Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

13 April 2011

La ONU debe proteger a decenas de miles de civiles desplazados en Costa de Marfil

La misión de la ONU en Costa de Marfil (UNOCI) debe proteger a las decenas de miles de personas civiles desplazadas por el conflicto que desean retornar a sus pueblos de origen pero tienen miedo de hacerlo, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

“Hay miles de personas escondidas en la selva con riesgo para su vida, sin comida ni condiciones higiénicas adecuadas. Hay que tranquilizarlas y permitirlas regresar a sus casas”, ha declarado Gaëtan Mootoo, investigador de Amnistía Internacional sobre Costa de Marfil, actualmente en el oeste del país

Decenas de pueblos situados entre las ciudades de Guiglo y Blolequin, a 600 km al oeste de Abiyán, han sido incendiados o saqueados, y casi todos los habitantes han huido tras los combates habidos en la zona a finales de marzo, informa una delegación de Amnistía Internacional sobre el terreno.

“Hemos visto pueblos fantasmas en los que casi no había civiles. Casi todos los 30.000 civiles han huido de Blolequin tras los intensos combates y las matanzas que hubo ahí”, añadió Gaëtan Mootoo.

“El contingente de la UNOCI con base en Guiglo está haciendo dos patrullas al día en la zona, pero eso es claramente insuficiente para proteger efectivamente a la población civil en peligro. Amnistía Internacional pide a la UNOCI que aumente de forma significativa su presencia en la zona, sobre todo en Blolequin, para proporcionar protección y crear las condiciones que permitan que la gente regrese sin riesgos a sus comunidades.”

“Las autoridades de Costa de Marfil tienen también la obligación de asegurarse de que los civiles desplazados pueden retornar voluntariamente a sus casas y recuperar sus tierras si así lo desean. Es su responsabilidad en virtud del derecho internacional”, afirmó Gaëtan Mootoo.

En Blolequin, la delegación presenció escenas angustiosas; la mayor parte de la ciudad estaba destruida y apenas quedaban civiles en ella. En la ciudad y en sus alrededores vieron a decenas de miembros de las Fuerzas Republicanas leales al presidente Alassane Outtara. A Amnistía Internacional le preocupa especialmente el hecho de que el sacerdote de Blolequin, Damien Gecbeu, sigue en paradero desconocido desde el ataque a la ciudad de las Fuerzas Republicanas. 

Según ha sabido Amnistía Internacional, el 31 de marzo murieron en Blolequin al menos 47 personas. 

“Oficiales de las Fuerzas Republicanas nos dijeron que estas personas murieron a manos de mercenarios liberianos leales a Laurent Gbagbo, pero sólo una investigación independiente puede determinar realmente la verdad de estas muertes y de las otras muchas producidas en esta zona”, prosiguió Gaëtan Mootoo.

Unas 30 personas del grupo étnico guere, consideradas simpatizantes del ex presidente Laurent Gbagbo, han retornado a Blolequin después de pasar varias semanas en la selva, informa la delegación de Amnistía Internacional.

“Es urgente que la asistencia humanitaria internacional ayude a las decenas de miles de personas que deambulan en la selva en la región de Blolequin sin comida ni albergue. Si no se hace algo con suma urgencia, las personas más vulnerables corren el riesgo de morir de hambre, de enfermedad o de agotamiento”, concluyó Gaëtan Mootoo.

 

AI Index: PRE01/208/2011
Region Africa
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress