Georgia

Human Rights in Georgia

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Georgia is now live »

Jefe del Estado
Mijail Saakashvili
Jefe del gobierno
Nikoloz Gilauri
Pena de muerte
abolicionista para todos los delitos
Población
4,2 millones
Esperanza de vida
72 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
39/33 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
99,7 por ciento

Información general

Las elecciones municipales, celebradas en mayo, merecieron una opinión favorable de los observadores internacionales que las evaluaron, a pesar de que estuvieron acompañadas de informes sobre actos de acoso e intimidación contra algunos candidatos de la oposición. En octubre se aprobaron reformas de la Constitución que reducían de manera considerable las atribuciones presidenciales y ampliaban las del gobierno y el primer ministro, y que entrarían en vigor en 2013.

En Abjasia y Osetia del Sur –regiones de Georgia que habían declarado unilateralmente su independencia en 2008 tras la guerra entre Rusia y Georgia– y en zonas limítrofes continuaban las tensiones. Las conversaciones iniciadas aquel año en Ginebra como parte del acuerdo de alto el fuego seguían prácticamente estancadas.

La población civil continuaba sufriendo acoso e inseguridad en la zona de Gali, en Abjasia, donde en junio hubo informes sobre tiroteos, homicidios e incendios provocados.

Arriba

Secuelas del conflicto armado

No hubo avances significativos en la investigación de las violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos cometidas durante la guerra de agosto de 2008 e inmediatamente después, ni en el procesamiento de sus autores. En septiembre, el comisario de derechos humanos del Consejo de Europa se refirió en un informe a la existencia de graves deficiencias, debidas a todas las partes, en el proceso de esclarecer la suerte que habían corrido las personas en paradero desconocido desde la guerra. El informe criticaba asimismo que las autoridades georgianas no parecían haber llevado a cabo una investigación sobre lo sucedido a tres hombres osetios presuntamente desaparecidos en octubre de 2008 en territorio bajo control georgiano.

  • En marzo tuvo lugar la liberación de seis hombres osetios que habían sido puestos bajo custodia de las autoridades georgianas tras la guerra, y en mayo fueron liberados otros seis hombres por las autoridades de facto de Osetia del Sur. El comisario de derechos humanos del Consejo de Europa pidió la liberación de las personas detenidas en Tsjinvali durante y después del conflicto de Osetia del Sur que aún permanecían recluidas, en vista de que los informes indicaban que su salud se estaba deteriorando.
  • El 26 de julio, Timur Tskhovrebov, destacado periodista y activista de la sociedad civil, fue agredido en Tsjinvali, Osetia del Sur, por un grupo de hasta 10 personas que le hirieron en el cuello con arma blanca, le rompieron un dedo y le causaron varias lesiones más en el rostro y el cuerpo. Cuatro días antes, Boris Chochiev, alto cargo del gobierno surosetio de facto, había tachado al Foro Cívico Georgiano-Osetio en Países Bajos, al que asistía Timur Tskhovrebov, de traidor y perjudicial para los intereses surosetios. Al final del año no se había iniciado aún una investigación efectiva sobre la agresión.
  • Continuaron las detenciones de civiles en Georgia y Osetia del Sur por “cruzar ilegalmente” la línea fronteriza administrativa, frontera de hecho entre Georgia y Osetia del Sur establecida a raíz de la guerra. En la segunda mitad del año los casos de detención prolongada fueron menos frecuentes.

El único observador internacional con un mandato relacionado con el conflicto, la Misión de Observación de la Unión Europea en Georgia, no obtuvo permiso de las autoridades de facto de Abjasia y Osetia del Sur para acceder allí.

Arriba

Personas internamente desplazadas

El gobierno dio algunos pasos para mejorar las condiciones de vida de las personas desplazadas, por ejemplo rehabilitando algunos de los alojamientos más pobres y transfiriendo la propiedad a los desplazados. Pero algunos de los centros colectivos reformados y de los asentamientos recién construidos no cumplían las normas internacionales relativas a una vivienda adecuada, ya que el acceso al agua, el saneamiento y otros servicios esenciales eran insuficientes. La integración de las personas desplazadas avanzó con lentitud; muchas seguían afrontando obstáculos para acceder al empleo, la asistencia médica y la seguridad social.

Unas 500 personas desplazadas en Tiflis se enfrentaron a desalojos forzosos en junio, julio y agosto. Estos desalojos contravenían las normas internacionales, y, en varios casos, las autoridades no ofrecieron alojamiento alternativo ni indemnización a las víctimas. En agosto, el gobierno paralizó todos los desalojos previstos en espera de la aprobación de las nuevas directrices sobre vivienda, terminadas en octubre.

Arriba

Policía y fuerzas de seguridad

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura informó en septiembre de algunos avances en la prevención de los malos tratos policiales a personas en reclusión preventiva, aunque persistía la preocupación por los malos tratos en el momento de la detención y en las comisarías de policía.

El 24 de septiembre se aprobó una ampliación de las atribuciones de la policía para dar el alto y registrar. Varias organizaciones locales de derechos humanos expresaron su preocupación por el hecho de que la nueva disposición no especificara las circunstancias precisas en que la policía podía ejercer tales atribuciones ni el tiempo que una persona podía estar retenida en virtud de ellas.

Se estancaron las investigaciones sobre los casos de presunto hostigamiento, intimidación y palizas a manifestantes por parte de la policía y de desconocidos enmascarados durante las manifestaciones contra el presidente celebradas entre abril y julio de 2009.

  • El gobierno no investigó eficazmente ni puso a disposición judicial a los agentes de policía que, según los informes, habían disparado proyectiles de impacto de forma temeraria contra los manifestantes el 6 de mayo de 2009 y habían herido a varias personas.
  • No se dieron a conocer públicamente los pormenores de una investigación interna del Ministerio del Interior sobre el presunto uso excesivo de la fuerza por parte de la policía al dispersar las manifestaciones pacíficas celebradas ante la jefatura de policía de Tiflis el 15 de junio de 2009.
Arriba

Violencia contra mujeres y niñas

Se abrieron las primeras casas refugio financiadas por el Estado para víctimas de la violencia intrafamiliar en Tiflis y Gori. En marzo de 2010, el Parlamento aprobó la Ley de Igualdad de Género, destinada a abordar la discriminación de las mujeres en el empleo, la educación y los servicios de salud y sociales, así como en las relaciones familiares.

Arriba