Document - Review of the OECD Recommendation of the Council on Common Approaches for Officially Supported Export Credits and Environmental and Social Due Diligence

Amnesty International

Amnistía Internacional

Declaración pública

Índice AI: IOR 10/001/2012

12 de noviembre de 2012

Revisión de la Recomendación del Consejo de la OCDE sobre Enfoques Comunes para los créditos a la exportación con apoyo oficial y la diligencia debida en materia medioambiental y de derechos humanos

En junio de 2012, el Grupo de Créditos a la Exportación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) concluyó su revisión de la Recomendación de 2007 sobre Enfoques Comunes en Materia de Medio Ambiente y de Créditos a la Exportación con Apoyo Oficial y publicó un conjunto de normas revisadas con el título Recomendación del Consejo sobre Enfoques Comunes para los créditos a la exportación con apoyo oficial y la diligencia debida en materia medioambiental y de derechos humanos (“Enfoques Comunes”).�

Los Enfoques Comunes son un instrumento internacional que recomienda a los organismos de crédito a la exportación un conjunto de normas y medidas para abordar las consecuencias sociales y medioambientales de los proyectos y actividades que reciben apoyo oficial.

La revisión ha durado más de dos años y, como parte del proceso, se han celebrado tres reuniones con organizaciones de la sociedad civil. Amnistía Internacional acogió con satisfacción la oportunidad de participar y hacer contribuciones al proceso junto a otras organizaciones no gubernamentales, como la coalición ECA Watch. A pesar de que se han dado algunos pasos positivos, Amnistía Internacional considera que la OCDE no ha producido unas normas que garanticen el elevado nivel de actuación medioambiental y social que se propuso alcanzar con esta revisión, especialmente en lo referente a garantizar mayor protección de los derechos humanos en el contexto de los proyectos y actividades apoyados por las entidades de crédito a la exportación.

A lo largo de la revisión, Amnistía Internacional y otras organizaciones instaron a la OCDE a incluir garantías adecuadas de respeto y protección de los derechos humanos de las personas y comunidades afectadas por proyectos y actividades que cuentan con apoyo oficial. En este contexto, la organización destacó la necesidad de que tanto los organismos de crédito a la exportación como sus clientes apliquen procesos adecuados de diligencia debida en materia de derechos humanos para proteger y respetar eficazmente los derechos humanos.

Amnistía Internacional considera positivo que el ámbito de aplicación de los Enfoques Comunes se haya extendido a los “impactos sociales”, y en particular celebra la inclusión del “impacto en los derechos humanos”. Los impactos sociales se definen como “los impactos relacionados con el proyecto para las comunidades locales directamente afectadas por él y para las personas que participan en su ejecución y operación; estos impactos sociales incluyen los pertinentes efectos negativos en los derechos humanos asociados al proyecto”. Pese a este positivo cambio, la organización considera que la expresión “impactos sociales” es excesivamente ambigua y poco precisa. La inclusión de los efectos negativos en los derechos humanos es muy positiva, pero la posterior falta de concreción y precisión sobre estos impactos y la ausencia de una referencia expresa a las normas internacionales de derechos humanos podrían privar de todo significado real a esta norma. En suma, la referencia a los “impactos sociales” y su definición no proporcionan la claridad necesaria para que los operadores de las entidades de crédito a la exportación y los responsables de la formulación de políticas evalúen y regulen debidamente las repercusiones de las operaciones de estas entidades para los derechos humanos. Además, el nuevo documento no obliga expresamente a los organismos de crédito a la exportación ni a sus clientes a formular un compromiso inequívoco y rotundo con el respeto de los derechos humanos, ni a establecer a tal efecto procesos adecuados de diligencia debida en materia de derechos humanos.

Amnistía Internacional insistió en la necesidad de que los Enfoques Comunes adquirieran un marco sólido en materia de derechos humanos adoptando como mínimo la Declaración Universal de Derechos Humanos y los convenios básicos de derechos humanos de las Naciones Unidas. Pero las normas aplicadas por los Enfoques Comunes para establecer los parámetros de evaluación de impactos relacionados con los proyectos siguieron siendo las Normas de Actuación de la Corporación Financiera Internacional (CFI). Las normas de actuación de la CFI distan mucho de cumplir los requisitos de diligencia debida en materia de derechos humanos.�

Más alarmante si cabe resulta el hecho de que el Grupo de Créditos a la Exportación no adoptara ni reflejara las normas de derechos humanos y los procedimientos de diligencia debida recomendados por la OCDE en sus Líneas Directrices para Empresas Multinacionales.�

A lo largo del proceso de revisión, Amnistía Internacional pidió que, como mínimo, los Enfoques Comunes reflejaran las normas aprobadas en el nuevo capítulo de derechos humanos de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales revisadas. Sin embargo, estas normas fueron manifiestamente ignoradas a pesar de que la propia organización las había aprobado un año antes.

Amnistía Internacional resaltó también que, tras la adopción de los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos por parte del Consejo de Derechos Humanos, los Enfoques Comunes deben afirmar expresamente que se prestará apoyo oficial a proyectos y actividades que causen o contribuyan a causar abusos contra los derechos humanos. Los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos son claros a este respecto. El principio 4 establece lo siguiente: “Los Estados deben adoptar medidas adicionales de protección contra las violaciones de derechos humanos cometidas por empresas [...] que reciban importantes apoyos y servicios de organismos estatales, como los organismos oficiales de crédito a la exportación y los organismos oficiales de seguros o de garantía de las inversiones, exigiendo en su caso, la debida diligencia en materia de derechos humanos”. Por desgracia, no se incluyó una recomendación tan clara en los Enfoques Comunes.

En definitiva, a pesar de tener a su disposición un marco normativo en el que poder basarse para garantizar que la revisión de los Enfoques Comunes incluía la incorporación de normas ampliamente aceptadas de conducta tanto para las empresas como para quienes las apoyan a fin de garantizar la protección y el respeto de los derechos humanos, el Grupo de Créditos a la Exportación no reflejó esas normas en el nuevo documento. Como consecuencia, los Enfoques Comunes no aplican normas lo suficientemente sólidas para garantizar que las operaciones o proyectos apoyados por organismos de crédito a la exportación no repercuten negativamente en los derechos humanos.

Amnistía Internacional señala la intención declarada de crear un corpus de experiencia a partir de las prácticas de la membresía con respecto a “instalaciones asociadas” y diligencia debida en la cadena de suministro. Es un área fundamental para la protección efectiva de los derechos humanos, y el Grupo de Créditos a la Exportación debe garantizar el acuerdo sobre un calendario estricto para recabar comentarios de los miembros e incorporarlos a nuevas políticas.

Es evidente que, en el marco normativo actual que conforman las nuevas Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales y los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos, el Grupo de Créditos a la Exportación de la OCDE debe aspirar a la expansión y el fortalecimiento de las disposiciones de derechos humanos y los compromisos de presentación de informes contenidos en los Enfoques Comunes, a fin de reforzar las normas y vigilar su aplicación efectiva.

� Disponible en � HYPERLINK "http://search.oecd.org/officialdocuments/displaydocumentpdf/?cote=TAD/ECG%282012%295&doclanguage=en" ��http://search.oecd.org/officialdocuments/displaydocumentpdf/?cote=TAD/ECG%282012%295&doclanguage=en�.

� Encontrarán un debate pormenorizado sobre la postura y el análisis de Amnistía Internacional en el documento titulado El Marco de Sostenibilidad revisado de la Corporación Financiera Internacional: Una oportunidad perdida para proteger mejor los derechos de las personas afectadas por abusos contra los derechos humanos relacionados con las empresas, disponible en � HYPERLINK "http://www.amnesty.org/es/library/info/IOR80/006/2011/es" ��http://www.amnesty.org/es/library/info/IOR80/006/2011/es�. Véase también Amnesty International: International Finance Corporation’s draft Sustainability Policy and Performance Standards – Amnesty International Comments, disponible en � HYPERLINK "http://alturl.com/gq2r3" ��http://alturl.com/gq2r3�, y Amnesty International Submission to the Review of the International Finance Corporation (IFC) Sustainability Framework, mayo de 2010, disponible en � HYPERLINK "http://alturl.com/m62jt" ��http://alturl.com/m62jt�, contenidos en los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos, refrendados por el Consejo de Derechos Humanos un año antes, el 16 de junio de 2011 (New Guiding Principles on Business and Human Rights endorsed by the UN Human Rights Council, � HYPERLINK "http://www.ohchr.org/FR/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=11164&LangID=E" ��http://www.ohchr.org/FR/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=11164&LangID=E�)

� Declaración pública de Amnistía Internacional, Tras finalizar la revisión de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales llevada a cabo en 2010-2011, la OCDE debe proceder ahora a su aplicación efectiva, � HYPERLINK "http://www.amnesty.org/es/library/info/IOR30/001/2011/es" ��http://www.amnesty.org/es/library/info/IOR30/001/2011/es�.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE