Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

12 January 2012

Camboya: Se insta a dejar en libertad a manifestantes pacíficos detenidos tras desalojo forzoso.

Las autoridades camboyanas deben dejar de inmediato en libertad a 24 mujeres y 6 niños que fueron detenidos ayer cuando se manifestaban pacíficamente en contra de su desalojo forzoso.
La detención de estas 30 personas se produjo cuando se manifestaban contra el desalojo forzoso y violento, la semana pasada, de unas 300 familias de Borei Keila, barrio pobre de Phnom Penh.
“Estas personas jamás deberían haber sido detenidas”, ha manifestado Donna Guest, directora adjunta de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía.
“Son mujeres y niños que figuran entre las personas más pobres y vulnerables de Camboya, y por defender sus derechos legítimos se los ha detenido y encerrado. Es preciso poner fin a este tipo de intimidaciones represivas.”
El 3 de enero, un equipo de trabajadores de una empresa constructora destruyó las viviendas de las familias, ante una fuerte presencia de fuerzas de seguridad. Según información proporcionada por observadores de los derechos humanos y por medios de comunicación, las fuerzas de seguridad hicieron claramente uso excesivo de la fuerza, al utilizar gas lacrimógeno y balas de goma contra los habitantes de la viviendas.
Durante los enfrentamientos se arrojaron piedras, troncos y botellas, y se detuvo al menos a ocho personas, que continúan detenidas. Según los informes, más de 64 personas resultaron heridas en el desalojo.
“Las autoridades deben abrir una investigación independiente y exhaustiva sobre las denuncias de uso excesivo de la fuerza y sobre el motivo de que se llevara a cabo el desalojo”, ha señalado Donna Guest.
Las 30 personas detenidas el 11 de enero se hallan recluidas en el Centro de Asuntos Sociales de Prey Speu de Phnom Penh, que las autoridades suelen utilizar para recluir arbitrariamente a personas sin hogar, drogadictos y trabajadoras sexuales detenidos en la calle. Las ONG de derechos humanos han informado de casos de violación e incluso asesinato de personas recluidas allí.
“Tememos que las 30 mujeres y niños detenidos ayer sufran malos tratos”, ha explicado Donna Guest.
Amnistía Internacional pide que se deje también en libertad a las ocho personas detenidas durante el desalojo del 3 de enero mientras se lleva a cabo la investigación de los hechos.
Los desalojos forzosos constituyen un incumplimiento de las obligaciones contraídas por Camboya en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, que prohíbe los desalojos sin garantías de alojamiento alternativo adecuado, aviso previo, consulta adecuada o salvaguardias jurídicas.
La mayoría de las personas desalojadas han sido trasladadas a dos lugares distintos. Según informes, en uno de ellos, Srah Po, las condiciones son malas, pues no hay saneamiento ni alojamiento adecuados. Algunas familias viven debajo de lonas, y a otras no se les ha asignado siquiera un terreno donde instalarse.
Borei Keila llevaba años acogiendo a una gran comunidad urbana pobre. En 2003, el gobierno hizo una “concesión de tierras para uso social” en la zona y compartió ésta con una inmobiliaria privada que prometió construir viviendas para quienes vivían en la pobreza.
Sin embargo, en abril de 2010, la inmobiliaria manifestó que no tenía medios para construir todas las viviendas prometidas. Las 300 familias estaban protestando contra la empresa y las autoridades locales desde entonces.

 

AI Index: PRE01/014/2012
Region Asia And The Pacific
Country Cambodia
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress