Europa: Rendición de cuentas

Ilustración de una vista de Europa desde el espacio con la sombra de un avión superpuesta.

Ilustración de una vista de Europa desde el espacio con la sombra de un avión superpuesta.

© Amnistía Internacional


La participación de gobiernos europeos en violaciones de derechos humanos cometidas en el contexto de la “guerra contra el terror” ya está bien documentada. La complicidad en los programas de entregas y detención secreta dirigidos por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense ha quedado al descubierto, junto con las denuncias de torturas, desapariciones forzadas y otros malos tratos.

A pesar de los indicios creíbles de la participación de gobiernos europeos en estos programas, en los que Estados Unidos cometió violaciones de derechos humanos sistemáticas, apenas se han depurado responsabilidades. Prácticamente ningún Estado ha rendido cuentas, pocos perpetradores han sido procesados, y la mayoría de las víctimas no ha recibido una indemnización ni ha tenido acceso a un recurso efectivo por su sufrimiento.

Secretismo estatal, insuficientes salvaguardas contra la tortura y ausencia de resarcimiento

Existe información bien documentada de que aviones que operaban en los programas de entrega y detención secreta de la CIA aterrizaron en territorio polaco. En algunos casos se simularon lugares de aterrizaje falsos que servían de “señuelo” para ocultar el destino real. Una investigación criminal sobre la participación de Polonia ha reconocido oficialmente a dos presuntas víctimas de detención secreta, pero se está llevando a cabo sin apenas transparencia y sin permitir la plena participación de esas víctimas.

Las autoridades de Lituania han admitido que su país albergó dos prisiones secretas dirigidas por la CIA. En enero de 2011 se cerró anticipadamente una investigación criminal sobre estos lugares. Amnistía Internacional trabaja para que se vuelva a abrir la investigación, a fin de garantizar la rendición de cuentas de quienes participaron en cualquier violación de derechos humanos que pueda haberse cometido en ellos.

No cabe duda de que ha llegado la hora de acabar con la conspiración de silencio en torno a la complicidad de gobiernos europeos en las violaciones de derechos humanos que se han cometido durante las operaciones de lucha contra el terrorismo desde septiembre de 2001.

Thomas Hammarberg, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, 9 de junio de 2010

Como parte de la campaña Seguridad con Derechos Humanos, Amnistía Internacional:

  •  seguirá presionando a los países que al parecer colaboraron con los programas de entrega y detención secreta de la CIA, a fin de que lleven a cabo investigaciones independientes sobre su participación en las violaciones de derechos humanos cometidas en el contexto de estas operaciones;
  •  garantizará la rendición de cuentas de todas las personas responsables de la participación de países europeos en los programas de entrega y detención secreta de la CIA;
  • hará campaña para que las víctimas y sus familias obtengan un resarcimiento pleno y efectivo por su sufrimiento.

Más información

Un secreto a voces. Crecientes indicios sobre la complicidad de Europa en entregas extraordinarias y detenciones secretas (noviembre de 2010)
Actúa y pide a las autoridades de Lituania que "abra la verdad" y se reanuden las investigaciones sobre la participación del país en las torturas y detenciones secretas.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE