Annual Report 2013
The state of the world's human rights

10 December 2009

Mujeres en la primera línea de los derechos humanos

Mujeres en la primera línea de los derechos humanos

Las mujeres son a menudo las más afectadas por la pobreza y los abusos contra los derechos humanos; pero, como activistas, utilizan estas condiciones para provocar cambios sociales positivos. Para conmemorar el Día de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional habló con tres mujeres que arriesgan su vida en defensa de los derechos humanos.

Las mujeres padecen más que los hombres las consecuencias de la pobreza, la violencia y las violaciones de derechos humanos a causa de la discriminación que sufren en todo el mundo. Constituyen más del 70 por ciento de la población pobre en todo el mundo, y sólo ganan el 10% de la renta mundial, pero llevan a cabo dos tercios del trabajo en todo el planeta.

Tres cuartas partes de la población analfabeta mundial son mujeres. Producen hasta el 80% de los alimentos en los países en desarrollo, pero sólo el 1% de las tierras son de su propiedad.    

A pesar de tenerlo todo en contra, las mujeres son a menudo los agentes más activos del cambio social positivo en sus comunidades, trabajando infatigablemente para mejorar sus vidas y la situación de sus familias. En todo el mundo, las mujeres son protagonistas de algunos de los ejemplos de trabajo de base en materia de derechos humanos más efectivo.

Gertrude Hambira, secretaria general de la Unión General de Trabajadores de la Agricultura y las Plantaciones de Zimbabue (GAPWUZ)

"Me han amenazado y me han pedido que deje este cometido en varias ocasiones […]; mis hijos me dicen ‘mami, tu trabajo es muy peligroso’.

Cuando se producen las invasiones [de las granjas], los trabajadores nos llaman y vamos a ver qué ocurre. Tienes que ser valiente para ir a ver a esas personas que están cantando, bailando, sosteniendo machetes, hachas y todo eso. Pero para decir que están desalojando violentamente a los propios granjeros tienes que estar en el meollo del asunto.

Las mujeres cumplen una función muy importante en la defensa de los derechos humanos y los derechos de los trabajadores en sus zonas a través de un enfoque no violento. Nosotros [GAPWUZ] hemos llevado a cabo un montón de campañas, un montón de trabajo formativo y de concienciación para que las mujeres puedan hablar por sí mismas sobre cuestiones que les afectan diariamente.

Si tienen trabajo, las animamos a que asuman una función de liderazgo, como convertirse en representante sindical o participar en comités sindicales en donde también puedan hablar de las cuestiones que les afectan sobre el terreno.

¡A veces los hombres se rinden fácilmente! […]. Dicen “madre, tenemos que vengarnos” y yo les digo que se calmen. Quieren tomar represalias rápidamente, en vez de analizar las cosas desde una perspectiva diferente. Me han educado y me he formado con planteamientos no violentos, y eso ha funcionado muy bien en mi organización. Estamos en una situación en la que, si hubiéramos tomado represalias, creo que se habría derramado mucha sangre.

Me preocupa la seguridad de mi familia y también la mía propia. Tengo cinco hijos. Dicen ‘mamá, ¿por qué no te vas de Zimbabue?’, y yo digo, no, no podemos irnos todos, porque ¿quién continuará la lucha?”

Zebo Sharifova, directora de la Liga de Mujeres Abogadas

“Las mujeres que no conocen sus derechos acuden a centros como la Liga de Mujeres Abogadas y les piden que defiendan sus derechos ante los tribunales.

Antes, si querían tener información sobre sus derechos, las mujeres no sabían a dónde ir. Ahora […] saben más sobre sus derechos.

Muchas mujeres que no pueden encontrar una forma de escapar de la situación [violencia en el ámbito familiar] se suicidan. En nuestro centro contamos con una persona profesional de la psicología con la que pueden hablar estas mujeres.

Según las estadísticas, en Tayikistán hay unos 20 centros de crisis [para mujeres] registrados. Pero estos centros de crisis sólo funcionan cuando organizaciones extranjeras les proporcionan fondos. Tan pronto como se termina la financiación, dejan de funcionar. El Estado no tiene fondos para financiar casas refugio [para mujeres], y nuestra organización tiene que aceptar a estas mujeres. Pero al final se ven obligadas a volver con sus familias, en donde son víctimas de violencia intrafamiliar.

Hemos puesto en marcha y elaborado un anteproyecto de ley sobre Protección frente a la Violencia Intrafamiliar. Hemos captado apoyos por toda la República y hemos reunido un montón de firmas de apoyo a este anteproyecto.

Si hemos conseguido ayudar al menos a una mujer que ha venido y [nos] ha dicho: ‘¡Gracias! Me habéis ayudado. Ahora vivo en mi casa y tengo una pensión alimenticia’, entonces hemos ganado el proceso.”

Vemos cómo le brillan los ojos y vale la pena trabajar por un momento así.”

Aminatou Haidar, defensora de los derechos humanos saharaui que lleva en huelga de hambre desde el 15 de noviembre en protesta por su expulsión de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, por parte de las autoridades marroquíes. En la actualidad se encuentra abandonada a su suerte en el aeropuerto de Lanzarote, en las Islas Canarias, España.

“Cuando tenía 20 años me secuestraron y fui víctima de desaparición forzada. Pasé unos cuatro años con los ojos tapados y sin que me llevaran a juicio […]. Sufrí distintas torturas físicas y psicológicas. Luego me dejaron en libertad y después me sometieron a vigilancia continua.

En junio de 2005 me torturaron en la calle; me provocaron lesiones graves por las que tuvieron que darme 14 puntos y me rompieron tres costillas […]. Me detuvieron de nuevo basándose en un informe policial falso. Me juzgaron y me condenaron a siete meses de cárcel, que pasé en una prisión llamada ‘Lakhal’, en El Aaiún.

Como mujeres y madres en el Sáhara Occidental, somos conscientes de que nuestra función es sumamente difícil e importante; consiste en educar a nuestros hijos e hijas para que mantengan la identidad saharaui, la cultura saharaui y las tradiciones saharauis. No es una tarea fácil ni es un tema nuevo. La ocupación siempre está intentando eliminar la cultura saharaui.

Para una mujer saharaui resulta muy difícil, como mentora, inculcar estos valores y ser a la vez activista fuera de su casa […]. Para una activista que trabaja en el terreno de los derechos humanos resulta agotador […]. Los niños siempre tienen mucho miedo de perder a su madre.

Esta generación y los niños y las niñas [del Sáhara Occidental] ven con sus propios ojos la represión policial […]. Imagine a muchos niños y niñas que, en vez de dibujar juguetes, dibujan a personas entre rejas y a un policía con una pistola y una porra que está golpeando a personas. Me da miedo que puedan volverse violentos e incitar a la violencia […], porque la práctica de la violencia algún día provocará violencia.

Como defensoras de los derechos humanos, nuestra función consiste en pedir la paz […], pero nuestros medios son muy limitados, ni siquiera se nos autoriza a organizar talleres, sesiones de formación […]. Ahora es cada vez más difícil […].”


  • Marruecos debe permitir que la activista de derechos humanos Aminatou Haidar regrese a casa




  • Haz que las Naciones Unidas sean más efectivas a la hora de hacer que se cumplan los derechos de las mujeres 

Issue

Activists 
Women 

Region

Middle East And North Africa 
Africa 

Country

Tajikistan 
Zimbabwe 

Campaigns

Stop Violence Against Women 

@amnestyonline on twitter

News

29 July 2014

Burundi’s ruling party is perpetrating a relentless campaign of intimidation against government critics and its youth wing is carrying out crimes with impunity ahead of next... Read more »

30 July 2014

A year after Chelsea Manning was convicted of leaking classified government material,  the US authorities should grant her clemency, release her immediately, and urgently... Read more »

22 July 2014

Indonesia’s new President Joko Widodo must deliver on campaign promises to improve Indonesia’s dire human rights situation, Amnesty International said.

Read more »
29 July 2014

The European Union (EU) must urgently strengthen its laws to enable member states to immediately ban the trade in new devices and technologies that have no practical  use... Read more »

30 July 2014

An attack overnight on the Jabaliya elementary school in Gaza, where more than 3,000 displaced civilians had sought refuge, is a possible war crime and should be independently... Read more »