Document - Egypt: Further information: Poor prison conditions for Egyptian man: Alber Saber Ayad

URGENT ACTION

AU: 278/12 Índice: MDE 12/034/2012 Egipto Fecha: 24 de octubre de 2012 Fecha: 24 de octubre de 2012

ACCIÓN URGENTE

Malas condiciones de reclusión de preso egipcio

Diez organizaciones egipcias de derechos humanos han presentado una denuncia conjunta ante la fiscalía por las condiciones en que el preso de conciencia Alber Saber Ayad se encuentra recluido en la prisión de Tora, en Egipto. En la actualidad está siendo juzgado por “difamar la religión”. Se teme que se viole su derecho a un juicio justo.

Según uno de sus abogados, la celda en que Alber Saber Ayad se encuentra recluido no tiene agua potable ni iluminación. Está además cerca de un sumidero atascado y plagada, al parecer, de insectos. A pesar de sus malas condiciones, las autoridades de la prisión no permiten a Alber Saber Ayad salir de la celda. Por otro lado, tiene que ser tratado aún de una lesión en un dedo, que sufrió, según la información disponible, al tirarle los agentes de policía de las esposas durante su última sesión judicial. Se dice también que las autoridades de la prisión le han confiscado cartas que había escrito a su familia y a sus amigos.

Durante una vista judicial celebrada el 17 de octubre, el tribunal rechazó varias solicitudes de los abogados defensores de Alber Saber Ayad o hizo caso omiso de ellas. No se permitió a los letrados hacer copias de la investigación oficial para llevárselas. El tribunal hizo caso omiso de su solicitud de llamar a declarar a los agentes de policía que practicaron la detención o a los que realizaron la investigación ni permitió presentar copia del informe de un examen médico que se le practicó a Alber Saber Ayad tras ser agredido por otros reclusos. Los abogados pidieron también que se hiciera comparecer a las personas que habían interpuesto la denuncia original contra Alber Saber Ayad, pero el tribunal les dijo que tenían que llamarlas ellos. Sin embargo, sin orden de la fiscalía, los denunciantes no tienen obligación de comparecer ante el tribunal. Según el artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Alber Saber Ayad tiene derecho a un juicio con las debidas garantías. Entre éstas figura el derecho a ser informado con detalle de la naturaleza y la causa de los cargos presentados y a que se interrogue a los testigos.

Escriban inmediatamente, en árabe, en inglés o en su propio idioma:

Instando a las autoridades egipcias a que dejen en libertad a Alber Saber Ayad de inmediato y sin condiciones, pues es preso de conciencia, detenido únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión.

Pidiéndoles que garanticen que es sometido a un juicio con garantías, conforme a las obligaciones contraídas por Egipto en virtud del derecho internacional.

Instándolas a que garanticen que recibe la atención médica que pueda necesitar y que sus condiciones de reclusión cumplen las normas internacionales, incluidos las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos y el Conjunto de Principios para la Protección de Todas las Personas Sometidas a Cualquier Forma de Detención o Prisión.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 5 DE DICIEMBRE DE 2012, A:

Ministro del Interior

Minister of Interior

Ahmed Gamal El Din

Ministry of Interior

El Sheikh Rihan St

Cairo,

Egipto

Fax: +202 2795 9494

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Fiscal general

Prosecutor General

Counsellor Abd El-Megeed Mahmoud

Dar al-Qadha al-'Ali

Ramses St

Cairo, Egipto

Fax: +202 2577 4716

Tratamiento: Dear Counsellor / Señor Fiscal

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.

ACCIÓN URGENTE

Malas condiciones de reclusión de preso egipcio

INFORMACIÓn complementaria

Las 10 organizaciones egipcias que han presentado la denuncia en la fiscalía son: la Asociación para la Libertad de Pensamiento y Expresión, el Centro Jurídico Hisham Mubarak, el Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, Nazra para Estudios Feministas, la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales, la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos, el Centro Egipcio por los Derechos Económicos y Sociales, la Fundación de Estudios de Medios de Comunicación, el Centro Nadim de Rehabilitación de las Víctimas de Violencia y Tortura y el Centro de Técnicas Apropiadas de Comunicación para el Desarrollo. El abogado de Alber Saber Ayad es el director de la unidad jurídica de la Asociación para la Libertad de Pensamiento y Expresión. �

Alber Saber Ayad está siendo juzgado por el cargo de “difamación de la religión”. Si es declarado culpable podría ser condenado a seis años de prisión y al pago de 500 libras egipcias (unos 82 dólares estadounidenses) de multa. Fue detenido en su casa, en El Cairo, el 13 de septiembre de 2012, al día siguiente de que grupos de hombres airados rodearan la vivienda e intentaran irrumpir en ella, pidiendo su muerte y acusándole de herejía y ateísmo y de promocionar “La inocencia de los musulmanes”, corto cinematográfico que muchas personas consideran ofensivo. Su madre llamó a la policía para que los protegiera, pero cuando por fin llegó, al día siguiente, se llevó a Alber Saber Ayad detenido y confiscó su ordenador personal y sus CD. Alber Saber Ayad ha dicho a sus abogados que en la prisión de El Marg un agente de policía incitó a otros detenidos a agredirlo.

La madre de Alber Saber Ayad ha contado a Amnistía Internacional lo siguiente: “Ahora lo veo en su celda, durmiendo con bichos, sin agua, con la cabeza rapada y vestido de blanco, como los criminales […] cuando lo veo quiero protegerlo como sea. Iría a la cárcel si lo dejaran libre a él. No quiero que nadie toque a mi hijo ni le haga daño.”

Los cargos contra Alber Saber Ayad recuerdan prácticas utilizadas durante el régimen de Hosni Mubarak para limitar la libertad de expresión. Karim Amer, bloguero, fue condenado en 2007 a cuatro años de prisión por criticar a Mubarak y a las autoridades religiosas egipcias de Al Azhar en su blog. Un de los cargos de los que fue declarado culpable fue el de “provocar conflictos y difamar a los musulmanes en Internet describiendo al profeta del islam y a sus compañeros como asesinados, lo que altera la paz nacional”. En noviembre de 2008, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria declaró la detención de Karim Amer “arbitraria” por considerar que violaba libertades garantizadas en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Se han traducido al árabe y publicado en Internet unos vídeos con el título de “La inocencia de los musulmanes”, realizados presuntamente por una persona radicada en Estados Unidos y que hace propaganda contra el islam. Describen de manera insultante al profeta Mahoma y a otras figuras veneradas en el islam, por lo que muchos musulmanes se han sentido ofendidos. Se dice que son la causa de una serie de protestas se tuvieron lugar en varios países musulmanes frente a embajadas y otros lugares relacionados con Estados Unidos y otros Estados occidentales. Algunas de estas protestas fueron violentas, por lo que murieron y resultaron heridos en ellas tanto manifestantes como miembros de las fuerzas de seguridad.

Amnistía Internacional está investigando también otros casos de personas de distintas religiones que parecen haber sido acusadas y declaradas culpables de blasfemia. Entre ellos figuran los de un chií acusado, según informes, de profanar una mezquita; dos musulmanes contra los que se han presentado, al parecer, cargos de difamación del cristianismo por quemar un ejemplar de la Biblia, y un cristiano condenado a seis años de prisión, según los informes, por colgar en Internet imágenes consideradas ofensivas para el islam. El derecho internacional de los derechos humanos protege la expresión de ideas consideradas ofensivas. Las críticas a las religiones y otras creencias son parte esencial del derecho a la libertad de expresión. Las leyes –como las relativas a la blasfemia- que penan las críticas (o insultos) a las creencias religiosas violan la libertad de expresión. Por ofensivas que puedan resultar, tales críticas, insultos o burlas no afectan a la libertad de religión del creyente.

Nombre: Alber Saber Ayad

Sexo: hombre

Más información sobre AU: 278/12 Índice: MDE 12/034/2012 Fecha de emisión: 24 de octubre de 2012

image1.png image2.png

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE