Document - Amnesty International News Service 43/95



AMNISTÍA INTERNACIONAL

SERVICIO DE NOTICIAS 43/95

______________________________________________________________


A:ENCARGADOS DE PRENSAÍNDICE AI: NWS 11/43/95/s

DE:OFICINA DE PRENSA DEL SIDISTR: SC/PO

FECHA: 1 DE MARZO DE 1995


ARTÍCULOS DEL SERVICIO DE NOTICIAS: EXTERNO - LAS MUJERES Y LA GUERRA; SUDÁN (este artículo se enviará los medios de comunicación de África y Oriente Medio)


ATENCIÓN: Hemos decidido volver a publicar el artículo Las mujeres y la guerra (véase el servicio de noticias 42/95) más los otros tres artículos que les enviaremos próximamente, como comunicados de prensa.


PARA SU INFORMACIÓN: Les adjuntamos la convocatoria de la rueda de prensa que el SI enviará hoy a los medios de comunicación con motivo del lanzamiento de la Campaña de Mujeres.


TAMBIÉN PARA SU INFORMACIÓN: En el Correo Semanal del 22 de febrero les enviamos la circular Campaña Temática de 1995 sobre la Mujer y los Derechos Humanos. Consejos adicionales sobre estrategia y realización de la campaña por parte de las Secciones y los Grupos (ACT 77/07/95/s). En el Correo Semanal que les enviaremos hoy les mandaremos el documento 15-Point Program to Protect Women's Human Rights (ACT 77/10/95).


COMUNICADOS DE PRENSA INTERNACIONALES


Campaña de Mujeres - 7 de marzo - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 12/95


Brasil - 27 de marzo - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 29/95


RUANDA - 6 de abril - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 37/95


SIRIA - 11 de abril - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 32/95



COMUNICADOS DE PRENSA ESPECÍFICOS Y LIMITADOS


CAMBOYA - 14 DE MARZO - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 37/95



NOTA DE EDAI: Todos los anuncios de envíos se refieren al inglés. Para los envíos de documentos traducidos, remítanse a nuestra lista de correo semanal.


El progama de 15 puntos lo encontrarán ustedes como apéndice del libro de mujeres (ACT 77/01/95/s). Para la fecha de distribución de ACT 77/10/95, vean nuestra próxima lista de correo semanal.


ACTOS Y MISIONES


NOTA: La siguiente información es sólo para su información, y todavía no sabemos si implicará trabajo con los medios de comunicación. Les rogamos que no la hagan pública hasta que reciban más información del SI.


MISIÓN A KENIA 16 de marzo - 2 de abril - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 37/95


MISIÓN A BURUNDI 27 de febrero - 14 de marzo - VÉASE SERVICIO DE NOTICIAS 37/95

Servicio de noticias 43/95

ÍNDICE AI: ACT 77/WU 02/95

NO PUBLICAR ANTES DEL 7 DE MARZO DE 1995


LAS MUJERES Y LA GUERRA


«En una guerra, el ganador no tiene que pagar. Los derechos humanos no son prioritarios en ninguna guerra.»


Esta cita es de un ex general uruguayo, hablando de las operaciones de contrainsurgencia en las que tomó parte en los años setenta. Refleja la realidad moderna: en los conflictos, sean guerras civiles o internacionales, o insurrección, inevitablemente los civiles corren peligro.


Los derechos humanos se supeditan a las conveniencias militares, y las torturas, las matanzas y las «desapariciones» se han convertido en simples tácticas.


En los últimos años, las horrendas historias de violaciones en Bosnia-Herzegovina y el éxodo de refugiados que huían del genocidio de Ruanda han mostrado hasta qué punto las mujeres son especialmente vulnerables en los conflictos, y cómo son escogidas como blanco de violaciones de derechos humanos que los hombres no sufren.


En casi todos los conflictos armados modernos, desde Kuwait a Perú, Liberia o India, se han recibido informes de una de las violaciones más aterradoras que sufren las mujeres: La violación y los abusos deshonestos. La violación se ha convertido, simplemente, en un arma de guerra, y refleja el terror especial que supone para las mujeres.


Las violaciones llevadas a cabo por las fuerzas armadas en Bosnia-Herzegovina han sido objeto de una difusión sin precedentes y el alcance de los abusos deshonestos en esa zona han causado horror y consternación. Las mujeres fueron violadas en sus casas, en centros de detención y en hoteles en los que estaban retenidas únicamente para que los soldados las violaran.


En un caso ocurrido en junio de 1992, los serbios llevaron a una joven musulmana de 17 años de su localidad a una cabaña de un bosque cercano. Durante los tres meses que permaneció allí, fue una de las doce mujeres violadas repetidamente en la cabaña delante de las demás mujeres. Cuando intentaban defenderla, los soldados las repelían a golpes.


A menudo, las mujeres que sobreviven a los conflictos y huyen de sus casas se enfrentan a los abusos deshonestos y al hostigamiento de los funcionarios en su búsqueda de un nuevo hogar. El sexo puede ser el precio que piden las fuerzas de seguridad, los guardias de fronteras y los contrabandistas que a cambio de facilitar a estas mujeres el acceso a un refugio seguro.


Una refugiada que huía de Etiopía durante el gobierno de Mengistu, que estaba embarazada de cinco meses y que viajaba con dos hijos, declaró que durante el viaje que hizo a un país vecino, dos hombres la pararon y le dijeron «Si no hay sexo, no pasas.» Después la tiraron al suelo, la patearon el estómago y la violaron.


Las mujeres que sí logran llegar a los campos de refugiados, en los que permanecen durante años, también corren peligro de sufrir violencia sexual por parte de los funcionarios y de los refugiados varones. A algunas mujeres las obligan a prostituirse; a otras los hombres las coaccionan para que lleven a cabo actos sexuales a cambio de documentos o raciones de comida.


Aunque la mayoría de los refugiados son mujeres, las que consiguen asilo en los países ricos del norte son una minoría. Con frecuencia, las mujeres no se atreven a contar los abusos deshonestos mencionados anteriormente a los funcionarios encargados de examinar las solicitudes de asilo a causa del estigma social que conlleva la violación y, por lo tanto, es posible que les resulte más difícil conseguir asilo.


FAX. HOJA DE PORTADA

Fax: (44) (71) 956 1157

Tel: (44) (71) 413 5500


A: Directores


De: Oficina de Prensa


Fecha: 1 de marzo de 1995


Número de fax:


Número total de páginas incluida la portada: 2


Si no recibe todas las páginas o no son totalmente legibles, les rogamos nos llamen lo antes posible al (44) (71) 4135562.


CONVOCATORIA DE RUEDA DE PRENSA


RUEDA DE PRENSA SOBRE MUJERES Y DERECHOS HUMANOS


Con motivo del lanzamiento de la Campaña de Mujeres de Amnistía Internacional, el Secretariado Internacional de la organización, con sede en Londres, ha organizado una Rueda de Prensa que tendrá lugar a las 11.00 am el 7 de marzo de 1995 en la Asociación de la Prensa Extranjera, en Londres.


Para describir mejor la diversidad de la lucha de las mujeres por sus derechos en todo el mundo, Amnistía Internacional ha reunido activistas de los derechos de la mujer de diferentes países, para que hablen de sus experiencias, logros y desafíos actuales.


La actriz Juliet Stevenson, miembro activo de Amnistía Internacional, presentará a los participantes y cerrará la rueda de prensa dando lectura a una declaración redactada por una mujer víctima de violaciones de derechos humanos.


Entre los participantes estarán:


Njeri Kabeberi, miembro de la Junta Directiva de la Comisión de Derechos Humanos de Kenia;


Érica Páez, abogada colombiana y vicepresidenta de la Red de Mujeres Refugiadas, con sede en Londres;


Anita Tiessen, Directora de Medios de Comunicación, Amnistía Internacional - Secretariado Internacional.


Lugar: Asociación de la Prensa Extranjera, 11 Carlton House Terrace, Londres SW1Y 5AJ


Atención: Tras la rueda de prensa, se podrán concertar entrevistas con los participantes, tanto en inglés como en sus lenguas maternas.


Entre el material informativo que se distribuirá durante la rueda de prensa habrá copias del informe de Amnistía Internacional «Los derechos humanos, un derecho de la mujer» (que se hará público el día de la rueda de prensa), un resumen del mismo informe, hojas informativas y una breve reseña sobre los participantes.

Servicio de noticias 43/95


PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA - 1 DE MARZO DE 1995

ÍNDICE AI: AFR 54/WU 08/95


SUDÁN: LA POLICÍA DE SEGURIDAD PROPINA PALIZAS Y AMENAZA A MUJERES MANIFESTANTES


Mujeres familiares de oficiales del ejército ejecutados han sido golpeadas y amenazadas de violación y muerte tras protestas antigubernamentales ocurridas en Sudán el sábado 25 de febrero, ha denunciado hoy Amnistía Internacional.


«Sentimos una enorme preocupación por la seguridad de estas mujeres. Se reúnen con regularidad desafiando abiertamente a las autoridades, que no saben cómo acallarlas. Al parecer, la policía de seguridad se está volviendo cada vez más violenta», ha manifestado la organización, que actualmente lleva a cabo una campaña de envergadura sobre la situación de los derechos humanos en Sudán.


El sábado por la mañana, 28 mujeres con sus hijos, vestidas de blanco, el color del luto, celebraron una pequeña marcha de protesta en Jartúm, en la que llevaban carteles y fotografías de sus familiares, ejecutados sumariamente 24 horas después de ser detenidos en abril de 1990 y acusados de intento de golpe de estado.


Las familias se reúnen cada año en torno a la fecha del aniversario de las ejecuciones, que tuvieron lugar el vigésimo octavo día del mes del Ramadán, el mes de ayuno musulmán, para expresar su protesta y pedir una explicación oficial sobre lo ocurrido a sus maridos, hijos y hermanos. Las autoridades se negaron a entregar los cuerpos a las familias y ni siquiera les han dicho donde están enterrados. Cada año, las mujeres se enfrentan a hostigamiento y detenciones.


Cuando habían recorrido unos cientos de metros desde el Palacio presidencial hacia la Universidad, entregando panfletos y poemas de protesta, las mujeres se encararon con agentes de seguridad y de la policía del Ministerio del Interior, los cuales, según los informes, las golpearon. Un testigo presencial ha declarado que los policías golpearon la cabeza de una de las manifestantes, Walid Hassan Ali Karrar, contra un muro. Otras mujeres resultaron heridas con cortes y contusiones.


Seis mujeres fueron detenidas, entre ellas Samira, la hermana de Wadid, a la que, al parecer, las autoridades consideran la cabecilla de las protestas de las familias. Cuando la llevaron a las oficinas de seguridad, les pegaron y las insultaron. Samira fue amenazada de muerte.


Las obligaron a permanecer de pie, expuestos al sol tras haber recibido malos tratos, mientras sangraban y las liberaron por la tarde con órdenes de presentarse en las oficinas de seguridad al día siguiente. El domingo, decidieron desafiar la orden. Al día siguiente, lunes 27 de febrero, agentes de seguridad fueron a verlas y les pidieron que cancelasen una reunión que iban a celebrar esa noche.


Las familias se reunieron por la noche y decidieron no hacer discursos ni llevar a cabo otras actividades que tenían planeadas. La policía de seguridad interrumpió la reunión y ordenó salir a Samira y a su hermana, antes de seguirlas a sus casas en un vehículo. Siguen estando bajo estrecha vigilancia.


«Estas mujeres sudanesas están decididas a continuar con su protesta hasta que se haga justicia», ha declarado Amnistía Internacional. «Esto las pone en peligro real. Su oposición pública es inusual, pero el trato que reciben como opositoras al gobierno no es excepcional y subraya por qué creemos que es necesario que Sudán sea sometido a un examen internacional en materia de derechos humanos.»


La campaña de Amnistía Internacional sobre las violaciones de derechos humanos en Sudán fue lanzada a finales de enero con la publicación de un informe de 132 páginas que llamaba la atención sobre la gravedad de la situación de los derechos humanos en todas las zonas del país, tanto en el sur devastado por la guerra como en el norte controlado por el gobierno.


La organización de derechos humanos ha acusado tanto al gobierno como a los grupos armados de oposición, el Ejército Popular de Liberación de Sudán (EPLS) como el Ejército de la Independencia del Sur de Sudán (EISS), de miles de homicidios políticos en las zonas de guerra, mientras cada parte convierte deliberadamente en objetivo a civiles en la guerra civil que dura ya largos años. Esto ha causado hambruna y obligado a abandonar sus casas a millones de habitantes del sur.


En el norte, que está directamente afectado por la guerra, el gobierno militar que tomó el poder el 30 de junio de 1989 se ha propuesto tomar el control de la sociedad civil y suprimir toda forma de oposición al tiempo que pone en práctica un programa político islamista. A lo largo de los años, miles de opositores o presuntos opositores al gobierno han sido detenidos arbitrariamente y la tortura se ha convertido en algo sistemático. Cada vez más, las autoridades emplean como método de intimidación períodos más cortos de detención reforzados por palizas físicas y hostigamiento.


How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE