Document - Kazakhstan: Ethnic Uzbeks at risk of torture if returned: Further information

title

Más información sobre AU: 129/10 Índice: EUR 57/002/2011 Kazajistán Fecha: 10 de junio de 2011 Fecha: 10 de junio de 2011

ACCIÓN URGENTE

uzbekos corren peligro de tortura en CASO DE DEVOLUCIÓN

El 9 de junio, Kazajistán extraditó a 28 uzbekos a Uzbekistán, en donde corren auténtico peligro de sufrir tortura. Otros cuatro hombres uzbekos también corren peligro de devolución. Además, las esposas y los hijos de los 32 hombres podrían ser extraditados.

En un principio, los hombres habían huido de Uzbekistán por temor a ser perseguidos debido a sus prácticas o creencias religiosas o a su pertenencia a organizaciones islamistas prohibidas o que no estaban inscritas en el registro. Las autoridades de Kazajistán detuvieron a los hombres en junio de 2010, a petición del gobierno de Uzbekistán. La devolución de los 28 uzbekos constituye una violación de las obligaciones contraídas por Kazajistán en virtud del derecho internacional.

En septiembre de 2010, uno de los hombres que continua detenido y los 28 que ya han sido devueltos presentaron recursos de apelación contra la decisión de extraditarlos adoptada por la Fiscalía General. El 15 de marzo de 2011, un tribunal de distrito de la ciudad meridional de Almaty rechazó los recursos. Sin embargo, en diciembre de 2010, el Comité contra la Tortura dictó medidas cautelares para suspender la extradición, en espera de una revisión de la base jurídica de una denuncia presentada en nombre de los uzbekos. Posteriormente, el gobierno de Kazajistán cuestionó la admisibilidad de esta denuncia. En mayo de 2011, el Comité ratificó las medidas cautelares y prohibió la extradición de estos hombres desde Kazajistán, en espera de que el Comité adoptase una decisión.

Algunas de las mujeres de las familias de los detenidos habían hecho campaña activamente en favor de su seguridad, con actividades como hablar en público sobre el peligro que corrían si eran devueltos a Uzbekistán. A causa de esta actitud abiertamente crítica con las autoridades de Uzbekistán, es posible que estén en peligro de ser procesadas, detenidas o sometidas a otros malos tratos si son devueltas a ese país.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en kazajo, ruso o en su propio idioma:

Instando a las autoridades de Kazajistán a que respeten sus obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional y garanticen que no se devuelve a Uzbekistán a ninguno de los uzbekos que siguen detenidos ni a ninguno de los familiares de los 28 que ya han sido extraditados;

Recordándoles que la devolución de estas personas a Uzbekistán contravendría sus obligaciones como Estado Parte en la Convención de 1951 sobre los Refugiados, que prohíbe la devolución de cualquier persona a un país en el que podría ser víctima de graves violaciones de derechos humanos, incluida la tortura;

Instando a que se les permita acceder a protección internacional plena y sin restricciones, y a que se tome la decisión sobre cada caso de forma individualizada, conforme a procedimientos de determinación de la condición de refugiado justos y eficientes;

Recordando a Kazajistán que, con arreglo al artículo 3.1 de la Convención contra la Tortura, está obligado a no expulsar, devolver o extraditar a ninguna persona a otro Estado cuando haya razones fundadas para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura, y a paralizar las extradiciones en los casos en que el Comité contra la Tortura ha dictado medidas cautelares.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 22 DE JULIO DE 2011, A:

Presidente de Kazajistán

Nursultan Nazarbaev

Presidential Administration

Levoberezhe Street

Astana 01000, KAZAJISTÁN

Fax: +7 7172 72 05 16

Tratamiento: Dear President / Señor Presidente

Fiscal General

Ashat Daulbayev

Prosecutor General of Kazakhstan

8, Orynbor St., House of Ministries, Entrance № 2

Astana 01000, KAZAJISTÁN

Fax: +7 7172 50 25 34

Correo-e: procuror@nursat.kz; Gp-rk@prokuror.kz

Tratamiento: Dear Prosecutor General / Señor Fiscal General

Copia a:

Ministro de Asuntos Exteriores

Kanat Saudabaev

Ministry of Foreign Affairs

35, No 1 Street, Astana 01000, KAZAJISTÁN

Fax: +7 7172 72 05 16

Correo-e: midrk@mid.kz

Tratamiento: Dear Minister / Señor Ministro

Envíen también copia a la representación diplomática de Kazajistán acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada. Esta es la tercera actualización de AU 129/10. Más información: http://www.amnesty.org/es/library/info/EUR57/001/2011/es ACCIÓN URGENTE

UZBEKOS CORREN PELIGRO DE TORTURA EN CASO DE DEVOLUCIÓN

INFORMACIÓN adicional

La nueva ley sobre refugiados, vigente en Kazajistán desde el 1 de enero de 2010, excluye determinadas categorías de solicitantes de asilo a la hora de obtener la condición de refugiado en Kazajistán. Entre ellas se incluyen las personas acusadas en su país de origen de pertenencia a partidos o movimientos políticos o religiosos ilegales, prohibidos o no inscritos en el registro. En la práctica, este tipo de exclusiones ha afectado principalmente a musulmanes uzbekos que rendían culto en mezquitas que no se encontraban bajo el control estatal, o que pertenecían o eran presuntos miembros de partidos islamistas o movimientos islámicos prohibidos en Uzbekistán y habían huido del país por miedo a ser perseguidos por sus creencias religiosas. El recién creado Comité Nacional de Migración, dependiente del Ministerio de Trabajo, ha comenzado a revisar los casos de todas las personas a las que el ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, había concedido la condición de refugiados antes de la creación del Comité. Además, ha revocado la condición de refugiados de muchos ciudadanos uzbekos y chinos, que en su mayoría se encontraban a la espera de ser reasentados en un tercer país.

A pesar de que las autoridades uzbekas sostienen que la práctica de la tortura ha disminuido considerablemente, siguen recibiéndose constantemente informes de tortura y otros malos tratos a personas detenidas y encarceladas. En la mayoría de los casos, las autoridades no han investigado estas denuncias de forma exhaustiva, imparcial y sin dilación.

Las autoridades de Uzbekistán llevan bastante más de 10 años persiguiendo a musulmanes que practican su fe al margen del estricto control estatal o que pertenecen a organizaciones religiosas no inscritas en el registro. Varios miles de personas condenadas por pertenencia a partidos islamistas o a movimientos islámicos prohibidos en Uzbekistán, junto con opositores políticos y personas críticas con el gobierno, siguen cumpliendo largas penas de prisión en condiciones que constituyen trato cruel, inhumano y degradante.

Organizaciones de derechos humanos, incluida Amnistía Internacional, han documentado en Uzbekistán numerosos casos generalizados de tortura y otros malos tratos, detención arbitraria y muertes bajo custodia de personas acusadas de delitos contra el Estado y relacionados con la religión. Entre los métodos utilizados para infligir tortura y otros malos tratos se incluyen descargas eléctricas, palizas con porras, violación y otros abusos sexuales, asfixia, y abusos psicológicos como amenazas de causar daños a familiares de las personas detenidas.

El historial de Uzbekistán con respecto a la tortura y otros malos tratos infligidos a personas detenidas y encarceladas ha sido documentado por organismos de la ONU, como el entonces relator especial de la ONU sobre la cuestión de la tortura, Theo van Boven, que en 2003 halló que la tortura en Uzbekistán era sistemática, y el Comité contra la Tortura, que, tras su examen periódico de 2007, consideró que la tortura en los centros de detención uzbekos era habitual y se practicaba con impunidad. Por su parte, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictado numerosas resoluciones en las que prohíbe a los Estados la devolución de personas a Uzbekistán alegando el riesgo de tortura. Recientemente, el 4 de noviembre de 2010, en la causa Sultanov vs Russia (Nº. 15303/09), el Tribunal halló que “la devolución a Uzbekistán constituiría una violación del artículo 3” del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, puesto que la persona “correría grave peligro de sufrir tortura o trato inhumano o degradante”.

Un solicitante de asilo uzbeko que fue devuelto de Kazajistán a Uzbekistán en septiembre de 2010 estuvo recluido en régimen de incomunicación hasta enero de 2011, fecha en que un tribunal de Uzbekistán lo condenó a 10 años de cárcel por pertenencia a una organización islamista prohibida.

Más información sobre AU: 129/10 Índice: EUR 57/002/2011 Fecha de emisión: 10 de junio de 2011

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE