ESCUCHA SUS VOCES Y ACTÚA. No más violación ni violencia sexual contra niñas en Nicaragua

Portada de la publicaciónESCUCHA SUS VOCES Y ACTUA

NO MÁS VIOLACIÓN ni VIOLENCIA SEXUAL CONTRA NIÑAS EN NICARAGUA

Número de páginas: 51

Descarga completa (PDF - 1,58 Mb)

Ver catálogo de publicaciones



 

La violación y los abusos sexuales son delitos generalizados en Nicaragua, y la mayoría de las víctimas son jóvenes, principalmente niñas. A pesar de los abrumadores indicios de lo grave y extendido del problema, las autoridades nicaragüenses siguen sin abordar esta emergencia oculta de derechos humanos con la urgencia necesaria. En este informe, niñas y adolescentes hablan de sus experiencias, y cómo afecta a su vida y futuro la falta sistémica de medidas por parte del gobierno nicaragüense para protegerlas frente a la violencia sexual y garantizar su derecho a obtener justicia y reparación. Las jóvenes sobrevivientes, sus familiares y personal de apoyo también explican cómo un apoyo psicosocial, médico y legal adecuado puede marcar una diferencia absoluta en sus vidas. Puede contribuir a que la violencia sexual no sea el hecho que defina el resto de la vida de las sobrevivientes. Sin embargo, la falta de financiación por parte del gobierno de estos servicios esenciales significa que no están al alcance de muchas de las personas que más los necesitan. El informe también pone de manifiesto las consecuencias de la ley de 2008 que penaliza todas las formas de aborto en niñas que quedan embarazadas como consecuencia de una violación. Para niñas a las que el violador ya ha privado del control de su propio cuerpo, esta ley resulta extremadamente severa e inhumana.

Las jóvenes sobrevivientes de violación y abuso sexual en Nicaragua no son víctimas silenciadas. Se hacen oír, rompen el silencio que rodea a la violencia sexual, y defienden sus derechos. En palabras de Estefany, que fue violada y embarazada por su tío cuando ella tenía 17 años: “Yo no quiero simpatía, quiero su solidaridad”.

Descarga completa (PDF - 1,58 Mb)

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE