Annual Report 2013
The state of the world's human rights

23 January 2013

Irán: Debe liberarse definitivamente a la abogada de derechos humanos

Irán: Debe liberarse definitivamente a la abogada de derechos humanos
La abogada iraní de derechos humanos y presa de conciencia, Nasrin Sotoudeh.

La abogada iraní de derechos humanos y presa de conciencia, Nasrin Sotoudeh.

© Payvand.com


La libertad de tres días concedida a Nasrin Sotoudeh ha sido una mera farsa cruel y demuestra el mínimo respeto que tienen las autoridades iraníes por las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.
Source: 
Ann Harrison, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional
Date: 
Wed, 23/01/2013

Una destacada abogada iraní de derechos humanos regresó a la cárcel el lunes, tras una reducción inesperada de un permiso temporal de tres días para visitar a su familia, que supuestamente iba a ser más largo.  

El 17 de enero, tras depositar una elevada fianza, se le concedió el primer permiso a Nasrin Sotoudeh, que cumple una condena de seis años de cárcel desde septiembre de 2010. 

Amnistía Internacional ha llevado a cabo una campaña extensa en aras de su liberación sin condiciones por ser presa de conciencia, dado que se le ha encarcelado única y exclusivamente por su trabajo pacífico como abogada de derechos humanos.

Sotoudeh ha negado todos los cargos formulados contra ella, entre los que figuran “difusión de propaganda contra el sistema” y pertenencia a una organización “ilegal”, el Centro para los Defensores de los Derechos Humanos.  

“Nasrin Sotoudeh, cuya labor en favor de los derechos humanos ha recibido reconocimiento internacional, como por ejemplo el Premio Sajarov, del Parlamento Europeo, obtenido el año pasado, es una presa de conciencia que debe ser puesta en libertad de inmediato, sin condiciones y definitivamente”, afirma Ann Harrison, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África. 

“La libertad de tres días concedida a Nasrin Sotoudeh ha sido una mera farsa cruel y demuestra el mínimo respeto que tienen las autoridades iraníes por las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.” 

Impacto sobre la familia de Sotoudeh

Los cargos formulados con imprecisión, como los que se imputan a Sotoudeh, no llegan a ser delitos comunes reconocibles, pero habitualmente conllevan el encarcelamiento de presos de conciencia. 

“Cada vez es más habitual que las autoridades iraníes utilicen la denegación del acceso a visitas de familiares como forma de castigo a los defensores de derechos humanos encarcelados. Los hijos de los presos a menudo se ven profundamente afectados por la ausencia de un padre o una madre, y la denegación de las visitas familiares lo único que hace es agravar su aflicción”, señala Harrison.

Antes de concederle a Sotoudeh el permiso de tres días —que se prevé en virtud de la legislación iraní—, se le había impedido con frecuencia mantener reuniones cara a cara con su marido Reza Khandan y su hija e hijo pequeños desde que ingresara en prisión en 2010. También se le negaba a menudo hablar con su familia.  

Entre tanto, las autoridades iraníes han acosado a sus familiares e incluso han emprendido medidas punitivas contra ellos.

En una ocasión, su marido fue detenido de la noche a la mañana por ejercer una defensa pacífica para conseguir la libertad de su esposa. 

Las autoridades también impusieron ilegalmente la prohibición de viajar a su hija de 13 años, hecho por el que Sotoudeh inició una huelga de hambre de 49 días en prisión a finales del año pasado. 

Khandan y varios activistas iraníes de los derechos de las mujeres se reunieron con parlamentarios para hablarles de su caso, y estos ayudaron a levantar la restricción de viajar, gracias a lo cual Sotoudeh puso fin a la huelga de hambre el 4 de diciembre de 2012.

Una portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento señaló que algunos miembros de la Comisión participaron en una inspección de la prisión de Evín el 21 de enero. Poco después de que se marcharan, Sotoudeh fue enviada de nuevo a la cárcel. 

Khandan manifiestó a Amnistía Internacional que su pronto regreso ha sido una sorpresa, y que se plantea escribir a los parlamentarios a fin de expresarles su preocupación por que la liberación de Nasrin haya podido ser un simple pretexto para garantizar que ella no estuviera presente cuando tuviera lugar la inspección. 

“Las autoridades nos habían indicado que su permiso iba a ser superior a tres días. Fue totalmente inesperado [que regresara tan pronto a la cárcel]... y cuando la llevamos de vuelta a la prisión de Evín, una vez en la entrada, los niños comenzaron a llorar; fue muy duro para los dos”, declara Khandan.

Otros excarcelamientos temporales

La semana pasada se les concedió un permiso temporal sujeto a condiciones a otros cuantos activistas y periodistas —todos presos de conciencia— encarcelados en Evín y otras prisiones iraníes. 

Una de ellos es Bahareh Hedayat, cuyo permiso también comenzó el 17 de enero, el mismo día de la puesta en libertad de Sotoudeh. 

Hedayat, una estudiante y activista en favor de los derechos de las mujeres, que fue detenida el 31 de diciembre de 2009 y cumple una condena de 10 años de cárcel, fue declarada culpable de los cargos de “insultos al presidente”, “insultos al líder”, “reunión y colusión para cometer delitos contra la seguridad nacional” y “difusión de propaganda contra el sistema”. 

El martes, 22 de enero, se les concedió la libertad temporal a cuatro periodistas encarcelados en la prisión de Evín y la cárcel de Rajai Shahr en Karaj, al noroeste de Teherán. 

Entre ellos estaban Mahsa Amrabadi y su marido, Masoud Bastani. Ambos han sido condenados y recluidos en prisiones diferentes por cargos relacionados con la seguridad, como por ejemplo, “propaganda contra el Estado”, por artículos que escribieron en relación con las polémicas elecciones presidenciales de 2009. 

Bahman Ahmadi Amoui (Ahmadi Amoui), un periodista que recibió el Premio Hellman-Hammett en 2011, también fue excarcelado temporalmente. Cumple una condena de cinco años de cárcel en la prisión de Rajai Shahr por los cargos de “difusión de propaganda contra el sistema” e “insultos al presidente”, entre otros, mientras que su mujer, Zhila Bani Yaghoub, que también es una periodista galardonada, permanece en la prisión de Evín, donde cumple una pena de un año de cárcel.

El cuarto periodista liberado el martes mediante un permiso es Ahmad Zeidabadi, que también es portavoz de la Asociación de Graduados. Lo condenaron en noviembre de 2009 a una pena de seis años de cárcel, cinco años en el exilio dentro del país y una prohibición de por vida de participar en toda actividad social y política después de aparecer en las vistas de un “juicio espectáculo” masivo en agosto de 2009.

El 10 de enero, el abogado y defensor iraní de derechos humanos, Mohammad Ali Dadkhah, también fue puesto en libertad mediante la concesión de un permiso. Comenzó a cumplir una pena de nueve años de cárcel en septiembre de 2012 después de ser condenado un año antes por cargos como los de “pertenencia a una asociación [el Centro para los Defensores de Derechos Humanos] que persigue el derrocamiento suave del gobierno” y “difusión de propaganda contra el sistema mediante entrevistas con medios de comunicación extranjeros”. 

“Cualquier excarcelamiento, aunque sea temporal, de estos presos y presas de conciencia representa buenas noticias para ellos y sus familiares, pero no deben regresar a prisión y sus condenas han de anularse. Las autoridades iraníes también deben liberar de inmediato y sin condiciones al resto de presos y presas de conciencia recluidos actualmente en las cárceles iraníes”, concluye Harrison.

Issue

Activists 
Freedom Of Expression 
Prisoners Of Conscience 

@amnestyonline on twitter

News

18 September 2014

Nigeria’s police and military routinely torture women, men, and children – some as young as 12 – using a wide range of methods including beatings, shootings and rape... Read more »

19 September 2014

The Guatemalan government is fuelling the fires of conflict by failing to consult local communities before awarding mining licences to companies.

Read more »
19 September 2014

A Thai court’s decision to uphold a 10-year prison sentence given to an editor and social activist for allegedly insulting the royal family continues the relentless erosion of... Read more »

19 September 2014

Ireland’s latest guidelines on abortion are mere window-dressing that will confuse health professionals and endanger women’s lives and rights.

Read more »
19 September 2014

The Egyptian authorities are putting at risk the life of a jailed activist, whose health has sharply deteriorated after more than 230 days on hunger strike, by denying him... Read more »