Document - Russian Federation: LGBT activists fear arrest and violence

title

AU 192/11 Índice: EUR 46/026/2011 Federación Rusa Fecha: 21 de junio de 2011 Fecha: 21 de junio de 2011

ACCIÓN URGENTE

activistas del movimiento lgbt temen detenciones y violencia

Las autoridades de la ciudad rusa de San Petersburgo han negado a activistas del movimiento LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero) el derecho a celebrar una Marcha Eslava del Orgullo Gay prevista para el 25 de junio. Existe el temor de que la policía detenga a manifestantes pacíficos, y personas contrarias a los derechos de los gays han formulado también amenazas de muerte.

Miembros de la organización Ravnopravie (Igualdad) comunicaron a varias juntas de distrito de San Petersburgo su intención de celebrar en junio una manifestación pacífica en defensa de los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y personas transgénero en Rusia y el resto del mundo. Según la ley sobre reuniones públicas, manifestaciones y piquetes, si basándose en razones de peso las autoridades consideran que el lugar o el trayecto propuestos por los organizadores de una manifestación no son los más adecuados, pueden sugerir un lugar o una fecha diferente.

Varias juntas de distrito reaccionaron proponiendo escenarios alternativos totalmente inadecuados para la celebración del acto, como bosques remotos y recintos industriales, o aduciendo motivos arbitrarios para no autorizar su celebración en la zona escogida por los organizadores. La junta del distrito de Vasileostrovskii, por ejemplo, notificó a Ravnopravie que el trayecto propuesto, los muelles del río Neva, distraería a los conductores y podría provocar accidentes. Esta organización y otros activistas siguen tratando de llegar a un acuerdo con las autoridades sobre un lugar aceptable para la celebración de la Marcha Eslava del Orgullo Gay.

Amnistía Internacional abriga el temor de que, si las autoridades no aceptan un lugar adecuado para la manifestación y los organizadores deciden seguir adelante con ella, existe la posibilidad de que la policía detenga a manifestantes pacíficos y éstos corran el riesgo de ser agredidos por personas contrarias a los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero.

Personas opuestas a estos derechos han formulado en repetidas ocasiones llamamientos en favor de la violencia contra los activistas del movimiento LGBT. El 17 de junio, un grupo organizó en San Petersburgo un “exorcismo público” en el que se asestaron varias puñaladas a un ataúd envuelto en la bandera del arco iris, emblema del movimiento. La policía no hizo acto de presencia en ningún momento. Los manifestantes exigieron también el cese del teniente de alcalde del distrito petersburgués de Moskovskii por haber permitido la celebración de una manifestación contra la homofobia en mayo de 2011.

Escriban inmediatamente, en ruso, en inglés o en su propio idioma:

Instando a las autoridades a respetar el derecho de reunión pacífica que asiste a toda persona, con independencia de su orientación sexual o identidad de género;

Pidiéndoles que faciliten un lugar público adecuado para la celebración de la Marcha Eslava del Orgullo Gay;

Instándolas a garantizar la protección de los participantes en la marcha contra posibles actos de violencia de contramanifestantes.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 2 DE AGOSTO DE 2011, A:

Gobernadora de San Petersburgo

Valentina I. Matvienko

Smolny�St. Petersburg, 191060

Federación Rusa

Fax: +7 812 576 7827

Correo-e: gubernator@gov.spb.ru�Tratamiento: Dear Governor / Sra. Gobernadora

Copia a:

Defensor de los Derechos Humanos de San Petersburgo

Aleksei Kosyrev�Shcherbakov per. 1-3�191002 St. Petersburg

Federación Rusa

Fax: +7 812 572 7306

Correo-e: mail@ombudsmanspb.ru

Envíen también copia a la representación diplomática de la Federación Rusa acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha indicada.

ACCIÓN URGENTE

activistas del movimiento lgbt temen detenciones y violencia

INFORMACIÓN complementaria

En la Federación Rusa, los activistas del movimiento LGBT llevan años intentando celebrar actos pacíficos de orgullo gay en Moscú y, en fechas más recientes, también en San Petersburgo.

Las autoridades se han negado una y otra vez a autorizar este tipo de actos y la policía y contramanifestantes violentos han golpeado y herido a activistas.

En octubre de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos resolvió que Rusia había vulnerado el artículo 11 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que garantiza el derecho a la libertad de reunión, al negar a Nikolai Alekseyev, durante tres años consecutivos, el derecho a celebrar una marcha del orgullo gay en Moscú. El tribunal llegó a la conclusión de que las autoridades rusas, al aducir los llamamientos ilegítimos formulados por grupos contrarios a los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y personas transgénero en favor de alterar de forma violenta todo acto de orgullo gay para no autorizar tales actos, habían “respaldado efectivamente las intenciones de personas y organizaciones que clara y deliberadamente intentaban alterar una manifestación pacífica, lo que vulnera la ley y el orden público.”

También en octubre de 2010, un tribunal de San Petersburgo resolvió que la prohibición ese año de un acto de orgullo gay en la ciudad había sido ilegal.

A pesar de esta decisión, en 2011 las autoridades moscovitas se negaron de nuevo a autorizar un acto de orgullo gay en Moscú y no adoptaron medidas para proteger a los manifestantes contra actos de violencia. Las autoridades volvieron a justificar su negativa aduciendo el número de llamamientos que habían recibido de individuos y grupos opuestos al acto. El 28 de mayo se detuvo al menos a 30 personas durante un corto periodo después de que intentaran dirigirse a las murallas del Kremlin para exhibir unas pancartas y unos carteles. Al menos una manifestante, una joven periodista, tuvo que recibir tratamiento hospitalario tras sufrir una agresión.

Según las normas internacionales de derechos humanos, los Estados tienen la obligación positiva de garantizar que personas y grupos puedan ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión sin amenazas de violencia ni alteraciones de ningún tipo. Las amenazas contra la seguridad provenientes de contramanifestantes deben controlarse de manera eficaz en lugar de utilizarse como pretexto para prohibir actos públicos.

AU 192/11 Índice: EUR 46/026/2011 Federación Rusa Fecha: 21 de junio de 2011

image1.jpg image2.jpg

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE