Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

16 June 2010

Malaisia: Personas refugiadas sometidas a detención, abusos y privación del derecho al trabajo

El gobierno de Malaisia debe garantizar el derecho al trabajo de las personas refugiadas en el país, ha afirmado hoy Amnistía Internacional al dar a conocer la letanía de abusos padecidos por los refugiados en Malaisia, la inmensa mayoría procedentes de Myanmar.
Publicado con antelación al Día Mundial del Refugiado (20 de junio), el informe Abused and Abandoned: Refugees Denied Rights in Malaysia documenta la difícil situación de los refugiados y solicitantes de asilo que llegan a Malaisia, donde carecen de reconocimiento jurídico, protección y derecho al trabajo.
“Las personas refugiadas en Malaisia deben poder vivir con dignidad mientras estén en el país. El gobierno debe tomar medidas de inmediato para expedir tarjetas oficiales de identidad a los refugiados y concederles el derecho a trabajar” afirmó Chris Nash, director del Equipo de Amnistía Internacional sobre Derechos de Personas Refugiadas y Migrantes.
En Malaisia, los refugiados y solicitantes de asilo son objeto de detención arbitraria, reclusión en penosas condiciones, latigazos, extorsión, trata de personas y expulsión al lugar del que huyeron por sufrir persecución.
En febrero, el ministro del Interior malaisio, Hishamuddin Hussein, propuso la introducción de tarjetas de identidad oficiales para los refugiados reconocidos por la ONU y afirmó que los refugiados debían poder desempeñar “trabajos ocasionales” pero no tener pleno derecho al trabajo. Sin embargo, desde entonces no se han tomado medidas concretas para introducir las tarjetas de identidad.
El documento oficial de identidad brindaría cierto grado de protección inmediata a refugiados y solicitantes de asilo en Malaisia frente a la detención arbitraria, el hostigamiento y la extorsión a manos de la policía y el Cuerpo de Voluntarios Populares, que se niegan por sistema a reconocer las tarjetas expedidas por el ACNUR (agencia de las Naciones Unidas para los refugiados).
El Cuerpo de Voluntarios Populares malaisio sigue actuando con impunidad a pesar de que el gobierno ha asegurado recientemente que este cuerpo dejaría de participar en operaciones dirigidas a hacer cumplir la legislación sobre inmigración.
Esta semana, el informe del Departamento de Estado estadounidense sobre trata de personas en 2010 (Trafficking in Persons) confirmó que el Cuerpo de Voluntarios Populares detiene arbitrariamente a refugiados y solicitantes de asilo, que “los refugiados están especialmente expuestos a la trata de personas” y que, a pesar de los esfuerzos del gobierno, los progresos en la obtención de condenas de traficantes eran limitados.
Amnistía Internacional reconoce que, en el último año, los funcionarios malaisios han dejado de entregar refugiados y solicitantes de asilo a los traficantes que actúan en la frontera de Malaisia con Tailandia.
“A Malaisia todavía le queda un largo camino por recorrer en cuanto a derechos de los refugiados, pero las tarjetas de identidad expedidas por el gobierno son un comienzo. Es el momento justo para que Malaisia adopte esta medida, sencilla pero concreta y positiva, que supondrá un gran cambio para la vida de decenas de miles de refugiados y solicitantes de asilo en el país” afirmó Chris Nash.
Amnistía Internacional ha pedido al gobierno que siga mejorando las políticas relativas a refugiados, lo que incluye ampliar su cooperación con el ACNUR dando instrucciones a sus cuerpos encargados de hacer cumplir la ley para que dejen de detener a personas acreditadas con la tarjeta del ACNUR.
La organización pide asimismo a otros países que aumenten su capacidad para reasentar refugiados que actualmente se encuentran en Malaisia.
El reasentamiento brinda a un reducido número de refugiados la oportunidad de reconstruir su vida en países como Australia, Canadá y Estados Unidos y en Europa. Sin embargo, la falta de reasentamiento de personas de la minoría étnica musulmana rohingya, de Myanmar, ha sido notable.

Información complementaria
Malaisia no ha ratificado la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y, con arreglo a la legislación malaisia, refugiados y solicitantes de asilo son tratados como trabajadores irregulares o indocumentados. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) es la única autoridad en el país que les reconoce la condición de refugiados y les presta asistencia.
Hay 84.200 refugiados y solicitantes de asilo registrados por el ACNUR en Malaisia, aunque se calcula que el número de personas en parecidas circunstancias sin registrar es más del doble.
Más del 90 por ciento de los refugiados y solicitantes de asilo registrados en Malaisia proceden de Myanmar.

Documentos relacionados
Informe
Trapped: The Exploitation of Migrant Workers in Malaysia, 24 de marzo de 2010, ASA 28/002/2010, http://www.amnesty.org/en/library/info/ASA28/002/2010/en.
Folleto de campaña
There is a Way Out: Stop Abuse of Migrants Detained in Malaysia, abril de 2010, ASA 28/003/2010, http://www.amnesty.org/es/library/info/ASA28/003/2010/en.

 

 

AI Index: PRE01/193/2010
Region Asia And The Pacific
Country Myanmar
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress