Armenia - Informe 2010 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Armenia

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Armenia is now live »

Jefe del Estado
Sergue Sarkisian
Jefe del gobierno
Tigran Sarkisian
Pena de muerte
abolicionista para todos los delitos
Población
3,1 millones
Esperanza de vida
73,6 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
29/25 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
99,5 por ciento

Los autores de violaciones de derechos humanos seguían gozando de impunidad. La libertad de expresión estaba sometida a restricciones y algunos periodistas sufrieron ataques. Seguía en vigor la prohibición de celebrar manifestaciones en el centro de la capital, Ereván, introducida en marzo de 2008 durante el estado de excepción. La protección de las mujeres y las niñas contra la violencia distaba de ajustarse a las disposiciones del derecho internacional. Las autoridades no introdujeron una alternativa genuinamente civil al servicio militar obligatorio.

Información general

El 19 de junio, la Asamblea Nacional concedió una amnistía a activistas de la oposición encarcelados en relación con los sucesos de marzo de 2008 en Ereván. La amnistía beneficiaba a las personas que no habían sido acusadas de delitos violentos y habían recibido penas de prisión inferiores a cinco años. Las personas a quienes no alcanzaba la amnistía vieron sus condenas reducidas a la mitad. El 1 y 2 de marzo de 2008 habían tenido lugar manifestaciones violentas en Ereván, en protesta contra los resultados de las elecciones presidenciales celebradas el 19 de febrero, en las que el candidato de la oposición, Levon Ter-Petrossian, fue derrotado por el presidente en ejercicio Sergue Sarkisian.

Hubo algunos avances en las negociaciones entre las autoridades azerbaiyanas y armenias sobre Nagorno Karabaj, enclave poblado casi de forma exclusiva por personas de origen étnico armenio que se había escindido de Azerbaiyán tras la guerra de 1990. El 2 de noviembre, tras unas conversaciones celebradas en Moscú, Armenia y Azerbaiyán firmaron un acuerdo conjunto destinado a resolver la disputa conforme a las normas del derecho internacional.

Violencia contra mujeres y niñas

En sus observaciones finales, publicadas en febrero, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer expresó su preocupación por la falta de legislación en materia de violencia intrafamiliar, así como por el hecho de que no hubiera ninguna institución estatal que se encargara de la cuestión. El Comité pidió a las autoridades que sancionaran sin demora leyes que abordasen expresamente la violencia contra la mujer en el seno de la familia y que habilitasen refugios en cantidad suficiente.

Las autoridades estaban elaborando un anteproyecto de ley sobre violencia intrafamiliar que al finalizar el año no había sido presentado al Parlamento. A lo largo de 2009 sólo funcionó un refugio para víctimas de violencia intrafamiliar, gestionado por la ONG local Centro de Derechos de las Mujeres.

Impunidad

En octubre, cuatro agentes de policía fueron acusados de emplear la fuerza contra miembros del público durante las manifestaciones del 1 de marzo de 2008. Al finalizar el año no se había llevado a cabo ninguna investigación independiente sobre las denuncias de uso de la fuerza por parte de la policía durante los sucesos de marzo de 2008. En junio de 2008 se había creado una comisión parlamentaria encargada de investigar los hechos, que no había comenzado a funcionar debido a que la oposición se negaba a participar en su labor. En junio de 2009, un decreto presidencial disolvió, antes de que estuviera operativo, otro grupo de investigación compuesto por el Defensor del Pueblo y representantes de distintas facciones políticas.

  • En mayo se sobreseyó la causa relativa al ataque sufrido por el activista de derechos humanos Mikael Danielian por considerarse que el agresor había actuado presuntamente en defensa propia. En mayo de 2008, Mikael Danielian recibió un disparo a quemarropa realizado con una pistola de aire comprimido por un ex líder del progubernamental Partido Progresista de Armenia. Grupos de derechos humanos expresaron su preocupación por el hecho de que la acusación no hubiera tenido en consideración declaraciones de testigos clave. Mikael Danielian presentó un recurso contra la decisión de sobreseer la causa, pero al terminar el año no se había resuelto el recurso.

Libertad de expresión

  • El 30 de abril, en Ereván, el abogado y periodista Argishti Kiviryan fue víctima de una brutal paliza frente a su domicilio a manos de un grupo de hombres no identificados. Según los informes, los agresores lo golpearon con palos e intentaron dispararle. El representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa para la libertad de los medios de comunicación pidió a las autoridades que investigaran el ataque y expresó su preocupación en relación con la ausencia de investigaciones sobre los ataques violentos contra periodistas, que contribuía a crear un clima de impunidad. En julio se detuvo a dos sospechosos. La investigación no había concluido al finalizar el año.

Discriminación de testigos de Jehová

Los militares continuaban supervisando el servicio civil alternativo al servicio militar. Los objetores de conciencia eran obligados a vestir el uniforme militar, eran sancionados por la fiscalía militar y se les prohibía reunirse para rezar. A 1 de noviembre, 71 testigos de Jehová se encontraban cumpliendo penas de entre 24 y 36 meses de cárcel por negarse a realizar el servicio militar por motivos de conciencia.

En octubre, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que no se había producido una violación del derecho a la libertad de conciencia y religión al condenarse a Vahan Bayatyan a dos años y medio de cárcel por su negativa a realizar el servicio militar por motivos religiosos. El Tribunal manifestó que el derecho a la objeción de conciencia no estaba garantizado por ningún artículo del Convenio Europeo de Derechos Humanos. En una opinión disidente, una jueza del Tribunal manifestó que la sentencia no reflejaba la aceptación casi universal de que el derecho a la objeción de conciencia es un aspecto fundamental de los derechos a la libertad de pensamiento, conciencia y religión. Vahan Bayatyan recurrió la decisión del Tribunal ante la Gran Sala.