Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

13 January 2012

Myanmar: La liberación de presos políticos supone un gran paso adelante, pero las “puertas” deben abrirse aún más.

La liberación hoy en Myanmar de al menos 130 presos políticos –entre ellos los conocidos disidentes Htay Kywe, U Khun Htun Oo, Min Ko Naing y U Gambira– constituye un importante avance. Así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.
 
Esta amnistía es la segunda que se otorga este año, y la cuarta concedida por el gobierno de Myanmar desde las elecciones. Con ella, el total de presos políticos liberados asciende al menos a 477.
 
Sin embargo, según ha manifestado Amnistía Internacional, puesto que aún puede haber entre rejas más de un millar de presos políticos, muchos de los cuales son presos de conciencia, la concesión de amnistías debe continuar hasta que todos ellos sean liberados.
 
“Esta liberación de presos políticos supone un gran paso adelante, pero las puertas deben abrirse aún más para que salgan por ellas todos los presos de conciencia restantes”, ha manifestado Benjamin Zawacki, investigador de Amnistía Internacional para Myanmar. 

“Las autoridades deben poner fin a esta tarea, de una vez por todas.”
 
Amnistía Internacional ha expresado su preocupación porque a algunos presos se les impusieron condiciones para su liberación. La organización pide que a los liberados se les permita volver a participar en el proceso político y ejercer plenamente su derecho a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación.
 
“La actividad política que llevó a estos disidentes a prisión contribuyó también al impulso por el cambio que ha conducido hasta su liberación hoy”, ha manifestado Benjamin Zawacki. “Las autoridades no deben recurrir de nuevo a la represión, sino que deben seguir avanzando:”
 
Existe un debate respecto a cuántos presos políticos permanecen realmente recluidos en Myanmar, pues hay diferencias considerables entre las cifras facilitadas por el gobierno y las difundidas por algunos grupos de oposición. 
 
Amnistía Internacional ha instado a las autoridades de Myanmar a pedir ayuda a las Naciones Unidas para convocar un grupo de expertos, en el que participe la Liga Nacional para la Democracia, con el fin de reconciliar las diferencias en las cifras y las definiciones.
 
El 19 de noviembre de 2011 se citaron unas declaraciones del presidente Thein Sein en las que decía que “no estoy de acuerdo” con la calificación de algunos presos como políticos. 
 
Sin embargo, en octubre de 2011 se citaron palabras de su asesor político principal, Ko Ko Hlaing, en las que decía que había “unos 600” presos de conciencia encarcelados en Myanmar, que podrían coincidir con los 651 presos cuya próxima liberación ha anunciado hoy el gobierno. Ko Ko Hlaing también dijo que las diferencias pueden “depender de cómo defina la gente a los presos de conciencia y a los presos comunes”.
 
“El gobierno de Myanmar, en sus más altas instancias, debe reconocer el encarcelamiento político. Esto es fundamental para garantizar que nadie es sometido en el futuro a una pena injusta de prisión a causa de una disputa sobre las definiciones”, ha manifestado Benjamin Zawacki.
 
“La ‘calidad’ de estas liberaciones es, hasta el momento, elevada pero, en última instancia, la cantidad es lo que importa. Aunque nos alegra la liberación de activistas políticos tan destacados, instamos a las autoridades a liberar a todos los demás presos de conciencia de manera inmediata e incondicional.”
 
Información complementaria
 
Htay Kywe y U Gambira fueron dirigentes de la “Revolución Azafrán” de 2007. U Khun Htun Oo es presidente de la Liga Nacional Shan para la Democracia, y Min Ko Naing es dirigente del grupo Estudiantes de la Generación del 88.
 
El 16 de mayo de 2011, el gobierno de Myanmar redujo en un año las condenas de todos los presos del país, y conmutó por cadena perpetua todas las condenas de muerte. Esto dio lugar a la liberación de al menos 72 presos políticos que casi habían cumplido sus penas.
 
El 12 de octubre de 2011, el gobierno liberó a 241 presos políticos como parte de una amnistía general concedida a 6.359 presos. El 2 de enero de 2012, todas las penas de prisión se redujeron en diversa medida, dependiendo de su longitud –salvo las de cadena perpetua–, y todas las condenas de muerte se conmutaron por cadena perpetua. Al menos 34 presos políticos quedaron en libertad.
 
Amnistía Internacional organizó, entre el 17 de octubre y el 4 de noviembre de 2011, una petición en favor de la liberación de todos los presos de conciencia en Myanmar. La petición fue firmada por más de 30.750 personas en 77 países de todo el mundo.

 

AI Index: PRE01/016/2012
Region Asia And The Pacific
Country Myanmar
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress