Document - Saudi Arabia: Further information: Saudi "day of rage" protester released: Khaled al-Johani

URGENT ACTION

Más información sobre AU: 59/12 Índice: MDE 23/019/2012 Arabia Saudí Fecha: 5 de septiembre de 2012 Fecha: 5 de septiembre de 2012

ACCIÓN URGENTE

EN LIBERTAD MANIFESTANTE DEL “DÍA DE LA IRA” SAUDÍ

Khaled al-Johani, único hombre que llegó al lugar donde se iba a celebrar la manifestación del “Día de la Ira” en Riad, Arabia Saudí, el 11 de marzo de 2011, quedó en libertad el 8 de agosto.

image1.png Khaled al-Johani, profesor de 40 años, fue detenido en la capital saudí, Riad, el 11 de marzo de 2011, minutos después de haber hecho una entrevista para el servicio en árabe de la BBC en la que habló de la falta de libertades en Arabia Saudí. Al parecer, debido a la fuerte presencia de fuerzas de seguridad desplegadas ese día, fue el único manifestante que llegó al lugar donde estaba previsto celebrar la protesta.

image2.pngSe cree que al principio estuvo recluido en la prisión de Ulaysha, donde pasó dos meses en régimen de aislamiento. Luego lo trasladaron a la prisión de Al Hair, en Riad, donde se le permitió recibir visitas de su familia. Al parecer rechazó al abogado de oficio y pidió uno de su elección, que al principio se le negó. Según parece, fue recluido de nuevo en régimen de aislamiento en febrero de 2012, tras discutir con otros reclusos. En una ocasión, lo tuvieron a la intemperie en un día frío, sin comida ni ropa de abrigo. De acuerdo con la información disponible, los guardias de la prisión lo insultaron y amenazaron, y su salud mental se deterioró.

El 22 de febrero de 2012, tras casi un año de reclusión, comenzó su juicio ante el Tribunal Penal Especial de Riad, establecido en 2008 para juzgar a personas detenidas por cargos de terrorismo. El fiscal general leyó los cargos, que, según fuentes locales, incluían acusaciones como “apoyar manifestaciones”, “hallarse presente en el lugar de una manifestación” y comunicarse con medios de comunicación extranjeros de manera perjudicial para la reputación del Reino de Arabia Saudí”. El tribunal levantó la sesión y le permitió designar a un abogado de su elección por primera vez, más de 11 meses después de su detención.

El 25 de julio se permitió a Khaled al-Johani salir de la prisión para hacer una visita familiar durante 48 horas. Posteriormente, el 27 de julio por la noche, volvió a la misma prisión.

Amnistía Internacional no ha recibido hasta hace muy poco la información sobre la salida de Khaled al-Johani de prisión el 8 de agosto de 2012. Parece que no se enfrenta ya a juicio por los cargos que se formularon contra él, pero la organización ignora su situación jurídica exacta.

No se requiere ninguna otra acción por parte de la Red de Acción Urgente. Nuestro agradecimiento a quienes enviaron llamamientos.

�Esta es la primera actualización de AU 59/12. Más información en: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE23/004/2012

ACCIÓN URGENTE

EN LIBERTAD MANIFESTANTE DEL “DÍA DE LA IRA” SAUDÍ

iNFORMACIÓN complementaria

En el contexto de las manifestaciones masivas y los levantamientos que tuvieron lugar en el norte de África y Oriente Medio durante 2011, algunos ciudadanos saudíes se atrevieron a desafiar la prohibición permanente de las manifestaciones en su país. La familia real respondió al principio repartiendo entre la ciudadanía prestaciones por valor de miles de millones de dólares, incluida la creación de 300 puestos de trabajo en la Oficina de Investigación y Fiscalía del Ministerio del Interior. Pero posteriormente las autoridades endurecieron su postura.

A principios de 2011, un grupo desconocido de activistas saudíes había creado una página en Facebook llamada “el pueblo quiere derrocar al régimen”. El grupo pedía un Consejo de la Shura designado democráticamente (el actual es un órgano consultivo que nombra el rey), un poder judicial completamente independiente, la liberación de todos los presos políticos, libertad de expresión y reunión, la abolición de todos los impuestos y cargas y un salario mínimo. En Riad, el 4 de marzo de 2011 se celebró tras la oración del viernes una concentración destinada a dar impulso a una manifestación para el 11 de marzo, “Día de la Ira”, que se pretendía que fuera la más importante. Ese día fue detenido un profesor de 25 años, Muhammad al-Wad’ani, que continúa privado de libertad.

En febrero de 2011 se iniciaron también manifestaciones de la minoría musulmana chií en la Provincia Oriental. En respuesta a ellas y en medio de informes sobre la convocatoria de nuevas manifestaciones de otros grupos para pedir reformas en Arabia Saudí, el Ministerio del Interior emitió el 5 de marzo de 2011 una declaración en la que confirmaba la prohibición de las manifestaciones, impuesta desde hacia mucho tiempo en el país. Según esa declaración, las fuerzas de seguridad tomarían “todas las medidas necesarias” contra quienes intentaran alterar el orden.

La prohibición recibió al día siguiente el respaldo del Consejo de Ulemas (máxima autoridad religiosa de Arabia Saudí), la policía religiosa y el Consejo de la Shura (órgano que asesora a la monarquía). Los líderes religiosos del país, el Consejo de la Shura y la policía religiosa ordenaron a la población que no participara en el “Día de la Ira”, y en algunos medios de comunicación se indicó que se iban desplegar unos 10.000 soldados para impedir las manifestaciones.

Las amenazas de las autoridades parecieron dar resultado. Khaled al-Johani, único manifestante que llegó al lugar elegido para la protesta, fue detenido el 11 de marzo, minutos después de haber hablado con periodistas internacionales. Ese día, así como en los anteriores al previsto “Día de la Ira”, las fuerzas de seguridad detuvieron, al parecer, a decenas de personas, sospechosas de participar en la organización de las manifestaciones previstas en Riad o de intentar participar en la del “Día de la Ira”. Según parece, la mayoría de los detenidos quedaron en libertad poco después. Amnistía Internacional tiene información sobre otras cuatro personas detenidas en ese momento y que se encuentran todavía bajo custodia, pero no sabe si hay más aún detenidas también –véase el informe del 9 de marzo de 2012 Saudi Arabia’s Day of Rage: One year on, (http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE23/007/2012/en)-.

Han seguido organizándose protestas esporádicas, unas en contra de la detención prolongada y sin cargos de familiares de los manifestantes o de la discriminación de la minoría chií, especialmente en el este del país, y otras en demanda de reformas políticas. En la mayoría de los casos se han dispersado rápidamente, y a menudo se ha presionado a los participantes detenidos para que se comprometan a no echarse de nuevo a la calle, antes de dejarlos en libertad o recluirlos en régimen de incomunicación durante largos periodos. Algunos de los detenidos han denunciado haber sufrido tortura u otros malos tratos. La represión de los manifestantes se produce en el marco de una campaña constante de hostigamiento contra los activistas de derechos humanos, los disidentes políticos y los detractores de las autoridades, algunos de los cuales han sido detenidos y, en algunos casos, juzgados y encarcelados. Aunque suelen ser acusados y declarados culpables de delitos contra la seguridad en tribunales establecidos para ver este tipo de delitos y casos de terrorismo, parece que en general los actos que les imputan no constituyen más que el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión. Para más información, véase el informe Saudi Arabia: Repression in the name of security, publicado el 1 de diciembre de 2011, en http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE23/016/2011/en

Nombre: Khaled al-Johani

Sexo: Hombre

Más información sobre AU: 59/12 Índice: MDE 23/019/2012 Fecha de emisión: 5 de septiembre de 2012

Khaled al-Johani © Privado

image3.jpg

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE