Nicaragua

Human Rights in República de Nicaragua

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Nicaragua is now live »

Jefe del Estado y del gobierno
Daniel Ortega Saavedra
Pena de muerte
abolicionista para todos los delitos
Población
5,9 millones
Esperanza de vida
74 años
Mortalidad infantil (‹5 años)
25,6 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
78 por ciento

Información general

Tras las elecciones de noviembre, estalló la violencia entre denuncias generalizadas de fraude electoral. Al menos cuatro personas perdieron la vida y decenas más resultaron heridas en enfrentamientos en todo el país entre partidarios y detractores de Daniel Ortega, que fue reelegido para un tercer mandato como presidente.

Top of page

Violencia contra mujeres y niñas

Las violaciones y los abusos sexuales seguían siendo motivo de preocupación. Pese a ello, en julio la Corte Suprema de Justicia redujo a cuatro años de prisión la condena impuesta a Farinton Reyes por la violación, en 2009, de su compañera de trabajo Fátima Hernández. La Corte trató de justificar su decisión en que Farinton Reyes había cometido el delito bajo la influencia del alcohol y en un estado de excitación sexual que no pudo controlar. Los jueces alegaron asimismo que Fátima Hernández había actuado de forma permisiva y había colaborado en la violación.

Derechos sexuales y reproductivos

Siguió en vigor la prohibición total de todas las formas de aborto, lo que dio lugar a violaciones graves de los derechos de las mujeres y las niñas. Las leyes penales revisadas que entraron en vigor en 2008 no permitían ninguna excepción a la prohibición. Por consiguiente, se negó el derecho a un aborto sin riesgo y legal a las mujeres y niñas embarazadas como consecuencia de una violación o cuya vida o salud corría peligro si continuaba el embarazo. Todos los tipos de aborto siguieron considerándose delito, y cualquier persona que intentase abortar o ayudase a abortar a otra corría el riesgo de ser enjuiciada.

En marzo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a Nicaragua a que adoptara medidas para poner fin a la violencia sexual contra mujeres y niñas y a que revocara la prohibición total del aborto.

Top of page

Libertad de expresión

Se conocieron nuevos casos de intimidación a trabajadores de los medios de comunicación en el contexto del acalorado debate político que tuvo lugar durante el periodo previo a las elecciones presidenciales de noviembre.

  • El 19 de febrero, un hombre no identificado telefoneó al periodista Luis Galeano y lo amenazó, diciendo: “[…] Tenés 72 horas para arrepentirte de lo que vas a publicar, de lo contrario no te va a ver más tu familia”. El comunicante se refería a una investigación que habían realizado Galeano y un colega suyo sobre un caso de corrupción en el que funcionarios del Consejo Supremo Electoral habían malversado fondos públicos. Al parecer, entre 2004 y 2008 los funcionarios se habían apropiado indebidamente de alrededor de 20 millones de dólares estadounidenses. Unas horas antes de la llamada, Luis Galeano había recibido un mensaje que le había dejado un hombre no identificado en el mostrador de recepción de las oficinas de su periódico, El Nuevo Diario. El mensaje en cuestión también hacía referencia a la investigación de Galeano sobre el caso de corrupción, y lo advertía de que no publicara el artículo.

En noviembre, cuando el Consejo Supremo Electoral anunció la victoria de Daniel Ortega en las elecciones presidenciales, hubo manifestaciones multitudinarias de protesta en todo el país.

  • El 10 de noviembre, unos simpatizantes del ala juvenil del Frente Sandinista de Liberación Nacional amenazaron y atacaron, al parecer, a un grupo de unos 30 activistas juveniles del movimiento Nicaragua 2.0 que participaban en una manifestación contra Daniel Ortega frente a la Universidad Centroamericana de Managua. Según los informes, los agentes de policía presentes en el lugar no intervinieron para impedir los ataques. Las ONG locales e internacionales pidieron que se adoptasen medidas para proteger el derecho de todos los nicaragüenses a manifestarse pacíficamente.
Top of page