de 2012.

“La administración de facto de Hamás en Gaza también debe llevar a cabo investigaciones inmediatas, imparciales e independientes sobre las denuncias de violaciones de cometidas por grupos armados palestinos durante el conflicto de noviembre de 2012, incluido el lanzamiento indiscriminado de cohetes, que es un crimen de guerra, y la ejecución sumaria de siete presuntos 'colaboradores'.

“Las dos partes deben ser objeto de una presión internacional seria para que lleven a cabo investigaciones creíbles. Recordamos a todos los Estados su obligación de ejercer la jurisdicción universal para investigar y enjuiciar los delitos de derecho internacional, incluidos los cometidos durante los conflictos Gaza-Israel de 2008-2009 y noviembre de 2012.

“Hasta que se lleven a cabo investigaciones independientes y creíbles y se logre la rendición de cuentas por las violaciones cometidas en estos dos conflictos, seguiremos pidiendo a todos los Estados que suspendan todas las transferencias de armas, municiones y material conexo y la asistencia militar a Israel, Hamás y los grupos armados palestinos.”

Read More

La nueva condición de Palestina en la ONU debe abrir la puerta a la justicia (Comunicado de prensa, 30 de noviembre de 2012)
Civiles afectados de lleno por el conflicto de Gaza (Blog, 29 de noviembre de 2012)
Investigamos los ataques con cohetes en Israel (Blog, 29 de noviembre de 2012)
Conflicto de Israel/Gaza: La ONU debe imponer un embargo de armas y enviar inmediatamente observadores internacionales (Comunicado de prensa, 19 de noviembre de 2012)
Israel/Gaza: Todas las partes implicadas deben dar marcha atrás y proteger a la población civil (Comunicado de prensa, 19 de noviembre de 2012)

Issue

Armed Conflict 
Crimes Against Humanity And War Crimes 
MENA unrest 

Country

Israel and Occupied Palestinian Territories 

Region

Middle East And North Africa 

Follow #israel @amnestyonline on twitter

News

18 September 2014

Nigeria’s police and military routinely torture women, men, and children – some as young as 12 – using a wide range of methods including beatings, shootings and rape... Read more »

04 September 2014

For years Amnesty International has been investigating and recording evidence of torture in Mexico. Here're some of the most shocking facts. 

Read more »
18 September 2014

The conviction of four peaceful protesters by a Thai military court today is an affront to justice and another sign of repression under military rule. 

Read more »
15 September 2014

European leaders must do more to provide safe and legal ways for refugees and migrants to access international protection in the European Union.

Read more »
18 September 2014

A controversial new cybercrimes law that criminalizes the spreading of “false news” on the internet poses a serious threat to freedom of expression in Qatar.

Read more »