Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

22 December 2010

Bangladesh: Parlamentario torturado por fuerzas de seguridad

Amnistía Internacional ha pedido al gobierno de Bangladesh que investigue inmediatamente las denuncias de que un parlamentario del Partido Nacionalista de Bangladesh, de la oposición, ha sido torturado mientras estaba bajo custodia policial.

Según ha sabido Amnistía Internacional, las fuerzas de seguridad de Bangladesh han torturado a Salauddin Quader Chowdhury durante los interrogatorios. Las prácticas han incluido la aplicación de electrodos en los genitales, palizas, cortes en el estómago con una cuchilla y el uso de alicates para retorcerle las uñas de manos y pies. Se teme que pueda sufrir más torturas u otros malos tratos.  

“El gobierno de Bangladesh debe garantizar la protección de Salauddin Quader Chowdhury y que éste recibe un trato adecuado, así como que se investigan estas denuncias tan graves de tortura —ha declarado Abbas Faiz, investigador sobre Bangladesh de Amnistía Internacional—. En concreto, las autoridades deben garantizar que Chowdhury tiene acceso a atención médica especializada adecuada, incluso de médicos independientes.”

Chowdhury fue detenido el 16 de diciembre en relación con el incendio de un automóvil particular en Dacca el 26 de julio, en el que murió un pasajero. El 19 de diciembre, el Tribunal de Delitos Internacionales (órgano judicial bangladeshí) dictó una orden de detención contra Chowdhury por crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos durante la Guerra de Liberación de 1971.

Según los informes recibidos por Amnistía Internacional, una fuerza combinada del Batallón de Acción Rápida, el Departamento de Detectives de la Policía y la Dirección General de Fuerzas de Inteligencia detuvo a Chowdhury la madrugada del 16 de diciembre en un apartamento del barrio de Banani de Dacca.

Familiares que han podido visitarle hoy han declarado a Amnistía Internacional que Chowdhury había dicho que las fuerzas de seguridad llegaron provistas de equipos de tortura y acompañadas de un médico, y que le torturaron varias horas.

Chowdhury dijo también a su familia que había perdido el conocimiento tres veces durante este tiempo y que le había reanimado el médico que estaba presente. Sin embargo, cuando su estado se deterioró durante los interrogatorios, lo llevaron al Hospital Médico de Bangabandhu para que fuera atendido.

Secuencias de vídeo grabadas en las instalaciones del hospital muestran a Chowdhury débil, con dolor, sin poder caminar por sí mismo y con una mancha evidente de sangre en la camisa.

Según los informes, tras permanecer una hora en el hospital, Chowdhury fue llevado a las dependencias del Cuerpo de Detectives de la Policía, donde fue sometido a nuevas torturas, incluidas descargas eléctricas.
 
Familiares de Chowdhury que le vieron hoy han dicho a Amnistía Internacional que aún sangraba por los genitales y la nariz, y que tenía señales de cortes en el estómago y magulladuras por todo el cuerpo; también afirmaron que sentía un gran temor por su vida.
 
La policía ha manifestado que Chowdhury fue llevado al hospital para recibir tratamiento por asma. El inspector general de la Policía ha negado que Salauddin Quader Chowdhury haya sido torturado.
 
La tortura es una práctica generalizada en Bangladesh, sobre todo durante los interrogatorios policiales.

“Dada la detallada información facilitada por la familia y los medios de comunicación, la posibilidad de que Salauddin Quader Chowdhury fuera torturado debe ser tomada en serio, y no se puede descartar la posibilidad de que sea sometido a más torturas u otros malos tratos”, manifestó Abbas Faiz.
 
El Tribunal ha ordenado hoy el ingreso de Chowdhury en la Prisión Central de Dacca, mientras se siguen las actuaciones judiciales. Según su familia, desde que fue detenido no le han permitido reunirse con sus abogados; además, Chowdhury no estuvo presente en la vista celebrada hoy por el Tribunal, sino que permaneció en el calabozo del piso de abajo, donde el Tribunal permitió que le visitaran seis de sus familiares.

Chowdhury tiene 63 años. Ha sufrido tres ataques cardíacos y lleva varios endoprótesis vasculares en el corazón.

“A Amnistía Internacional le preocupan enormemente las denuncias y considera que las torturas infligidas, según los informes, a Salauddin Quader Chowdhury, como a cualquier otro ser humano, son totalmente inaceptables —concluyó Abbas Faiz—.  El gobierno de Bangladesh tiene la obligación, contraída en virtud del derecho internacional de derechos humanos, de proteger en todo momento a todas las personas que están bajo su jurisdicción de la tortura y de otros malos tratos.”

AI Index: PRE01/427/2010
Region Asia And The Pacific
Country Bangladesh
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress