Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

30 March 2010

Zimbabue debe permitir el debate sobre violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado

Amnistía internacional ha pedido hoy al gobierno de Zimbabue que ponga fin a la represión del debate público sobre las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado y en el presente, luego de la detención de un conocido artista por obras que representan atrocidades cometidas en la década de 1980.

Owen Maseko fue detenido el 26 de marzo, tras participar en una exposición en la Galería Nacional de Arte de Bulawayo en la que se exhibían obras que representaban atrocidades cometidas en la región de Matabeleland, conocida como Gukuruhundi, en el oeste de Zimbabue, durante la década de 1980. En esos años, miles de personas perdieron la vida, sobre todo a manos de agentes de seguridad del Estado.

El artista, que se enfrenta a cargos de “menoscabar la autoridad del presidente”, “incitar a la violencia pública” y “ofender a personas de una tribu, raza o religión concreta”, en virtud de la Ley de Orden Público y Seguridad, sido puesto en libertad bajo fianza hoy, aunque se le ha ordenado que se presente en una comisaría de policía todos los viernes.  

“El presidente Mugabe y el primer ministro Tsvangirai deben demostrar su compromiso de poner fin a las violaciones de derechos humanos en Zimbabue condenando públicamente los intentos de la policía de silenciar a los activistas, y deben retirarse de forma inmediata e incondicional todos los cargos presentados contra Owen Maseko”, ha afirmado Erwin van der Borght, director del director del Programa Regional para África de Amnistía internacional.

“Las detenciones arbitrarias, las reclusiones ilegítimas y el hostigamiento y la intimidación constantes restringen la labor de los activistas que ejercen su derecho a la libertad de expresión y contribuyen al proceso de reconciliación nacional previsto en el Acuerdo Político Global”, ha afirmado Erwin van der Borght.

El Acuerdo Político Global, firmado por los tres partidos políticos principales de Zimbabue en septiembre de 2008, reconoce la necesidad de “reconciliación nacional, cohesión y unidad con respecto a las víctimas de los conflictos políticos anteriores y posteriores a la independencia”, así como la necesidad de crear “un entorno de tolerancia y respeto entre los zimbabuenses”.

El incesante hostigamiento de personas que trabajan en pro de los derechos humanos por parte de la policía de Zimbabue ha obligado también a dos destacados defensores de los derechos humanos, entre ellos una sindicalista, a abandonar el país.

Okay Machisa, director nacional de la Asociación de Derechos Humanos de Zimbabue (ZimRights), huyó del país tras ser detenido por la policía el 23 de marzo por su intervención en la coordinación de una exposición en la galería Delta de Harare que fue cancelada debido al reiterado hostigamiento policial.

La policía confiscó al menos 65 fotografías de la exposición, en algunas de las cuales aparecían víctimas de la violencia política que tuvo lugar en Zimbabue en 2008, pero se vio obligada a devolverlas en cumplimiento de una resolución del Tribunal Superior.

Una delegación de Amnistía internacional fue testigo del regreso de la policía a la galería después de la inauguración; los agentes sólo abandonaron el local al no poder localizar a Okay Machisa, que para entonces se había escondido.

Según los informes, tres camiones cargados de policías regresaron más tarde y algunos agentes se quedaron durante toda la noche, mientras otro grupo de policías intentaba entrar en la oficina de ZimRights.

Otra conocida defensora de derechos humanos, Gertrude Hambira, secretaria general de la Unión General de Trabajadores de la Agricultura y las Plantaciones de Zimbabue (GAPWUZ, por sus siglas en inglés), se vio obligada a esconderse por segunda vez en seis meses, tras asaltar la policía su oficina el 24 de febrero.

El constante hostigamiento de la policía a personal de GAPWUZ ha obligado a la activista sindical a permanecer fuera del país.

“Estamos sumamente preocupados por el hecho de que en el lapso de unos meses dos destacados defensores de los derechos humanos se hayan visto obligados a salir del país tras intentar ocuparse de violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado y en el presente”, ha afirmado Erwin van der Borght.  

“La reciente acción policial contra defensores y defensoras de los derechos humanos menoscaba la credibilidad del gobierno de unidad ante la comunidad internacional y perpetúa el temor de que puedan repetirse las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado.”

AI Index: PRE01/111/2010
Region Africa
Country Zimbabwe
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress