Document - Israel/Occupied Territories/Palestinian Authority : Ahmad Sa'adat must be released and his safety ensured


Declaración Pública


Índice AI: MDE 15/096/2002/s (Público)

Servicio de Noticias 100/02

13 de junio de 2002


Israel y los Territorios Ocupados, y la Autoridad Palestina: Es preciso dejar en libertad a Ahmad Sa‘adat y garantizar su seguridad


Ante la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de la Autoridad Palestina ha ordenado en Gaza que Ahmad Sa‘adat sea puesto de inmediato en libertad, Amnistía Internacional pide a la Autoridad Palestina que respete esta decisión y deje al detenido en libertad sin demora. La organización insta, asimismo, a Israel a que garantice públicamente que Ahmad Sa‘adat no será objeto de ninguna medida extrajudicial, incluido el asesinato.


Además, el Reino Unido y Estados Unidos deben velar por que la Autoridad Palestina e Israel respeten los derechos de Ahmad Sa‘adat’s, pues ambos países participaron en la negociación del acuerdo por el que éste permanece bajo custodia y tienen un grupo de observadores encargados de vigilar su detención.


Ahmad Sa‘adat, secretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), fue detenido el 15 de enero de 2002 por los servicios generales de información palestinos. Lo llevaron al cuartel de Fuerza 17 (la guardia presidencial palestina) y posteriormente fue recluido en dependencias de las oficinas del presidente Arafat en relación con el homicidio del ministro israelí de Turismo, Rehavam Ze‘evi, el 17 de octubre de 2001. El FPLP se ha atribuido el homicidio. Ahmad Sa‘adat no ha sido acusado formalmente de ningún delito común reconocible.


A raíz de una petición elevada al Tribunal Superior de Justicia de la Autoridad Palestina, que tiene su sede en Gaza, para que se dejara en libertad a Ahmad Sa‘adat, se ordenó a los servicios generales de información palestinos que presentaran pruebas contra el detenido, pero no lo hicieron. Entonces, el 3 de junio, el Tribunal Superior de Justicia ordenó que lo dejaran inmediatamente en libertad ya que no se habían presentado jamás cargos contra él ni había sido llevado ante un juez. Sin embargo, al día siguiente, el gobierno palestino declaró que, aunque respetaba la decisión del Tribunal, Ahmad Sa‘adat no debía ser puesto en libertad ya que los israelíes habían amenazado con asesinarlo, pues así lo había anunciado abiertamente, dijo, el portavoz del primer ministro Sharon.

Dicho anuncio se refería, al parecer, a unas declaraciones de Ra‘anan Gissin, portavoz del gobierno israelí, que había advertido: «Si no es puesto en manos de la justicia, seremos nosotros quienes hagamos justicia con él. No se puede dejar libres a los asesinos». La Fuerza de Defensa Israelí (FDI) ha ejecutado extrajudicialmente a palestinos sospechosos de atacar a israelíes, y el 27 de agostó de 2001 mató en Ramallah a Mustafa Zabri (Abu ‘Ali Mustafa), el anterior secretario general del FPLP, lanzando un misil contra él desde un helicóptero Apache.


El 29 de marzo, la FDI atacó las oficinas del presidente Arafat, donde Ahmad Sa‘adat se encontraba recluido junto con cinco personas más — Basel al-Asmar, ‘Ahed Abu Ghalma, Majdi al-Rimawi y Hamdi Qar‘an, acusados también del homicidio de Rehavam Ze‘evi, y Fuad Shubaki, detenido sin cargos ni juicio en relación con la presunta utilización del barco Karine A para transportar armas a Gaza—.


La FDI mantuvo sitiadas las oficinas del presidente Arafat durante un mes. En este tiempo, los cuatro individuos acusados del asesinato de Rehavam Ze‘evi fueron juzgados allí mismo ante un tribunal especial que, tras un procedimiento manifiestamente injusto, les impuso penas de hasta 18 años de prisión. Una de las condiciones impuestas por Israel para levantar el sitio era que le fueran entregados los seis detenidos. El 1 de mayo lo hizo por fin en virtud de un trato por el que los detenidos fueron trasladados a Jericó, donde continúan recluidos bajo la vigilancia los observadores británicos y estadounidenses.


Tanto Israel como la Autoridad Palestina han mantenido a personas recluidas sin cargos ni juicio. Presionada por Israel para que detenga a los presuntos autores de ataques armados contra israelíes, la Autoridad Palestina ha mantenido a miembros de grupos de posición bajo custodia sin cargos ni juicio por periodos de hasta cuatro años. Asimismo, sus tribunales han dictado sentencias condenatorias contra palestinos en juicios manifiestamente injustos. Amnistía Internacional ha expresado a menudo su preocupación por estas detenciones.


El 29 de mayo, el presidente Arafat ratificó la Ley Básica, que había sido aprobada por el Consejo Legislativo palestino en 1996. Esta legislación reafirma la independencia del poder judicial y reconoce los derechos de todas las personas bajo la jurisdicción de la Autoridad Palestina tal como ser recogen en tratados internacionales de derechos humanos como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.


De acuerdo con estas normas, no se debe recluir a nadie sin cargos ni juicio. Todo presunto autor de un delito común reconocible ha se ser acusado formalmente y juzgado con las debidas garantías. El Reino Unido, Estados Unidos y la comunidad internacional en general deben esforzarse por garantizar que la Autoridad Palestina e Israel respetan las normas internacionales de derechos humanos.



\FIN

Documento público

****************************************

Si desean más información pónganse en contacto con la oficina de prensa en Londres llamando al número + 44 20 7413 5566, o visiten <http://news.amnesty.org>. Para los documentos y comunicados de prensa traducidos al español consulten las páginas web de EDAI en <http://www.edai.org/centro/news.html>.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE