28 October 2010
Hay que acabar con el hostigamiento de los defensores ucranianos de los derechos humanos

Los dos últimos casos de agresiones cometidas contra defensores de los derechos humanos en Ucrania indican que la situación de los derechos humanos y de quienes tratan de defenderlos ha empeorado.

El 15 de octubre, agentes de policía de Vinnytsya, al suroeste del país, registraron la vivienda y la oficina de Dmytro Groysman, presidente del Grupo de Derechos Humanos de Vinnytsya, que ayuda a solicitantes de asilo y hace campaña contra la tortura y los malos tratos. La policía interrogó al personal sobre su trabajo y se incautó de más de 300 objetos, entre otros, archivos del ACNUR, discos de ordenador, lápices de memoria y un ordenador portátil, con lo que paralizaron eficazmente la actividad de la ONG.

El registro se llevó a cabo con la excusa de investigar, en el contexto de una investigación contra la pornografía, un enlace que aparecía en el blog personal de Groysman a un video en el que se podía ver a políticos rusos participando en actos sexuales que ya había sido ampliamente difundido en la esfera pública a través de YouTube, la televisión rusa y sitios de noticias ucranianos.  El hecho de que Dmytro Groysman sea, al parecer, la única persona a la que se ha investigado en relación con el vídeo, hace sospechar que el auténtico propósito del registro era obstaculizar las actividades del Grupo de Derechos Humanos de Vinnytsya e investigar su labor en materia de derechos humanos.  El registro se llevó a cabo incumpliendo el Código de Procedimiento Penal de Ucrania.

En febrero de este año, se informó a la ONG que estaba siendo investigada por el Ministerio del Interior por perjudicar la imagen internacional de Ucrania a causa de su campaña en favor de un solicitante de asilo checheno. En 2008 Dmytro Groysman fue agredido por unos agresores desconocidos en un incidente que, según cree, estaba relacionado probablemente con su labor en defensa de los presos.

Andrei Fedosov, presidente de Uzer, organización de defensa de los derechos de las personas con discapacidad mental, también sufre hostigamiento. Tras realizar un seguimiento de hospitales psiquiátricos entre febrero y abril de 2010, ha hecho públicas denuncias de numerosas violaciones de los derechos de las personas con presuntas discapacidades en Crimea, entre otras, denuncias de internamiento ilegal en una institución psiquiátrica y casos de tortura y malos tratos de pacientes en tres hospitales psiquiátricos.

Fedosov fue agredido por hombres desconocidos en mayo, tras recibir llamadas telefónicas amenazadoras en abril. La policía no intervino. En julio permaneció detenido durante un día en relación con un delito cometido presuntamente 10 años antes, cuando tenía 15 años de edad. El 20 de septiembre se retiraron los cargos presentados en su contra al demostrarse que se encontraba ingresado en un hospital infantil en aquel momento y que no pudo haber cometido el delito. Actualmente teme por su seguridad y sospecha que la policía puede seguir obstaculizando su labor con acusaciones falsas.

A Amnistía Internacional le preocupa que estos dos activistas hayan sido agredidos al parecer a causa de su labor legítima en materia de derechos humanos, y pide a las autoridades ucranianas que se aseguren de que pueden desempeñar sus actividades como defensores de los derechos humanos sin impedimentos y a salvo de actos violentos o amenazas.

Foto: Andrei Fedosov ©Particular

744
Actions taken

Take Action

Campaign has expiredGracias por todo su apoyo, la acción ahora esta cerrada.
653,785
Total Actions taken
by people like you