Document - Bosnia and Herzegovina: Roma and the right to education. Factsheet

AMNISTÍA INTERNACIONAL


Documento público


Índice AI: EUR 63/014/2006 (Público)

Servicio de Noticias: 289

http://web.amnesty.org/library/Index/ESLEUR630142006


No publicar hasta las 00:01 horas GMT del 16 de noviembre de 2006


Bosnia y Herzegovina

Los romaníes y el derecho a la educación

Datos y estadísticas



La población romaní de Bosnia y Herzegovina

Las estimaciones sobre el número de romaníes que viven en Bosnia y Herzegovina varían, siendo 60.000 la cifra que más se menciona, entre una población total de más de cuatro millones. El desplazamiento forzado de romaníes durante la guerra de 1992-1995 redujo su número en la República Srpska (República Serbia) a menos de 10.000, según las estimaciones. En la otra entidad –la Federación de Bosnia y Herzegovina– las comunidades romaníes más nutridas se encuentran en los cantones de Tuzla, Sarajevo y Zenica-Doboj.

La lengua romaní es usada por la mayoría de los romaníes, aunque de forma decreciente entre las generaciones más jóvenes.

Los romaníes no han cesado de experimentar problemas al intentar regresar a las zonas de las que fueron desplazados durante la guerra, en parte debido a la discriminación.

Una proporción significativa de romaníes vive en asentamientos informales, a menudo construidos sin los permisos necesarios y tienen un acceso limitado o nulo a servicios esenciales.

El índice de pobreza entre los romaníes es considerablemente más elevado que el del resto de la población: se estima que un 26 por ciento de romaníes vive por debajo del índice oficial de pobreza, comparado con un 3 por ciento en el resto de la población.

Las estimaciones basadas en el número de romaníes que reciben asistencia social sugiere que aproximadamente el 70 por ciento de la población romaní está desempleada.

El marco jurídico y el plan de acción nacional para la educación de las minorías

El Acuerdo Marco General de Paz en Bosnia y Herzegovina (1995) –que es la Constitución del país–, contiene una disposición de no discriminación por motivos de "sexo, raza, color, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, asociación con una minoría nacional, propiedad, nacimiento u otra condición".

El derecho a la educación está consagrado en la Constitución entre los derechos que disfrutarán "todas las personas dentro del territorio de Bosnia y Herzegovina".

La Ley Marco de Educación Elemental y Secundaria en Bosnia y Herzegovina incluye el principio de educación elemental gratuita y obligatoria para toda la población infantil.

La Ley de Protección de las Minorías Nacionales prevé que éstas pueden estudiar lengua, literatura, historia y cultura también en su propio idioma.

En el 2004 se adoptó un Plan de Acción sobre las Necesidades Educativas de los Romaníes y los Miembros de Otras Minorías Nacionales de Bosnia y Herzegovina. El Plan de Acción identifica varias medidas especiales para promover la inclusión de la población romaní en el sistema educativo.


Exclusión en la educación preescolar y la enseñanza primaria

Pocos niños y niñas romaníes tienen acceso a la educación preescolar.

No se dispone de información exacta sobre los índices de asistencia a las escuelas primarias de la población infantil romaní; se estima que la inmensa mayoría de niños y niñas romaníes no asiste a la escuela o lo hace de forma intermitente.

El índice de abandono escolar es alto; en la República Srpska, por ejemplo, el número de niños y niñas romaníes que abandona la escuela es tres veces superior al de los que completan la educación básica.

Según algunas estimaciones, sólo un 15 por ciento del conjunto de la población infantil romaní completa la educación básica.


Principales obstáculos en el acceso a la educación

La pobreza extrema; la falta de ropa de abrigo adecuada; las dificultades de transporte desde asentamientos remotos; el hambre; el hacinamiento en asentamientos sin habitabilidad alguna.

El incumplimiento, por parte de las autoridades, de su deber de proporcionar los medios económicos y de otra índole necesarios para facilitar a las familias romaníes de bajos ingresos libros de texto, comidas y servicios de transporte.

El hecho de que las autoridades no hayan compilado datos sobre la población romaní incluida en el sistema educativo ni se hayan asegurado de que los niños y niñas romaníes están incluidos en la educación elemental obligatoria.

La cultura y tradiciones romaníes no se incluyen de forma sistemática en los planes de estudio escolares; con poquísimas excepciones, la lengua romaní no se enseña ni usa en las escuelas.

Un número extremadamente reducido de la población infantil romaní asiste a programas preescolares, que a menudo no están disponibles gratuitamente o de forma subvencionada.

La falta de docentes y mediadores de etnia romaní.

La falta de formación para docentes y auxiliares docentes romaníes.

El cantón de Tuzla

En el año escolar 2005-2006 asistieron a la escuela elemental 711 niños y niñas romaníes: un ligero ascenso sobre los 641 del curso 2001-2002.Las autoridades dicen que "sólo" son ahora unos 120 los niños y niñas romaníes que están completamente excluidos del sistema educativo y que aproximadamente 80 no asisten a la escuela con regularidad. Estas estimaciones parece ser bastante optimistas, ya que en el 2002, cuando se informaba de que 641 niños y niñas romaníes asistían a la escuela, también se estimaba que el 80 por ciento de la población infantil romaní estaba excluida del sistema educativo.


Las autoridades del cantón de Tuzla manifestaron a Amnistía Internacional que la falta de recursos les impedía implementar plenamente el Plan de Acción sobre las Necesidades Educativas de los Romaníes y los Miembros de Otras Minorías Nacionales de Bosnia y Herzegovina.


Las recomendaciones a las autoridades de Bosnia y Herzegovina incluyen:

Asegurar que se compilan datos e información estadística, desglosados por sexo y edad, sobre la población romaní, así como sobre su inclusión en el sistema educativo.

Tomar medidas para asegurar que se proporciona asistencia a los niños y niñas de familias romaníes de bajos ingresos de forma oportuna e integral, a fin de que puedan superar los obstáculos que impiden su acceso a la educación y que se derivan de su bajo nivel socioeconómico.

Tomar medidas para asegurar que la cultura, historia y tradiciones romaníes se incluyen en los planes de estudio escolares de todo el país o en las escuelas con una población escolar romaní considerable.

Tomar medidas para asegurar que los niños y niñas romaníes tienen acceso a programas preescolares de suficiente duración, y que éstos incorporan la cultura, historia, tradiciones y lengua romaníes además de la lengua bosnia, croata o serbia.

Tomar medidas para asegurar un empleo integral y sistemático de auxiliares docentes y mediadores romaníes en todos los centros preescolares y escuelas con considerable alumnado romaní.

Tomar medidas para asegurar que se imparte formación a todo el personal de las escuelas –docente, administrativo, etc.–, especialmente en escuelas con un número considerable de escolares romaníes, sobre la cultura, historia, tradiciones y lengua romaníes, y que esta formación se imparte con la participación y colaboración de organizaciones romaníes.

Proporcionar formación pedagógica, y otra formación relevante, a auxiliares docentes y mediadores romaníes, con el objeto de asegurar que participan plena y significativamente en la enseñanza.

********



Page 2 of 2

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE