Sierra Leona

Human Rights in República de Sierra Leona

Amnesty International  Report 2013


The 2013 Annual Report on
Sierra Leone is now live »

Jefe del Estado y del gobierno Ernest Bai Koroma
Pena de muerte retencionista
Población 6 millones
Esperanza de vida 41,8 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
290/264 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 34,8 por ciento

La situación en materia de seguridad era, en general, estable, aunque se dieron algunos casos de violencia antes y después de las elecciones locales celebradas en julio. En enero se reanudó en La Haya el juicio contra el ex presidente liberiano Charles Taylor. Concluyeron dos de los tres juicios ante el Tribunal Especial para Sierra Leona que estaban en fase de apelación y al término de 2008 seguía pendiente la sentencia de otro. La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Sierra Leona publicó su primer informe de ámbito nacional. Se avanzó muy poco en la implementación de las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación. Se admitieron los recursos presentados por 11 personas que habían sido declaradas culpables de traición, 10 de ellas condenadas a muerte. Todas fueron liberadas en noviembre.

Sierra Leona siguió siendo un país extremadamente pobre, con unos índices de mortalidad infantil y materna entre los más altos del mundo. Según las estimaciones, una de cada ocho mujeres moría a consecuencia del parto y uno de cada cuatro menores de edad no llegaba a cumplir los cinco años.

Información general

En febrero, el presidente presentó un Plan Estratégico sobre Salud Infantil y Reproductiva destinado a reducir las tasas de mortalidad infantil y materna en un 30 por ciento para 2010. Países donantes de ayuda comprometieron fondos para abordar la mortalidad materna durante los próximos 10 años.

El primer informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Sierra Leona, publicado en julio, se ocupaba de una amplia variedad de violaciones de derechos humanos, como la brutalidad policial y el uso de fuerza excesiva, así como numerosos casos de detención prolongada sin cargos. El informe se centraba especialmente en los derechos de las mujeres y de las niñas, destacando las elevadas tasas de mortalidad infantil y materna, así como la violencia sexual y de género, incluida la mutilación genital femenina.

En julio se celebraron elecciones a los consejos locales. Las mujeres que se presentaron como candidatas fueron objeto de acoso y recibieron amenazas de violación y muerte por parte de miembros de la comunidad. En total, el 13 por ciento de los candidatos a ocupar un escaño en los consejos eran mujeres.

A lo largo del año se registraron enfrentamientos violentos entre jóvenes partidarios del Partido Popular de Sierra Leona, del Movimiento Popular por el Cambio Democrático y del Congreso de Todo el Pueblo. En enero, cuatro personas murieron en esos enfrentamientos en Port Loko y 11 casas fueron incendiadas. En junio, julio y agosto se produjeron nuevos episodios de violencia política entre estos grupos. En julio se desplegó un contingente del ejército en el distrito de Kenema antes de las elecciones como medida precautoria. Se recibieron informes de disturbios en varios distritos, a consecuencia de los cuales se retiraron 71 candidatos de un total de 1.324.

La Ley Anticorrupción de 2000 fue sustituida por una nueva Ley Anticorrupción de 2008. En febrero, el gobierno aprobó una nueva estrategia nacional contra la corrupción. Como parte de ella, la Comisión Anticorrupción estableció un departamento de investigación, inteligencia y enjuiciamiento. En noviembre, tres altos cargos públicos fueron acusados de varios delitos en virtud de la nueva Ley.

"Siguieron...uso de fuerza excesiva y violencia sexual a manos de la policía."

En enero, el gobierno creó una Comisión de Revisión Constitucional. La Comisión planteó 136 enmiendas a la Constitución de 1991, en su mayoría no relacionadas con los derechos humanos, que debían ser aprobadas mediante referéndum.

En octubre, la Oficina Integrada de la ONU para la Consolidación de la Paz en Sierra Leona (UNIPSIL) sustituyó a la Oficina Integrada de la ONU en Sierra Leona (UNIOSIL). Los derechos humanos y las cuestiones de género seguirían siendo las prioridades de la oficina. En julio, el Fondo de la ONU para la Consolidación de la Paz aprobó la asignación de más de 17 millones de dólares estadounidenses para proyectos de reforma social en Sierra Leona.

Tribunal Especial para Sierra Leona

En enero se reanudó el juicio contra Charles Taylor en La Haya. Se enfrentaba a 11 cargos de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos en Sierra Leona, incluidos homicidios ilegítimos, violación y uso de niños y niñas soldados. Al terminar el año el fiscal había finalizado su alegato.

Se presentaron los argumentos de la defensa en las causas contra Issa Sesay, Morris Kallon y Augustine Gbao, miembros del Frente Revolucionario Unido. A finales de 2008 aún no se habían dictado las sentencias.

En febrero, la Cámara de Apelaciones confirmó las sentencias dictadas originalmente en los casos de los miembros del Consejo Revolucionario de las Fuerzas Armadas Alex Tamba Brima (50 años de prisión), Ibrahim Bazzy Kamara (45 años de prisión) y Santigie Borbor Kanu (45 años de prisión).

La causa contra Moinina Fofana y Allieu Kondewa, miembros de las Fuerzas de Defensa Civil, concluyó en mayo. La Cámara de Apelaciones duplicó las condenas originales y los condenó a 15 y 20 años de cárcel, respectivamente.

Libertad de expresión

A lo largo del año varios periodistas fueron objeto de hostigamiento y algunos fueron detenidos.

  • En febrero, Jonathan Leigh, director ejecutivo del periódico The Independent Observer, fue detenido y acusado de difamar al ministro de Transportes y Aviación. Quedó en libertad bajo fianza y posteriormente se retractó de sus artículos.
  • En marzo, Sylvia Blyden, del periódico The Awareness Times, fue detenida y acusada de «ridiculizar al presidente». Fue puesta en libertad el mismo día.

En mayo, las autoridades amenazaron al periódico The New Vision con acciones judiciales si no se retractaba de algunos artículos considerados críticos con el gobierno.

En octubre, Emmanuel Saffa Abdulai, director de la Sociedad de Iniciativas Democráticas, y John Baimba Sesay, jefe de información de la sociedad, recibieron amenazas de muerte telefónicas de carácter anónimo todos los días durante un mes. Habían publicado un informe sobre las condiciones en que la prensa realizaba su trabajo en Sierra Leona. Varios miembros del personal del periódico New Vision que publicaron un artículo sobre dicho informe en septiembre también recibieron amenazas de muerte.

Justicia transicional

A pesar de que en febrero el presidente se comprometió a implementar las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, a lo largo del año no se produjeron avances significativos. No se adoptó ninguna medida para crear un comité de seguimiento de la aplicación de las recomendaciones de la Comisión.

Se amplió el mandato de la Comisión Nacional para la Acción Social, encargada del programa de reparaciones. Se encomendó a este organismo supervisar el establecimiento de un Fondo Especial para Víctimas de Guerra. Asimismo, se reconstituyó el Grupo Especial sobre Reparaciones bajo la nueva denominación de Comité Conductor sobre Reparaciones, con una representante de una ONG entre sus miembros.

Policía y fuerzas de seguridad

Siguieron recibiéndose informes de brutalidad policial, uso de fuerza excesiva y violencia sexual a manos de la policía.

  • En agosto, personal de seguridad y agentes de la policía atacaron violentamente a ocho periodistas que cubrían reuniones del Partido Popular de Sierra Leona y del Congreso de Todo el Pueblo, y a simpatizantes de ambos grupos. Se inició una investigación después de que la Sociedad de Iniciativas Democráticas y la Asociación de Periodistas de Sierra Leona pidiesen al gobierno que llevase a los responsables de la violencia ante la justicia, pero al finalizar el año no se habían presentado resultados concluyentes.

Sistema judicial

No se registraron avances significativos para reducir las demoras excesivas en los juicios penales y abordar los casos de detención sin juicio por periodos prolongados a causa de aplazamientos sucesivos y autos de prisión preventiva.

  • En abril, 11 hombres declarados culpables de traición que recurrieron su sentencia condenatoria en enero de 2005 comparecieron finalmente ante un tribunal. Aunque se determinó que no había lugar a la acusación, no quedaron en libertad hasta noviembre.

Los tribunales seguían experimentando falta de materiales y personal, con sólo 19 magistrados y 13 fiscales para todo el país.

Derechos de las mujeres

El gobierno aprobó un plan para implementar las leyes de género de 2007, en concreto la Ley de Violencia Intrafamiliar, la Ley de Registro de Matrimonios y Divorcios Consuetudinarios y la Ley de la Sucesión. Se distribuyeron ejemplares de las leyes de género y a lo largo de 2008 se celebraron sesiones de formación con la participación de mujeres, líderes tradicionales y líderes religiosos. A pesar de que las leyes entraron en vigor en 2007, los índices de violencia sexual y de género y de violencia intrafamiliar siguieron siendo muy elevados. Se avanzó muy poco en la reducción de la incidencia de la mutilación genital femenina.

Pena de muerte

En noviembre, 10 hombres que habían sido condenados a muerte por traición fueron excarcelados tras revocarse en apelación sus sentencias condenatorias. Se trataba del cabo Daniel Sandy, soldado Issa Kanu, capitán Hindolo Trye, Alhajie Kamanda, Abdulia Taimu Tarawally, Richard Sellu Bockerie, Alhaji Mohamed Kondeh, Alhagie Kargbo, Ibrahim Koroma y Kai Mattia.

En mayo se aprobaron tres nuevas condenas de muerte para Tahimu Sesay, Gibrilla Dumbuya y Mohamed Tarwalie. Los tres fueron declarados culpables de matar a un hombre a golpes.

Al concluir 2008 había 13 personas condenadas a muerte, 3 de ellas mujeres.

En agosto, grupos de la sociedad civil presionaron infructuosamente a la Comisión de Revisión Constitucional para que aboliese la pena de muerte.

En diciembre, Sierra Leona se abstuvo en la votación de una resolución de la Asamblea General de la ONU en la que se pedía una moratoria mundial de las ejecuciones.

Visitas de Amnistía Internacional

Una delegación de Amnistía Internacional visitó Sierra Leona en marzo y abril.