25 March 2011
Pide a las autoridades kenianas para que garanticen servicios esenciales en los asentamientos informales de Nairobi

En torno al 80-90 por ciento de las estructuras de las viviendas del asentamiento informal de Deep Sea, en la zona de Westlands, Nairobi, quedaron destruidas por un incendio que se desencadenó en la tarde del 8 de marzo de 2011. Según la Cruz Roja keniana, puede que hasta 10.000 personas se hayan visto afectadas por el incendio; la mayoría se ha quedado sin casa, y, según informes, decenas de ellas resultaron heridas.

El fuego se extendió rápidamente, en algunos casos a través de los cables eléctricos que conectaban unas viviendas con otras. Los camiones de bomberos tuvieron dificultades para acceder a la zona, ya que sólo hay una vía de acceso, sumamente estrecha e irregular.

Según informes, en las últimas semanas también se han producido incendios en otros barrios marginales y asentamientos informales, incluido Kibera, el mayor asentamiento precario de Nairobi.

Muchas familias que viven en Deep Sea perdieron todas sus pertenencias en el incendio, incluida la documentación personal. “Ahora los niños tiene que matricularse para los Exámenes Nacionales de Enseñanza Primaria que se están realizando y que acaban el 31 de marzo, pero para eso necesitan partidas de nacimiento, que se han quemado en el incendio junto con otros documentos muy importantes […]”, ha afirmado Diana, cuyos hijos van a la escuela primaria.

En las viviendas de los barrios marginales y asentamientos informales de Nairobi existe un elevado riesgo de incendio debido a lo deficiente que es la calidad de la construcción y de los materiales utilizados. Las condiciones de hacinamiento y las conexiones eléctricas realizadas de forma caótica también aumentan el riesgo de incendios. La ausencia de carreteras adecuadas limita el acceso a los bomberos, y la falta de acceso al agua hace que los incendios se propaguen entre las viviendas y otras estructuras con enorme rapidez. La velocidad con que se extendió el incendio en Deep Sea, y el gran número de personas que se ha quedado sin vivienda debido a ello, ilustra con crudeza la necesidad de que el gobierno keniano haga frente a las inadecuadas condiciones de las viviendas de los asentamientos informales de Nairobi y garantice que todas las personas pueden disfrutar del derecho a vivir en algún lugar de forma segura y con dignidad.

Fotografía: Residente en el asentamiento informal de Deep Sea tras el incendio del 8 de marzo de 2011. © Amnistía Internacional

858
Actions taken

Take Action

Campaign has expired
663,156
Total Actions taken
by people like you