Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

7 October 2010

Desalojo forzoso de familias romaníes en Belgrado

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades de Belgrado a que pongan fin a los desalojos forzosos en la ciudad, donde se ha expulsado de sus hogares a varias familias romaníes, incluidos 17 niños y una mujer embarazada.

Las 36 personas afectadas vivían en el número 15 de la calle Vojvodjanska, la mayoría desde 2003, cuando llegaron allí tras su desalojo forzoso de otra zona de Belgrado.

“Estas personas han sido desalojadas a la fuerza de su hogares por segunda vez en menos de 10 años y ahora no tienen dónde ir", ha manifestado David Diaz-Jogeix, director adjunto del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

“Las autoridades de Belgrado parecen estar planeando la eliminación de todos los asentamientos informales romaníes de la ciudad, pero lo cierto es que no tienen ningún plan para estas comunidades, más que dejarlas sin hogar."

Amnistía Internacional ha sabido que el desalojo forzoso se ha llevado a cabo con objeto de comenzar la construcción en ese lugar de una nueva carretera y un edificio de apartamentos.

“Las autoridades de Belgrado no han ofrecido otro alojamiento ni ninguna ayuda a las familias desalojadas. No han hablado con ellas para buscar alternativas al desalojo. Tampoco se les ha prestado asistencia jurídica para que puedan impugnarlo –ha explicado David Diaz-Joqeix–. Tales abusos contra los derechos humanos tienen consecuencias graves e inmediatas para estas familias.”

Escoltados por la policía, los representantes de las autoridades municipales se han presentado en el asentamiento hoy, a las once de las mañana, para ejecutar la orden de desalojo. Las casas han sido demolidas hacia las once y media. Había allí representantes del Ministerio de Derechos Humanos y Minorías, pero no han podido impedir el desalojo.

Lepa, madre de tres hijos y embarazada de nuevo, ha contado a Amnistía Internacional: “No tengo dónde ir. Fui al ayuntamiento la semana pasada a pedir ayuda, un refugio donde tener a mis hijos para que no les pase nada, pero nadie quiso hablar conmigo. ¿Qué esperan que hagan ahora?”

Las autoridades municipales de Belgrado avisaron por primera vez del desalojo a los habitantes del asentamiento el 24 de agosto, cuando les dieron un día para marcharse; pero la decisión se suspendió temporalmente por las protestas de varias organizaciones de la sociedad civil que han estado intentando impedir el desalojo.

El 28 de septiembre las personas residentes en el número 15 de la calle Vojvodjanska recibieron un nuevo aviso de desalojo.

Según el derecho internacional, sólo pueden llevarse a cabo desalojos como último recurso, tras haber descartado las demás opciones en verdadera consulta con las comunidades afectadas.

Las autoridades tienen entonces el deber de avisar oportunamente a las comunidades, ofrecerles otro alojamiento y una indemnización adecuados y garantizar que ninguna familia se queda sin hogar ni expuesta a sufrir violaciones de otros derechos humanos a causa del desalojo. Esta obligación incluye ofrecerles medios efectivos de reclamación por las violaciones de sus derechos.

El gobierno serbio tiene el deber de garantizar que las autoridades de Belgrado cumplen lo dispuesto por el derecho internacional.

Véase también
Serbia: Stop the forced evictions of Roma settlements
http://www.amnesty.org/en/library/info/EUR70/003/2010/en

 

AI Index: PRE01/335/2010
Region Europe And Central Asia
Country Serbia
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress