Document - Czech Republic: Past mistakes must not be repeated -- respect for freedom of expression

AMNISTÍA INTERNACIONAL

COMUNICADO DE PRENSA



Índice AI: EUR 71/001/2002/s (Público)

Servicio de Noticias 207/02


No difundir hasta la 00:01 horas GMT del 16 de noviembre de 2002


República Checa: No se deben repetir los errores del pasado: el respeto de la libertad de expresión



Amnistía Internacional ha pedido hoy a las autoridades checas que garanticen que se protege el derecho a celebrar manifestaciones pacíficas y se observan estrictamente las normas internacionales en las operaciones de mantenimiento del orden público que se lleven a cabo durante la cumbre de la OTAN de Praga los próximos 21 y 22 de noviembre.


«Las autoridades checas tienen el deber de velar por la seguridad de los habitantes y de los bienes de la zona —ha manifestado la organización—. Del mismo modo, están obligadas a garantizar que se puede ejercer pacíficamente el derecho a la libertad de reunión y de expresión.»


De un tiempo a esta parte, las operaciones de mantenimiento del orden organizadas últimamente en la República Checa con motivo de grandes manifestaciones, en particular las llevadas a cabo en septiembre de 2000, durante las reuniones en Praga del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, han sido causa de numerosas violaciones de las normas internacionales cometidas por agentes encargados de hacer cumplir la ley.


«El gobierno checo debe garantizar que no se cometen de nuevo violaciones de derechos humanos como las que tuvieron lugar en Praga en septiembre de 2000», ha dicho Amnistía Internacional.


La organización de derechos humanos no aprueba la violencia contra la policía y los bienes y no se opone al uso legítimo de la fuerza en grado razonable por los agentes encargados de hacer cumplir la ley, pero ha explicado que «el mantenimiento del orden se debe organizar garantizando el respeto y la protección de los derechos de quienes participen en manifestaciones pacíficas».


En anteriores operaciones de mantenimiento del orden, los agentes encargados de hacer cumplir la ley han cometido violaciones de las normas internacionales relativas a la detención de personas, el uso de la fuerza y de armas de fuego y el derecho a la libertad de reunión y de expresión.


Tras las manifestaciones de septiembre de 2000, Amnistía Internacional investigó informes que había recibido sobre la detención arbitraria, el maltrato policial a detenidos y otras violaciones de los derechos de las personas privadas de libertad, en especial de su derecho a comunicarse sin demora con un abogado de su elección, a que se comunique su paradero a sus familiares o a terceros, a ser informadas de sus derechos y de todo cargo que se les impute en un idioma que entiendan, a recibir la atención médica que puedan necesitar y a unas condiciones de detención en las que se respete la dignidad inherente al ser humano.


La organización ha instado a las autoridades de la República Checa, en tanto que Estado aspirante a ingresar en la Unión Europea, a seguir las recomendaciones específicas que el Parlamento Europeo formuló a los Estados miembros el 12 de diciembre de 2001, cuando les animó a velar por una mejor protección de los derechos fundamentales durante las reuniones internacionales y pidió que procuraran no bloquear las fronteras y no negar el derecho a cruzarlas a las personas o grupos de personas que quisieran participar pacíficamente en manifestaciones legítimas. El Parlamento recomendó, asimimismo, que los Estados evitaran el empleo de armas de fuego y el uso desproporcionado de la fuerza y que controlaran la violencia y protegieran los derechos de la personas incluso en situaciones multitudinarias confusas en las que individuos violentos dispuestos a infringir las normas se mezclan con ciudadanos pacíficos respetuosos de la ley.


Información general


Tras las manifestaciones organizadas en Praga el 26 y el 27 de septiembre de 2000 con motivo de la reunión anual del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, Amnistía Internacional investigó más de 60 denuncias particulares de detención arbitraria, maltrato policial a detenidos y otras violaciones de los derechos de las personas privadas de libertad. La organización analizó también información relativa a algunas de las investigaciones realizadas por las autoridades checas sobre denuncias de víctimas de las violaciones de derechos humanos notificadas.


Según los informes examinados por Amnistía Internacional, la gran mayoría de las detenciones se habían practicado arbitrariamente y violando las normas internacionales de derechos humanos. Además, la organización consideró motivo de preocupación el hecho de que, en la gran mayoría de los casos examinados, los detenidos parecieran haber sufrido malos tratos, equivalentes a veces a la tortura, a manos de agentes de policía después de su detención. Por último, a Amnistía Internacional consideró preocupantes las investigaciones sobre denuncias de detención arbitraria y maltrato policial llevadas a cabo por las autoridades checas, por considerar que no habían sido rápidas, independientes e imparciales, como disponen las normas internacionales de derechos humanos.


En mayo y en julio de 2001, el Comité contra la Tortura y el Comité de Derechos Humanos de la ONU reiteraron, respectivamente, las recomendaciones formuladas por Amnistía Internacional al gobierno checo en marzo de ese mismo año.

Encontrarán más información (sólo en inglés) sobre este asunto en los documentos de Amnistía Internacional):

The Czech Republic: Arbitrary detention and police ill-treatment following September 2000 protests (índice AI: EUR 71/001/2001), en http://web.amnesty.org/ai.nsf/index/eur710012001, y Concerns in Europe: July - December 2001, Czech Republic (índice AI: EUR 01/002/2002), en http://web.amnesty.org/ai.nsf/index/eur010022002



Documento público

****************************************

Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres, Reino Unido, en el número + 44 20 7413 5566 o visiten <http://news.amnesty.org>. Para los documentos y comunicados de prensa traducidos al español consulten la sección «centro de documentación» de las páginas web de EDAI en <http://www.edai.org/centro>.



How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE