Document - Iran: Seven Iranian Journalists Released



Más información sobre AU: 171/09 Índice: MDE 13/092/2009 Irán Fecha: 28 de agosto de 2009


ACCIÓN URGENTE

en libertad siete periodistas iraníes

De 13 periodistas iraníes por los que Amnistía Internacional hace campaña desde las controvertidas elecciones presidenciales del 12 de junio, siete han sido puestos en libertad bajo fianza. Al menos cinco continúan bajo custodia. Son presos de conciencia, recluidos por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión.

Dos de los periodistas en libertad son mujeres:Zhila Bani Ya’qouby Mahsa Amrabad. Zhila Bani Ya’qoub se hallaba recluida en la prisión de Evín, de Teherán, y quedó en libertad el 19 de agosto, bajo fianza de una suma equivalente a unos 128.000 dólares estadounidenses. Es miembro de la Campaña Un Millón de Firmas, movimiento de defensa de los derechos de las mujeres. Mahsa Amrabad, que está embarazada, quedó en libertad el 24 de agosto bajo una fianza equivalente a unos 200.000 dólares. Los otros cinco periodistas ya en libertad son todos hombres: el director del periódico Gilan-e Emrooz,Mojtaba Pourmohsen, y el periodista independiente Fariborz Soroushquedaron en libertad el 29 de junio;Iason Athanasiadis-Fowden, periodista greco-británico, fue puesto en libertad el 5 de julio y se ha marchado de Irán; Mostafa Qavanloo Qajar, que trabaja para la revista mensualSepideh Danaei, quedó en libertad el6 de julio, y Abdolreza Tajik, director del semanario Farhikhtegan, fue puesto en libertad bajo fianza el 29 de julio.

Al menos otros cinco periodistas, todos ellos hombres, continúan bajo custodia y se les ha negado asistencia letrada. El esposo de Zhila Bani Ya’qoub, Bahman Ahmadi Amou’i, está recluido en régimen de aislamiento, pero pudo hablar por teléfono con su familia el 14 de agosto. El director del periódico Etamad-e Melli, Mohammad Ghouchani, se halla recluido en la prisión de Evín. A pesar de haber pagado una fianza para que lo dejaran en libertad, el 25 de agosto apareció en una vista judicial televisada. Su familia no fue informada del juicio. Maziar Bahari, reportero irano-canadiense de la revista Newsweek,y Saeed Líalas, que escribe para la revista Sarmayeh, se encontraban entre las alrededor de 100 personas juzgadas junto con Mohammad Ghouchani ante el Tribunal Revolucionario de Teherán, acusadas de organizar protestas contra el resultado de las elecciones presidenciales. Maziar Bahari apareció en la televisión iraní “confesando” su participación en una “Revolución de Terciopelo”. Keyvan Samimi Behbehani, director de la revista prohibida Nameh, se halla recluido en la Sección 209 de la prisión de Evín. Su familia ha ido dos veces a verlo. Amnistía Internacional no tiene nueva información sobre Rouhollah Shahsavar.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en persa, en árabe, en inglés o en su propio idioma:

  • Reconociendo que se haya puesto en libertad bajo fianza a los siete periodistas (indíquense sus nombres) y pidiendo información sobre los cargos que puedan haberse presentado contra ellos;

  • pidiendo que se ponga en libertad de inmediato y sin condiciones a todas las demás personas detenidas o sometidas a juicio por protestar pacíficamente contra el controvertido resultado oficial de las elecciones presidenciales, pues son presos de conciencia;

  • instando a las autoridades a que garanticen a que todos los demás son juzgados de acuerdo con las normas internacionalmente reconocidas sobre juicios justos y sin recurrir a la pena de muerte.


ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 9 DE OCTUBRE DE 2009, A:

Líder de la República Islámica

Supreme Leader of the Islamic Republic

Ayatollah Sayed ‘Ali Khamenei

The Office of the Supreme Leader

Islamic Republic Street – End of Shahid Keshvar Doust Street, Tehran, Irán

Correo-e: vía el sitio web: http://www.leader.ir/langs/en/index.php?p=letter (inglés)

http://www.leader.ir/langs/fa/index.php?p=letter (persa)

Tratamiento: Your Excellency /Excelencia

Presidente de la Magistratura

Head of the Judiciary

Ayatollah Sadeqh Larijani

Howzeh Riyasat-e Qoveh Qazaiyeh (Office of the Head of the Judiciary)

Pasteur St., Vali Asr Ave., south of Serah-e Jomhouri, Tehran 1316814737, Irán

Correo-e: vía el sitio web: http://www.dadiran.ir/tabid/81/Default.aspx (pongan el nombre en la primera casilla, el apellido en la segunda y la dirección de correo-e en la tercera. Peguen el llamamiento en la casilla grande)

Tratamiento: Your Excellency / Excelen cia

Y copias a:

Presidente del Parlamento

Speaker of Parliament

His Excellency Ali Larijani

Majles-e Shoura-ye Eslami

Baharestan Square, Tehran, Irán

Fax: +98 21 3355 6408




Envíen también copias a la representación diplomática acreditada en su país.

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.

Esta es la primera actualización de AU 171/09 (MDE 13/062/2009). Más información: www.amnesty.org/en/library/info/MDE13/062/2009/en

ACCIÓN URGENTE

en libertad siete periodistas iraníes


Información complementaria

En los días siguientes al anuncio, el 13 de junio de 2009, de que el presidente Ahmadineyad había ganado las elecciones presidenciales, centenares de miles de iraníes participaron en manifestaciones multitudinarias y en general pacíficas convocadas en todo el país para cuestionar el resultado electoral. Las autoridades de Irán impusieron en seguida estrictas restricciones a la libertad de expresión, asociación y reunión. Se interrumpieron considerablemente las telecomunicaciones y los sistemas de Internet; se prohibieron publicaciones iraníes por ofrecer información sobre los disturbios ocurridos en todo el país, y se prohibió salir a la calle a reporteros extranjeros, no se les renovó el visado y en algunos casos se los detuvo o se los expulsó del país.

En respuesta a las manifestaciones masivas, hubo un gran despliegue de fuerzas de seguridad, en especial de la fuerza paramilitar Basiy, y en las tres o cuatro semanas siguientes a las elecciones del 12 de junio se detuvo a unas 4.000 personas, incluidas destacadas figuras políticas próximas a los candidatos presidenciales Mir Hossein Musaví y Mehdi Karroubi o al ex presidente Jatamí, que apoyó la campaña de Mir Hossein Musaví. También se detuvo a defensores de los derechos humanos y a periodistas, a los que se ha negado el acceso a un abogado, aunque en general han podido ver a sus familias.

Las fuerzas de seguridad hicieron uso excesivo y letal de la fuerza contra los manifestantes, a causa de lo cual murieron decenas de personas y centenares más resultaron heridas. Algunas de éstas murieron posteriormente como consecuencia de las heridas sufridas. Otras personas han resultado heridas o han muerto por tortura sufrida bajo custodia.

El 4 de agosto de 2009 comenzaron juicios masivos de centenares de personas que fueron manifiestamente injustos, incluido el último, celebrado el 25 de agosto. Los detenidos “confesaron” imprecisos cargos que a menudo no constituían delitos comunes reconocibles. Estas “confesiones”, obtenidas aparentemente con coacción, fueron aceptadas por el tribunal. Algunos de los acusados fueron filmados haciendo este tipo de “confesiones”, y las imágenes se emitieron por televisión antes del juicio. Algunas de las personas juzgadas podrían ser condenadas a muerte.

Las autoridades iraníes han confirmado que al menos algunas de las personas detenidas por las protestas realizadas tras las elecciones han sido sometidas a tortura y otros malos tratos y que se han cometido abusos en al menos un centro de detención, el de Kahrizak, situado a las afueras de Teherán. El 29 de julio, el líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, ordenó el cierre del centro, y según informes, se ha destituido y, posiblemente, detenido al director y a tres guardias de un centro de detención, que posiblemente sea el de Kahrizak. El 15 de agosto, Parviz Sorouri, presidente de un comité parlamentario especial que examina las detenciones practicadas tras las elecciones, dijo a la Agencia de Noticias de los Trabajadores Islámicos que 12 agentes de policía y un juez involucrados en el traslado de detenidos a Kahrizak iban a ser detenidos y juzgados por ello “pues el centro de detención era para traficantes de drogas”.


Amnistía Internacional ha recibido informes que coinciden con una declaración realizada por Mehdi Karroubi, según la cual agentes de seguridad han torturado y violado a detenidos, tanto hombres como mujeres. Farhad Tajari, miembro del comité parlamentario especial, negó inicialmente estas afirmaciones, pero el 26 de agosto de 2009, otro miembro del comité dijo anónimamente en el sitio web Parlaman: “Ha quedado definitivamente patente para nosotros que algunas de las personas detenidas tras las elecciones han sido violadas con porras y botellas”.


Más información sobre AU: 171/09 Índice: MDE 13/092/2009 Fecha de emisión: 28 de agosto de 2009

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE