Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

18 March 2011

Marruecos no debe reprimir las protestas del fin de semana

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades marroquíes que permitan que las manifestaciones pacíficas multitudinarias previstas para el domingo sigan adelante pacíficamente, después de las medidas represivas adoptadas en protestas similares del pasado fin de semana.

Se prevé que miles de personas salgan a la calle en todo el país el domingo para pedir la reforma política y en materia de derechos humanos, pero existe el temor de que las autoridades recurran a tácticas de gran dureza para sofocar las protestas.

El pasado domingo, decenas de personas resultaron heridas y al menos 120 fueron detenidas brevemente cuando las fuerzas de seguridad emplearon la fuerza injustificada para disolver una protesta en el centro de Casablanca.

“Los innecesarios actos de violencia presenciados el pasado fin de semana representan una inquietante regresión y una burla de la promesa que hizo hace unos días el rey de Marruecos de emprender una reforma a fondo y hacer cumplir los derechos humanos”, ha declarado Philip Luther, director adjunto del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Hay que permitir que los marroquíes protesten pacíficamente sin temor, en lugar de sufrir los ataques de las fuerzas de seguridad sólo por exigir sus derechos.”

Las fuerzas de seguridad propinaron puntapiés y pegaron con palos a los manifestantes cuando dispersaban una sentada pacífica en la que participaban cientos de personas en la plaza de Mohamed V de Casablanca el 13 de marzo, e impidieron que otros manifestantes llegasen al lugar.

Estos actos de violencia se produjeron pocos días después de que el rey Mohamed VI anunciara en un discurso televisado que las autoridades estaban dispuestas a emprender reformas y proteger las libertades.

Un matrimonio de mediana edad declaró a Amnistía Internacional que las fuerzas de seguridad les impidieron con violencia llegar a la plaza.

El hombre dijo que cuatro agentes de seguridad lo arrojaron al suelo, le golpearon con palos y le propinaron patadas, como resultado de lo cual le rompieron un hombro, mientras su esposa afirmó que los policías también la golpearon a ella cuando intentó ayudar a su marido.

“Queríamos protestar pacíficamente, ofrecer un futuro mejor para nuestros hijos y otros hijos en Marruecos, pedir reformas sociales y económicas y el fin de la corrupción. No entendemos la reacción de las autoridades”, dijo el marido a Amnistía Internacional.

Entre los manifestantes había miembros de diversos grupos de todo el espectro político, como el Movimiento 20 de Febrero, creado el mes pasado para pedir la reforma política y en materia de derechos humanos, así como defensores y defensoras de derechos humanos.

Entre las personas heridas graves figuran Mohamed Sahiri, que según informes recibió golpes en la cabeza y la espalda, y Sai’d Chami, que sufrió fracturas en la columna y en la pierna izquierda.

Amnistía Internacional ha recibido también información según la cual a algunos manifestantes que fueron atendidos en hospitales gestionados por el gobierno se les denegó una copia del informe médico en el que se detallaban sus lesiones y la causa probable de ellas, lo que dificulta potencialmente que obtengan justicia y una reparación.

Los informes indican que las fuerzas de seguridad que intervinieron en la disolución violenta de la manifestación pertenecían a diversos órganos encargados de hacer cumplir la ley y de mantener el orden público, como las Fuerzas Auxiliares Marroquíes y la Unidad Móvil de Intervención.

Las autoridades marroquíes ya han recurrido en ocasiones anteriores a estas unidades para disolver manifestaciones pacíficas.

“Las autoridades marroquíes deben hacer respetar el derecho de los manifestantes a expresar sus opiniones de un modo pacífico y ordenar a las fuerzas de seguridad que no recurran a la fuerza injustificada o innecesaria para disolver manifestaciones, con arreglo a las obligaciones internacionales contraídas por Marruecos en materia de derechos humanos y a las promesas del rey”, concluyó Philip Luther. 

AI Index: PRE01/146/2011
Region Middle East And North Africa
Country Morocco
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress