Malawi

Human Rights in República de Malawi

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Malawi is now live »

Jefe del Estado y del gobierno
Bingu wa Mutharika
Pena de muerte
abolicionista en la práctica
Población
15,7 millones
Esperanza de vida
54,6 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
125/117 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
72,8 por ciento

Información general

Se sometió a examen el historial de Malawi en materia de derechos humanos en el marco del mecanismo del examen periódico universal de la ONU, durante el que las autoridades manifestaron que se había creado una comisión independiente de denuncias contra la policía a fin de investigar las denuncias sobre brutalidad policial.

A pesar de que durante cinco años consecutivos hubo excedentes en la producción de maíz, hasta 1,1 millones de malawianos necesitaron ayuda alimentaria.

Arriba

Condiciones de reclusión

En las prisiones reinaba el hacinamiento. El sistema penitenciario, con capacidad para 6.000 presos, albergaba a unos 13.000. Hasta el 20 por ciento de la población reclusa se hallaba en espera de juicio, y la prolongación de esta situación de prisión preventiva contribuía a agravar aún más el hacinamiento en los centros penitenciarios. Este hacinamiento, unido a la escasez de alimentos, las malas condiciones higiénicas y la inadecuación de los servicios de salud, contribuía a propagar enfermedades infecciosas, como la tuberculosis y el sarampión. Muchos presos dependían de sus familias y organizaciones benéficas para conseguir más alimentos.

  • En la prisión de Chichiri, en junio, los presos se hacinaban en celdas comunitarias que carecían de ventilación adecuada y en las que tenían que dormir sentados. Hasta 200 internos compartían un mismo retrete. Un recluso, Alex Mkula, había permanecido recluido sin juicio durante nueve años, y después quedó en libertad bajo fianza. El pabellón de mujeres de la prisión de Chichiri presentaba los mismos problemas de hacinamiento. Ocho de las 55 internas tenían hijos pequeños.

En su examen periódico universal, Malawi declaró que había puesto fin a la obligatoriedad de la reclusión en espera de juicio para prevenir el hacinamiento en los centros penitenciarios.

Arriba

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero

El 18 de mayo, dos presos de conciencia, Steven Monjeza y Tiwonge Chimbalanga, fueron declarados culpables de los cargos de “ultraje a la moral pública” y “actos contra natura” tras celebrar en diciembre de 2009 una fiesta de compromiso. Ambos fueron condenados a 14 años de prisión con trabajos forzados. El 29 de mayo, a raíz de una visita a Malawi de Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, el presidente Mutharika les concedió el indulto. Sin embargo, Tiwonge Chimbalanga se ocultó por temor a sufrir agresiones motivadas por el odio.

En su examen periódico universal, Malawi manifestó que no tenía previsto legalizar la homosexualidad.

Arriba

Libertad de expresión: periodistas

En febrero, el Sindicato de Periodistas de Malawi manifestó su preocupación por una directiva oficial en la que se notificaba a los funcionarios que no debían poner anuncios en diarios publicados por Nation Publications Limited, como The Nation, Weekend Nation y Nation on Sunday, entre otros, tras haber publicado estos periódicos artículos considerados críticos contra el gobierno.

Arriba

Juicio de un ex político de la oposición

En el Tribunal Superior de Blantyre siguió celebrándose el largo juicio del ex presidente de Malawi Bakili Muzuli, que tuvo que ser aplazado a causa de sus problemas de salud. Bakili Muzuli había sido detenido en 2005 por corrupción, aunque aseguraba que los cargos tenían motivación política.

Arriba