Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

29 February 2012

Temor por nueve personas devueltas por China a Corea del Norte

Las autoridades chinas no deben devolver a ningún norcoreano que cruce la frontera y sea aprehendido en tránsito a Corea del Sur, ha declarado Amnistía Internacional tras conocerse la devolución de nueve personas.


Al parecer, hay al menos 40 norcoreanos recluidos en centros de detención de la región nororiental de China, cerca de la frontera con Corea del Norte, tras ser aprehendidos en tránsito. Si son devueltos a Corea del Norte, correrían grave peligro de ser sometidos a torturas y otros malos tratos, y a trabajos forzados, y de ser recluidos en campos penitenciarios políticos y ejecutados.

Según informes, las autoridades norcoreanas condenaron en enero a quienes cruzaban la frontera y les amenazaron con severos castigos a su regreso.

“La denuncia que, según informes, ha hecho el nuevo gobierno de Corea del Norte contra quienes cruzan la frontera, en este momento de transición del liderazgo, podría indicar que quienes son devueltos podrían ser sometidos a castigos aún más severos de lo habitual”, afirma Rajiv Narayan, experto en Corea de Amnistía Internacional.

“Las autoridades norcoreanas deben garantizar que no se detiene ni enjuicia a nadie por ir a China, ni se le somete a violaciones graves de sus derechos humanos a su regreso.”

“Por su parte, las autoridades chinas deben dejar de infringir el derecho internacional y de devolver a personas a un país donde corren peligro de persecución, tortura y muerte.”

Corea del Norte atraviesa actualmente una transición del liderazgo tras la muerte de Kim Jong-il y la sucesión de su hijo Kim Jong-un en diciembre de 2011.

Algunas de las personas devueltas a Corea del Norte podrían ser recluidas en uno de los campos de la red de campos penitenciarios políticos del país, como el tristemente famoso centro Yodok, donde se obliga a los reclusos a realizar duros trabajos hasta 12 horas al día.

En 2011, varios ex detenidos de Yodok dijeron a Amnistía Internacional que los internos son obligados a trabajar en condiciones cercanas a la esclavitud y son sometidos a menudo a torturas y a otros tratos crueles, inhumanos y degradantes. Todas las personas entrevistadas habían presenciado ejecuciones públicas.

A los norcoreanos no les está permitido viajar al extranjero sin la autorización del Estado, lo que hace prácticamente imposible salir del país.

Sin embargo, pese a los significativos riesgos, cada año miles de norcoreanos cruzan ilegalmente la frontera con China.

China considera a todos los norcoreanos indocumentados migrantes económicos y los devuelve a Corea del Norte si son aprehendidos.

Aunque es Estado parte de la Convención de la ONU sobre los Refugiados, China viene impidiendo el acceso del ACNUR —el organismo de la ONU que se ocupa de los refugiados— a los norcoreanos que están en el país.

El derecho internacional prohíbe la devolución, directa o indirecta, de personas a un país donde corran el riesgo de sufrir persecución, torturas u otros malos tratos, o la muerte.

Las autoridades norcoreanas se niegan a reconocer y a dar acceso a observadores internacionales de derechos humanos, incluidos Amnistía Internacional y el relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte.

 

Información complementaria

 

China urged to avoid forced repatriation of 21 North Koreans, 14 de febrero de 2011

Corea del Norte: La muerte de Kim Jong-il, posible oportunidad para los derechos humanos19 de diciembre de 2011


AI Index: PRE01/111/2012
Region Asia And The Pacific
Country North Korea
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress