Annual Report 2013
The state of the world's human rights

Press releases

1 July 2009

Federación Rusa: La rendición de cuentas es clave para la normalización en el norte del Cáucaso

Sólo la plena rendición de cuentas por las violaciones de derechos humanos que se han perpetrado en los últimos diez años y con anterioridad puede conseguir la total normalización de Chechenia y el norte del Cáucaso, ha dicho Amnistía Internacional en un informe publicado hoy.

El informe, titulado Rule without law: Human rights violations in the North Caucasus, pone de relieve las violaciones de derechos humanos que siguen perpetrándose en Chechenia, Ingusetia, Dagestán y Kabardino-Balkaria en un clima de impunidad. Se basa en testimonios que hablan de homicidios indiscriminados y uso excesivo de la fuerza, además de muerte y tortura bajo custodia,  detención arbitraria y secreta, secuestros, amenazas a activistas de derechos humanos y periodistas independientes, ataques a familiares de presuntos combatientes y desalojos forzosos de personas internamente desplazadas.

En el contexto de Chechenia, la operación antiterrorista que las autoridades rusas declararon allí dio luz verde a estos abusos. El 16 de abril de 2009 las autoridades anunciaron su fin, pero poco después volvieron a introducirla en varios distritos.

“Ha habido y continúa habiendo una ausencia total de voluntad política para mantener el Estado de derecho y abordar la impunidad en Chechenia, que ha conducido a la desestabilización de todo el norte del Cáucaso. Con demasiada frecuencia los autores de violaciones de derechos humanos –tanto en el pasado como en la actualidad– están libres”, ha dicho Nicola Duckworth, directora del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

Si bien en la actualidad hay menos combates entre las fuerzas del gobierno y los grupos armados en Chechenia, los combates se han intensificado en otras regiones.

“Los recientes ataques de grupos armados contra oficiales de alta graduación en Ingusetia, donde el 22 de junio el presidente Yunus-Bek Yevkurov resultó herido en un intento de asesinato, son sólo la punta del iceberg” ha dicho Nicola Duckworth.

En los últimos años, cientos de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y gran número de civiles han muerto a manos de grupos armados en toda la región. También en junio fueron asesinados el vicepresidente del Tribunal Supremo de Ingusetia y el ministro del Interior de Dagestán.

Al mismo tiempo, Amnistía Internacional ha recibido informes desde Chechenia, Ingusetia y Kabardino-Balkaria según los cuales se han dictado sentencias condenatorias por delitos relacionados con el terrorismo basadas en confesiones forzadas y testimonios extraídos bajo tortura, mientras funcionarios encargados de hacer cumplir la ley implicados en violaciones de derechos humanos durante el conflicto armado están en libertad.

“El objetivo legítimo de enfrentarse a los grupos armados y traer la estabilidad a la región no podrá conseguirse por medios ilegítimos y con medidas que violan el derecho internacional humanitario”, ha dicho Nicola Duckworth.

“Y, a pesar de ser esto muy necesario, tampoco podrá conseguirse la estabilidad únicamente reconstruyendo edificios, carreteras y fuentes de energía, como se ha hecho en los últimos años en Chechenia.”

“Sólo mediante investigaciones minuciosas e independientes de los abusos contra los derechos humanos perpetrados en el pasado y que siguen perpetrándose se podrá conseguir la normalización y la seguridad y acabar con el dolor de las víctimas. Tales investigaciones servirán además para disuadir de futuras violaciones.”

Durante 15 años Amnistía Internacional ha investigado constantemente y sacado a la luz casos de abusos contra los derechos humanos en el norte del Cáucaso, incluidos crímenes de guerra. La organización ha desvelado la falta de rendición de cuentas a pesar de las barreras impuestas por las autoridades rusas a sus representantes y a los de otras organizaciones de derechos humanos y observadores independientes para visitar la región.

“Abrir la región a periodistas y observadores independientes sería una señal de que las autoridades están dispuestas a la transparencia y el diálogo”, ha dicho Nicola Duckworth.

“Si todas las partes no muestran un respeto real por el Estado de derecho y no hay un verdadero compromiso de abordar el enconado legado que dejó la ostensible falta de voluntad política a todos los niveles para evitar y castigar toda una lista de graves abusos, no habrá estabilidad y seguridad para los habitantes del norte del Cáucaso”.


Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía  Internacional  en  Londres  llamando  al número + 44 20 7413 5566, o visiten http://www.amnesty.org/es/features-news-and-updates.
Para los documentos y comunicados     de     prensa     traducidos     al    español    consulten http://www.amnesty.org/es/research.

 

Region Europe And Central Asia
For further information, contact International Press Office »

International Press Office

Phone : +44 (0) 20 7413 5566
9:30 - 17:00 GMT Monday-Friday
Phone : +44 (0) 777 847 2126
Line open 24 hours a day
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
International Press Office
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
UK
Follow International Press Office on Twitter
@amnestypress