Chad

Human Rights in República de Chad

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Chad is now live »

Jefe del Estado
Idriss Déby Itno
Jefe del gobierno
Emmanuel Djelassem Nadingar
Pena de muerte
retencionista
Población
11,5 millones
Esperanza de vida
49,6 años
Mortalidad infantil (‹5 años)
209 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
33,6 por ciento

Información general

Se organizaron elecciones legislativas y presidenciales en febrero y abril, respectivamente. La oposición boicoteó las presidenciales. El presidente Déby fue reelegido y nombró un nuevo gobierno en agosto.

Miles de chadianos regresaron de Libia al intensificarse la violencia en ese país. Más de 280.000 refugiados de Darfur, Sudán, y unos 130.000 chadianos internamente desplazados seguían viviendo en campos en el este de Chad. El ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, examinó con Chad y Sudán la posibilidad de promover el retorno voluntario de refugiados sudaneses. Al menos 68.000 personas, procedentes en su mayoría de la República Centroafricana, seguían viviendo en campos de refugiados en el sur de Chad.

Continuaron desplegados cerca de la localidad de Goré, en la frontera con la República Centroafricana, miles de soldados chadianos, enviados allí en 2010.

Top of page

Violencia contra mujeres y niñas

La violación y otras formas de violencia contra mujeres y niñas siguieron siendo prácticas muy extendidas en varias zonas de Chad. Entre las víctimas había chadianas internamente desplazadas, así como refugiadas y mujeres de las poblaciones locales y, en algunos casos, niñas. No se denunciaban todos los casos, entre otras razones por temor a represalias por parte de los agresores, que a menudo eran miembros de las mismas comunidades que las víctimas o de grupos armados y de las fuerzas de seguridad. Los responsables actuaban generalmente con impunidad.

  • La noche del 4 al 5 de marzo, una niña de 15 años fue secuestrada y violada varias veces por al menos tres hombres que vestían uniforme militar en la casa de un trabajador humanitario, durante un registro efectuado en busca de armas en la localidad de Goz Beida, en el este de Chad. Aunque la familia presentó una denuncia, al terminar el año las autoridades no habían respondido.
  • En julio, una mujer y su hija de 13 años fueron violadas por hombres que vestían uniforme militar en la localidad de Goré, en el sur de Chad. La niña murió en septiembre como consecuencia de las lesiones sufridas. Al terminar el año no se tenía constancia de que se hubiera abierto investigación alguna.
  • El 25 de diciembre, una mujer y tres muchachas refugiadas de Darfur fueron violadas por cuatro hombres armados cuando recogían leña cerca del campo de refugiados de Gaga, en el este de Chad. Según información recibida por las organizaciones humanitarias, la policía detuvo posteriormente a tres sospechosos.
Top of page

Niños y niñas soldados

El 15 de junio, Chad y la ONU firmaron un plan de acción sobre niños y niñas asociados a fuerzas y grupos armados en Chad, con el objetivo de poner fin al reclutamiento y uso de niños y niñas soldados. Al terminar el año no se sabía con certeza si había comenzado la implementación del plan.

Top of page

Condiciones de reclusión

Las condiciones de reclusión eran duras y equivalían a tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes. En los centros de reclusión prevalecían condiciones de hacinamiento, y en muchos casos los reclusos no tenían acceso a servicios de salud adecuados ni a otros servicios básicos. Muchos reclusos estaban enfermos y sufrían malnutrición.

Top of page

Muertes bajo custodia

El 17 de septiembre, nueve hombres murieron por asfixia cuatro horas después de haber sido recluidos en el cuartel de la Gendarmería Nacional de la localidad de Léré, en la región de Mayo-Kebbi Oeste, en el sur de Chad. Algunos habían sufrido malos tratos en el momento de su detención. Después de las muertes, los demás detenidos del cuartel fueron trasladados a la prisión central de Yamena, donde otro hombre, Bouba Hamane, falleció posteriormente. Al terminar el año no se tenía constancia de que se hubiera abierto investigación alguna sobre las 10 muertes.

Top of page

Tortura y otros malos tratos

La policía, la gendarmería y los miembros de la Agencia Nacional de Seguridad (ANS) torturaban de manera habitual a las personas detenidas, en ocasiones con la participación de las autoridades administrativas locales.

  • El 20 de septiembre, Guintar Abel, funcionario de la subdivisión de Ngondong del departamento de Lac Wey, en el sur de Chad, murió en un hospital tres semanas después de haber sido golpeado por un subprefecto local y sus guardaespaldas. Al terminar el año no se tenía constancia de que se hubiera tomado medida alguna.
Top of page

Detención y reclusión arbitrarias

Los miembros de la ANS seguían practicando detenciones arbitrarias y recluyendo a los detenidos sin cargos y, en algunos casos, sin permitirles recibir visitas de familiares, médicos o abogados. Asimismo, la policía y la gendarmería recluían a muchas personas por asuntos civiles, en contra de lo dispuesto en la Constitución y las leyes chadianas.

  • Dos estudiantes, Bebkika Passoua Alexis y Nedoumbayel Nekaou, fueron detenidos el 7 mayo en una estación de autobuses de Yamena por tener en su poder, presuntamente, documentos que animaban a los chadianos a organizar manifestaciones. Ambos estuvieron recluidos en régimen de incomunicación bajo custodia de la ANS antes de ser trasladados a la prisión central de Yamena. Se les impuso una condena condicional de ocho meses de cárcel y quedaron en libertad el 22 de septiembre.
Top of page

Defensores y defensoras de los derechos humanos

Los defensores y defensoras de los derechos humanos seguían sufriendo intimidación y hostigamiento por parte de las autoridades, sobre todo los que desempeñaban su labor en zonas remotas del este y el sur del país.

  • Kedigui Taroun Grace, presidenta local de la organización nacional de mujeres Célula[0] de Coordinación e Información de las Asociaciones Femeninas, fue detenida por la policía junto con otras cinco mujeres el 19 de septiembre en la localidad de Sarh, en el sur de Chad, luego de una manifestación de protesta contra la destitución de un subprefecto local. Las seis quedaron en libertad el mismo día, pero Kedigui Taroun Grace fue detenida de nuevo el 29 de septiembre. Volvió a quedar en libertad ese mismo día. No se la acusó formalmente de ningún delito, pero las autoridades locales le advirtieron de que estaba “politizada”.
  • El 19 de diciembre, Daniel Deuzoumbe Passalet, presidente de la organización chadiana Derechos Humanos sin Fronteras, fue detenido en Yamena. En una entrevista concedida el día anterior a Radio France Internationale había mostrado su preocupación por la impunidad en torno a la muerte de diez hombres que se encontraban en septiembre bajo custodia de la Gendarmería Nacional de Chad en Léré. Daniel Deuzoumbe Passalet fue liberado el 30 de diciembre, al resolver el Tribunal Superior de Yamena reunido en Moussoro que no existían pruebas suficientes para su inculpación.
Top of page

Libertad de asociación y reunión

Miles de manifestantes, entre los que había magistrados, docentes y trabajadores de la salud, protestaron de manera pacífica en Yamena en octubre y noviembre contra los bajos salarios y el aumento de los precios de los alimentos y el combustible. En el contexto de las manifestaciones, muchas personas fueron detenidas y golpeadas, y algunas quedaron recluidas.

Top of page

Libertad de expresión: sindicalistas

Los sindicalistas eran objeto de hostigamiento y detención arbitraria.

  • Boukar Barka, de 61 años, secretario general de la Confederación Sindical de Chad, fue detenido el 4 de noviembre en su domicilio, en Yamena, por miembros de los servicios de seguridad. Las autoridades afirmaron que la detención estaba relacionada con una sentencia judicial dictada anteriormente contra él por malversación. Quedó en libertad el 11 de noviembre, pero fue detenido de nuevo el 13 de noviembre y estuvo recluido en la comisaría de policía de Moursal hasta su traslado a la prisión central de Yamena el 14 de noviembre. Más tarde fue acusado formalmente de “provocación directamente vinculada a una manifestación no armada”.Antes de su detención y reclusión, Boukar Barka y su sindicato habían apoyado a antiguos trabajadores de Tchad Cameroon Contractor, empresa subcontratista de Esso relacionada con el proyecto del oleoducto Chad-Camerún.
Top of page

Desalojos forzosos

Continuaron en Yamena los desalojos forzosos iniciados en 2008; afectaron a cientos de personas, cuyos hogares fueron destruidos. Los desalojos se llevaron a cabo sin el debido proceso, sin aviso adecuado y sin consulta. No se proporcionó vivienda alternativa ni otra forma de indemnización a las personas que perdieron su hogar, pese a haberse dictado algunas órdenes judiciales en ese sentido. Al terminar el año, la mayoría de los lugares desalojados por la fuerza seguían desocupados. Las autoridades municipales de Yamena anunciaron nuevos planes de desalojo, que afectaban especialmente a quienes vivían en las zonas de Sabangali y Gassi 3 y 4 de la capital.

Top of page

Justicia internacional: Hissène Habré

Aunque la Unión Africana sostenía desde 2006 que el ex presidente de Chad Hissène Habré debía ser juzgado en Senegal “en nombre de África”, el juicio no tuvo lugar. En julio, la Comisión de la Unión Africana determinó que Ruanda era “el país más adecuado al que confiar el juicio de Hissène Habré”. Esta decisión se produjo tras la reunión de la Asamblea de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana, que instó a Senegal a acelerar el juicio de Hissène Habré o extraditarlo a otro país dispuesto a celebrarlo. Organizaciones de derechos humanos y víctimas chadianas y sus abogados manifestaron su preferencia de que el juicio se celebrase en Bélgica, país que había investigado el caso, había presentado cargos contra Hissène Habré por graves violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y humanitario y había dirigido una solicitud de extradición a Senegal en 2005, reiterada en noviembre de 2011. El gobierno de Chad apoyó públicamente esta opción. En noviembre, el Comité de la ONU contra la Tortura pidió a Senegal que cumpliera con su obligación de enjuiciar o extraditar a Hissène Habré.

Top of page

Impunidad

Continuaron actuando con impunidad funcionarios y miembros de grupos armados chadianos que eran responsables de graves violaciones de derechos humanos, como homicidios ilegítimos, violación y otras formas de tortura.

  • El 10 de enero, el presidente aprobó una ordenanza por la que se concedía amnistía para delitos cometidos por miembros de grupos armados. Entre los beneficiarios figuraban presuntos autores de crímenes de derecho internacional.
  • Al terminar el año no se habían puesto en práctica importantes recomendaciones de la comisión encargada de investigar los acontecimientos que habían tenido lugar en Chad entre el 28 de enero y el 8 de febrero de 2008, a pesar de un decreto presidencial de 23 de mayo de 2011 por el que se establecía un comité de seguimiento. Entre las recomendaciones figuraba la de abrir investigaciones sobre la suerte del líder opositor Ibni Oumar Mahamat Saleh, sometido a desaparición forzada tras ser detenido en su domicilio, en Yamena, por miembros de los servicios de seguridad el 3 de febrero de 2008.
Top of page