Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

4 August 2011

LA ONU CONFIRMA LA CONTAMINACIÓN EN GRAN ESCALA DEL DELTA DEL NÍGER POR PETRÓLE0

La empresa petrolera Shell ha tenido un desastroso impacto en los derechos humanos de las personas que viven en el delta del Níger, en Nigeria, ha manifestado Amnistía Internacional en respuesta a un informe de la ONU sobre los efectos de la contaminación por petróleo de la región Ogoni del delta.  

El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente es el primero en su género sobre Nigeria y está basado en dos años de exhaustivas investigaciones científicas. Se determina en él que la contaminación por petróleo es generalizada y grave, y que la población del delta del Níger lleva decenios expuesta a ella.

“Este informe prueba que Shell ha tenido un impacto terrible en Nigeria, aunque lleve decenios negándolo impunemente, al afirmar con falsedad que aplica las más estrictas normas internacionales en su trabajo”, ha manifestado la directora del Programa de Amnistía Internacional sobre Asuntos Temáticos Globales, Audrey Gaughran, que ha investigado el impacto de la contaminación del delta en los derechos humanos.

El informe, realizado a instancias del gobierno nigeriano y financiado por Shell, aporta pruebas irrefutables del efecto devastador de la contaminación por petróleo en la vida de la población del delta, una de las regiones de mayor biodiversidad de África. Se examina en él el daño a la agricultura y la pesca, que ha destrozado medios de vida y fuentes de alimentos. Uno de los hechos más graves descubiertos es la magnitud de la contaminación del agua potable, que ha acarreado graves riesgos para la salud de las comunidades de la zona. En uno de los casos estudiados se vio que el agua contenía niveles de un conocido cancerígeno 900 veces superiores a los señalados en las directrices de la Organización Mundial de la Salud. El PNUMA ha recomendado tomar medidas de emergencia para alertar a las comunidades del peligro.

El informe revela una ausencia sistemática de medidas por parte de Shell para impedir vertidos de petróleo que llevaban años produciéndose. El PNUMA explica que sus expertos comprobaron que zonas que según Shell se habían limpiado continuaban contaminadas.
 
“Shell debe reconocer su culpa y afrontar el hecho de que tiene que ocuparse de los daños causados. Es inútil que intente ocultarse tras las acciones de otros, cuando es el agente más poderoso en esta situación”, ha señalado Audrey Gaughran. “No hay solución para la contaminación del delta del Níger mientras Shell continúe empeñada en proteger su imagen de marca a costa de la verdad y a costa de la justicia.”

En las conclusiones del informe se pone también de manifiesto la grave ausencia de medidas del gobierno nigeriano para regular y controlar a empresas como Shell. El PNUMA ha determinado que los reguladores nigerianos son poco estrictos y que el organismo de investigación de los vertidos de petróleo de Nigeria suele depender totalmente de las empresas petroleras para hacer su trabajo.  

El gobierno nigeriano, las empresas petroleras y los gobiernos de los países donde éstas tienen su sede, como los Gran Bretaña y Países Bajos, se han beneficiado de la explotación petrolera del delta del Níger, por lo que deben prestar apoyo ahora a un proceso de rehabilitación medioambiental y social, ha manifestado Amnistía Internacional.

“Este informe tiene que ser también un aviso a los inversores institucionales. Hasta ahora se han dejado engañar por la maquinaria de relaciones públicas de Shell, pero después de esto querrán ver que la compañía limpia su actuación en el delta del Níger, lo cual significa ejercer presión sobre Shell para que impida los vertidos, indemnice a los afectados y proporcione información más exacta sobre su impacto”, ha explicado Audrey Gaughran.

En el informe de la ONU se señala que hay otras fuentes de contaminación, relativamente nuevas, en la región Ogoni, como el refinado ilegal, pero está claro que un importante factor es la mala práctica de Shell durante decenios.

El 3 de agosto de 2011 se informó ampliamente de que Shell había admitido la responsabilidad de dos importantes vertidos ocurridos en la región Ogoni en 2008. Casi tres años después de que se produjeran, aún no se han limpiado los vertidos de Bodo, que causaron graves daños en los medios de vida de la comunidad.
 
INFORMACIÓN GENERAL

La industria petrolera del delta del Níger comenzó la producción comercial en 1958, tras descubrir Shell British Petroleum (ahora Royal Ducth Shell) crudo en Oloibiri. Hoy día, la industria petrolera tiene una notoria presencia en el delta del Níger y controla grandes extensiones de tierra. Sólo Shell desarrolla actividades en más de 31.000 kilómetros cuadrados.

El sector del petróleo y el gas representa el 97 por ciento de los ingresos en divisas de Nigeria y
aporta el 79,5 por ciento de los ingresos del Estado. Se calcula que el petróleo ha generado 600 mil millones de dólares estadounidenses desde la década de 1960.

La industria petrolera del delta del Níger está integrada por el gobierno de Nigeria y por filiales de empresas internacionales como Shell, Eni, Chevron, Total y ExxonMobil, así como por algunas empresas nigerianas.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), más del 60 por ciento de la población de la región depende del medioambiente natural para su sustento.

De acuerdo con el PNUD, entre 1976 y 2001 se registraron más de 6.800 vertidos, que supusieron una perdida de alrededor de tres millones de barriles de petróleo. Muchos expertos creen que, puesto que no se denuncian todos los casos, las verdaderas cifras podrían ser mucho mayores.

Según la regulación Nigeria, las empresas petroleras deben limpiar todos los vertidos. Sin embargo, esta regulación no se hace cumplir.

Nota para periodistas

  • Se pueden proporcionar fotografías e imágenes de vertidos de petróleo si se solicita.
  • Para concertar una entrevista con Audrey Gaughran, pónganse en contacto con Katy Pownall. Tel.: +44 (0)207 413 5729 o +44 (0)7961 421 583. Correo-e: katy.pownall@amnesty.org
Region Africa
Country Nigeria
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress