Vietnam

Human Rights in República Socialista de Vietnam

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Viet Nam is now live »

Jefe del Estado
Truong Tan Sang (sustituyó a Nguyen Minh Triet en julio)
Jefe del gobierno
Nguyen Tan Dung
Pena de muerte
retencionista
Población
88,8 millones
Esperanza de vida
75,2 años
Mortalidad infantil (‹5 años)
23,6 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
92,8 por ciento

Información general

En julio se formó un nuevo gobierno, y el primer ministro fue elegido para un segundo mandato de cinco años.

Desde junio hasta agosto, las autoridades permitieron una serie de protestas contra China en la capital, Hanoi, al aumentar las tensiones con respecto a la controvertida propiedad de las islas Paracel y Spratly, en el mar de China Meridional.

El relator especial de la ONU sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental visitó Vietnam en diciembre. Pidió el cierre inmediato de los centros de rehabilitación para personas que consumían drogas y trabajaban en la industria del sexo, haciendo referencia a la preocupación que suscitaban el internamiento obligatorio y la aplicación de tratamientos sin consentimiento.

En diciembre, países donantes que asistían a la reunión de un grupo consultivo en Hanoi pidieron al gobierno que mejorase su historial de derechos humanos, y le advirtieron de que la continua represión de la disidencia amenazaba la credibilidad internacional de Vietnam.

Top of page

Represión de la disidencia

Continuaron las severas restricciones a la libertad de expresión y asociación, y los disidentes que criticaban las políticas del gobierno eran objeto de una dura represión. Quienes mayor peligro corrían eran los activistas en favor de la democracia y las personas que pedían reformas o protestaban en relación con cuestiones medioambientales, de derechos laborales y sobre la tierra y de derechos de minorías étnicas y religiosas. Las autoridades recurrieron a ambiguas disposiciones del capítulo sobre seguridad nacional del Código Penal de 1999, en concreto a los artículos 79 (intención de “derrocar” al gobierno) y 88 (“difundir propaganda” contra el Estado), para castigar la disidencia pacífica.

Se celebraron al menos nueve juicios de disidentes, en los que se juzgó a 20 personas. Al finalizar el año se detuvo y recluyó en prisión preventiva a más de 18 personas, incluidos al menos 13 activistas católicos que apoyaban al disidente Cu Huy Ha Vu.

  • Cu Huy Ha Vu, defensor de los derechos humanos, jurista y ecologista, fue condenado en abril a siete años de cárcel con arreglo al artículo 88 del Código Penal. Se había querellado en dos ocasiones contra el primer ministro; en una de ellas intentó detener un polémico proyecto de explotación minera de bauxita, y en la otra cuestionó la legalidad de la prohibición de emprender acciones judiciales de grupo.
  • En mayo, Tran Thi Thuy, el pastor Duong Kim Khai y otros cinco activistas en favor del derecho a la tierra fueron condenados a entre dos y ocho años de cárcel por un tribunal de la provincia de Ben Tre. Se los había acusado de intentar “derrocar” al gobierno. Thuy había hecho campaña pidiendo justicia social para los agricultores de la provincia. El pastor Khai dirigía la congregación “Establo” de la iglesia menonita, y había ayudado a los agricultores cuyas tierras habían sido confiscadas a presentar una petición a las autoridades.
Top of page

Presos de conciencia

Decenas de presos de conciencia detenidos en años anteriores continuaban cumpliendo largas condenas impuestas en juicios sin las debidas garantías. Muchos estaban vinculados al movimiento en favor de la democracia Bloc 8406.

Un reducido número de presos de conciencia quedó en libertad. La escritora disidente Tran Khai Thanh Thuy fue excarcelada en julio, antes de finalizar su condena, tras acceder a exiliarse en el extranjero. Truong Quoc Huy, técnico de telefonía móvil, quedó en libertad en diciembre, ocho meses antes de concluir su condena de seis años de cárcel. El abogado de derechos humanos Nguyen Van Dai salió de prisión en marzo, tras haber cumplido su condena de cuatro años. Los dos hombres quedaron bajo arresto domiciliario por un periodo de hasta cuatro años.

  • En julio, la policía volvió a detener al padre Nguyen Van Ly, sacerdote católico y cofundador de Bloc 8406, que fue enviado de nuevo a la prisión de Ba Sao, en el norte de Vietnam. A raíz de que sufriera un derrame cerebral y se le diagnosticara un tumor cerebral, en marzo de 2010 se había suspendido por 12 meses su condena de ocho años de prisión. Las autoridades afirmaron que lo habían encarcelado de nuevo por distribuir folletos contra el gobierno mientras estaba en libertad por razones médicas.
  • El bloguero y periodista Nguyen Hoang Hai, conocido como Dieu Cay y cofundador del grupo independiente Club de Periodistas Vietnamitas Libres, continuaba recluido, según informes, por “difundir propaganda” contra el Estado. Las autoridades rechazaron las reiteradas solicitudes presentadas por su familia y su abogado para que se les permitiera visitarlo, y tampoco respondieron a las peticiones de información sobre su bienestar cuando un agente de las fuerzas de seguridad afirmó que Nguyen Hoang Hai había “perdido un brazo”.
Top of page

Discriminación: grupos étnicos y religiosos

Agentes de las fuerzas de seguridad continuaron hostigando y vigilando de cerca a miembros de grupos étnicos y religiosos a los que consideraban opositores al gobierno. Continuaron las disputas sobre la propiedad de la tierra entre las autoridades locales y la iglesia católica; en algunos casos, agentes de las fuerzas de seguridad hicieron un uso excesivo o innecesario de la fuerza contra personas que se manifestaban pacíficamente. El patriarca supremo de la prohibida Iglesia Budista Unificada de Vietnam continuaba bajo arresto domiciliario de facto. Un número indeterminado de miembros de las minorías étnicas montagnard seguían encarcelados desde las protestas celebradas en 2001 y 2004 en las tierras altas centrales.

  • En noviembre, la policía golpeó y detuvo al menos a 30 seguidores de Falun Gong que se manifestaban pacíficamente en el exterior de la embajada china en Hanoi en protesta por el juicio a Vu Duc Trung y Le Van Thanh, locutores de la emisora local de Falun Gong. Dos días después, éstos fueron condenados a dos y tres años de cárcel, respectivamente, porque la emisión llegaba ilegalmente a China, en donde Falun Gong estaba prohibido.
  • Nguyen Van Lia y Tran Hoai An, miembros de la iglesia budista Hoa Hao, fueron condenados en diciembre a cinco y tres años de cárcel, respectivamente, por “abusar de las libertades democráticas para atentar contra los intereses del Estado”. Nguyen Van Lia, de 72 años, y Tran Hoai An habían informado a diplomáticos extranjeros sobre las restricciones a la libertad de religión y otras violaciones de derechos humanos.
Top of page