Singapur

Human Rights in República de Singapur

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Singapore is now live »

Jefe del Estado
Tony Tan Keng Yam (sustituyó a S.R. Nathan en septiembre)
Jefe del gobierno
Lee Hsien Loong
Pena de muerte
retencionista
Población
5,2 millones
Esperanza de vida
81,1 años
Mortalidad infantil (‹5 años)
2,8 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
94,7 por ciento

Libertad de expresión

Las autoridades continuaron amenazando y castigando a las personas que criticaban al gobierno, recurriendo a desmesuradas leyes penales y civiles sobre difamación.

Durante las elecciones parlamentarias, el gobierno relajó algunas restricciones sobre el uso de nuevos medios de comunicación (como blogs y Facebook) para hacer campaña política.

  • El escritor británico Alan Shadrake fue encarcelado el 1 de junio, acusado de desacato al tribunal por escribir un libro en el que criticaba el uso de la pena de muerte por parte del poder judicial singapurés. Quedó en libertad y fue expulsado el 9 de julio.
  • En octubre, el líder de la oposición Chee Soon Juan, declarado en bancarrota tras la querella por difamación presentada por dos ex primeros ministros del país, no pudo viajar a Dubai para intervenir en un congreso de la Asociación Internacional de Abogados al denegarle el gobierno la autorización para salir del país, imprescindible en casos de bancarrota.
Top of page

Reclusión sin juicio

En septiembre, el ministro del Interior rechazó un llamamiento de ex presos políticos para derogar la Ley de Seguridad Interna.

El gobierno alegó que dos hombres recluidos con arreglo a la Ley de Seguridad Interna, Jumari bin Kamdi y Samad bin Subari, eran miembros de Yemaa Islamiya, y que un tercero, Abdul Majid Kunji Mohamad, era miembro del Frente Moro de Liberación Islámica. Los tres fueron detenidos en países vecinos y trasladados a Singapur.

  • El 1 de septiembre, las autoridades dejaron en libertad a Mohamed Khalim bin Jaffar, presunto miembro de Yemaa Islamiya detenido en 2002 en aplicación de la Ley de Seguridad Interna.
Top of page

Pena de muerte

  • Al menos cuatro personas fueron ejecutadas y cinco fueron condenadas a muerte. A comienzos de 2011, Singapur publicó en Internet algunas de sus estadísticas sobre la pena de muerte. Según el Servicio de Instituciones Penitenciarias de Singapur, en 2008 hubo seis ejecuciones judiciales, cinco en 2009 y ninguna en 2010. No se facilitó información oficial sobre las ejecuciones llevadas a cabo en 2011.
  • Yong Vui Kong, ciudadano malaisio de 23 años, agotó sus recursos judiciales y seguía condenado a muerte, en espera de que el presidente le concediese el indulto. Había sido condenado a la pena capital en 2009 por tráfico de drogas, un delito que conllevaba una condena a muerte preceptiva.
Top of page

Tortura y otros malos tratos

Continuaban imponiéndose los azotes con vara como pena judicial para alrededor de 30 delitos, incluidos los relacionados con la inmigración.

  • En septiembre, Ho Beng Hing, de 21 años, fue declarado culpable de escaparse de un reformatorio y condenado a tres azotes con vara, más de tres años de prisión y el pago de una multa.
Top of page

Escrutinio internacional

En mayo, Singapur se sometió al examen periódico universal de la ONU, en el que se evaluó su historial en materia de derechos humanos. El gobierno rechazó las recomendaciones para poner fin al uso de las condenas a muerte preceptivas y establecer una suspensión de la pena de muerte, pero aceptó algunas recomendaciones para proteger los derechos de los trabajadores y las trabajadoras migrantes.

Top of page