Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

9 March 2012

Arabia Saudí: Recluidos durante un año al menos seis hombres por intentar manifestarse

Un año después de la manifestación del "Día de la Ira" que se intentó celebrar en Riad, al menos seis hombres se consumen en prisión a causa de ello.

En el informe Saudi Arabia’s ‘Day of Rage’: One year on, Amnistía Internacional afirma que recientemente ha sabido que, además de Khaled al-Johani, quien se pensaba que fue el único manifestante del 11 de marzo de 2011, ese día fueron detenidos otros cuatro hombres, que continúan privados de libertad. El 4 de marzo de 2011 había sido detenido ya un sexto hombre.

La organización ha explicado que cree que cinco de ellos no han sido acusados de ningún delito ni juzgados durante el año transcurrido desde que los detuvieron.

"Recluir a alguien durante un año simplemente por intentar manifestarse es totalmente desmesurado -ha manifestado Philip Luther, director interino del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África-. Pero es lo que las autoridades saudíes parecen estar haciendo en nombre de la seguridad."

"El hecho de que acabemos de enterarnos del caso de estos hombres hace que nos preguntemos, con preocupación, si no habrá más personas detenidas en torno a las manifestaciones del año pasado de las que no sepamos todavía nada."

"Es hora de que las autoridades expliquen claramente quién más se halla recluido por actos de protesta y sobre qué base se lo mantiene en tal situación."

Los cinco hombres detenidos el 11 de marzo de 2011 y recluidos aún son Khaled al-Johani, Fadhel Nimr Ayed al-Shammari, Bandar Muhammad al-Utaybi y Thamer Nawaf al-Ezi, así como un hombre llamado, se cree, Ahmed al-Abdul Aziz. Previamente, el 4 de marzo de 2011, había sido detenido Muhammad al-Wad’ani.

Khaled al-Johani y Muhammad al-Wad’ani parecen hallarse recluidos en la prisión de Al Ha’ir, y los otros cuatro hombres, en la cárcel de Al Malaz de Riad.


Amnistía Internacional tiene información detallada que indica que al menos uno de los que están en la cárcel de Al Malaz fue sometido a tortura u otros malos tratos tras quedar recluido.

Al parecer, durante su reclusión en la Dirección General de Investigación del Ministerio del Interior, le impidieron dormir durante tres días arrojándole agua cada vez que caía dormido. 

Asimismo, parece que lo tuvieron hasta ocho horas con las manos atadas a una barra de hierro, sin dejarle sentarse en todo ese tiempo, y lo sometieron a palizas.

Al parecer, a ese mismo detenido se le ha negado la debida atención médica. Pese a haber recomendado un médico de la prisión hace tres meses que lo trasladen a un hospital para que lo examinen y atiendan,  pues tiene dañada la columna vertebral, posiblemente a causa de las palizas, continúa recluido y sin recibir atención médica especializada.

Sólo uno de los seis hombres ha sido sometido a juicio en el año transcurrido desde su detención, según la información de que dispone Amnistía Internacional.

En febrero de este año, Khaled al-Johani compareció ante el Tribunal Penal Especial de Riad, establecido en 2008 para juzgar a las personas acusadas de terrorismo; pero el Tribunal aplazó la causa hasta principios de abril.

En la vista, el fiscal general leyó una lista de cargos contra él, entre los que figuraban los de apoyar manifestaciones, encontrarse en el lugar de celebración de una manifestación y comunicarse con medios de comunicación extranjeros de manera perjudicial para la reputación del reino de Arabia Saudí.

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades saudíes que dejen en libertad de inmediato y sin condiciones a Khaled al-Johani y a todas las demás personas recluidas sólo por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y reunión. Los demás detenidos deben ser puestos también en libertad si no están acusados de ningún delito común reconocible ni van a ser juzgados con prontitud y de acuerdo con las normas internacionales sobre juicios justos.

La organización ha instado también a las autoridades a que retiren los cargos contra Khaled al-Johani, que considera incompatibles con las normas internacionales de derechos humanos.

"Las autoridades deben emprender de inmediato una investigación independiente sobre la presunta tortura y otros malos tratos y garantizar que los responsables de tales abusos son puestos a disposición judicial", ha señalado Philip Luther.

Estos seis hombres no son las únicas personas detenidas en Arabia Saudí el año pasado en relación con manifestaciones. Las fuerzas de seguridad detuvieron a centenares más, especialmente en el este del país, por protestar o expresar su oposición a las políticas del gobierno.

La mayoría de ellas fueron puestas en libertad sin cargos, pero algunas continúan recluidas sin cargos ni juicio y otras han sido acusadas de imprecisos delitos contra la seguridad o de otra índole.

AI Index: PRE01/125/2012
Region Middle East And North Africa
Country Saudi Arabia
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress