Document - Turkey: Conscientious objector detained: İnan S.



AU: 175/10 Índice: EUR 44/018/2010 Turquía Fecha: 12 de agosto de 2010


ACCIÓN URGENTE

PERMANECEDETENIDO OBJETOR DE CONCIENCIA

İnan S. permanece detenido desde el 5 de agosto en una prisión militar de Estambul, Turquía, por “deserción” del servicio militar. El año pasado declaró oficialmente su objeción de conciencia.

İnan S. fue detenido el 5 de agosto en su domicilio de Estambul tras facilitar su dirección a unos funcionarios para que tramitasen la renovación de su documento de identidad. Fue detenido en virtud de una orden de arresto pendiente por “deserción” del servicio militar. Actualmente permanece recluido en la prisión militar de Kasımpaşa, en Estambul. Amnistía Internacional considera preso de conciencia a İnan S. Teniendo en cuenta la asiduidad con que se somete a malos tratos a los objetores de conciencia bajo custodia militar en Turquía, a Amnistía Internacional le preocupa que İnan S. esté expuesto a sufrir torturas u otros malos tratos.

Se espera que en los próximos días İnan S. sea trasladado a İzmir para que comparezca ante el Tribunal del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas en el Egeo, con sede en esa ciudad, por el cargo de “deserción”. El procesamiento se produce a pesar de queİnan S. ha declarado ante las autoridades militares que es objetor de conciencia.


İnan S. comenzó su servicio militar en junio de 2001. En septiembre de ese mismo año abandonó la unidad militar de İzmir en la que estaba destinado, y no volvió. Desde el año 2001, ha sido declarado culpable de “deserción” en al menos tres ocasiones y ha cumplido condena en una prisión militar. İnan S. denunció que mientras cumplía condena por deserción en la prisión militar de Şirinyer, en İzmir, en repetidas ocasiones fue brutalmente golpeado por guardias de la prisión. Tiene pendiente una pena de 35 meses por tres condenas por “deserción” anteriores. La última detención se ha debido a un cuarto cargo por “deserción” presentado en su contra en 2007.

İnan S. declaró su objeción de conciencia en una carta enviada en el año 2009 a las autoridades militares, en la que explicaba que, por razones de convicción profunda, se negaba a cumplir el servicio militar. No declaró su objeción de conciencia antes de ese año porque desconocía que el derecho a la objeción de conciencia es un derecho reconocido internacionalmente.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en turco o en su propio idioma:

  • pidiendo a las autoridades que pongan en libertad a İnan S. de inmediato y sin condiciones;

  • instando a las autoridades a asegurarse de que no se tortura ni se somete a otros malos tratos a İnan S.;

  • recordándoles que Turquía es Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y que está obligada, por tanto, a reconocer el derecho a la objeción de conciencia.


ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2010 A:

Ministerio de Defensa Nacional

Vecdi Gonul

Minister of National Defence

Milli Savunma Bakanligi

06100 Ankara, Turquía

Fax: +90 312 418 4737

Correo-e: info@msb.gov.tr

Tratamiento: Dear Minister / Señor Ministro





Director de la prisión militar

Kuzey Deniz Saha Komutanlığı

Kasımpaşa Askeri Cezaevi

Kasımpaşa-Beyoğlu

Istanbul

Turquía

Tratamiento: Dear Commander / Señor Director



Y copias a:

Comisión Parlamentaria de Derechos Humanos

Mehmet Zafer Uskul,

Commission Chairperson

TBMM Insan Haklarini Inceleme Komisyonu

Bakanliklar, 06543 Ankara, Turquía

Fax: +90 312 420 53 94

Correo-e: inshkkom@tbmm.gov.tr

Tratamiento: Dear Mr Uskul / Señor Uskul


Envíen también copia a la representación diplomática de Turquía acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada.

ACCIÓN URGENTE

PERMANECE DETENIDO OBJETOR DE CONCIENCIA

INFORMACIÓN ADICIONAL

La legislación turca no reconoce el derecho a la objeción de conciencia y no existe un servicio civil sustitutorio en el país. Los objetores de conciencia que se han negado públicamente a realizar el servicio militar han sido procesados por vía penal y encarcelados hasta un máximo de tres años. Una vez puestos en libertad, suelen recibir un nuevo llamamiento a filas y el proceso se repite. Turquía no ha aplicado la sentencia dictada en 2006 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, según la cual el Estado turco debe modificar su legislación para impedir la “muerte civil” de los objetores de conciencia procesados y condenados repetidamente por su negativa a realizar el servicio militar, pues en opinión del Tribunal este trato a los objetores vulnera el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (prohibición de tratos degradantes).


Amnistía Internacional considera objetor de conciencia a toda persona que, por motivos de conciencia o de convicción profunda, se niega a prestar servicio en las fuerzas armadas o a participar directa o indirectamente en guerras o conflictos armados. Esta objeción puede consistir en la negativa a participar en una guerra porque se discrepa con respecto a sus objetivos o con la manera en que se está librando, aun cuando la persona no se oponga a participar en todas las guerras. Amnistía Internacional considera preso de conciencia a toda persona detenida o encarcelada únicamente porque se le ha negado su derecho a presentar su objeción o a prestar un verdadero servicio civil sustitutorio. También será preso de conciencia toda persona encarcelada por abandonar las fuerzas armadas sin permiso debido a motivos de conciencia, siempre que haya tomado medidas razonables para ser eximida de sus obligaciones militares.


El derecho a negarse a cumplir el servicio militar por motivos de conciencia es intrínseco a la noción de libertad de pensamiento, conciencia y religión, consagrada en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos, como la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), en el que Turquía es parte.

Ya en 1995, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU afirmó en su resolución 1998/77 que el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar está previsto en el artículo 18 del PIDCP (derecho a la libertad de religión, de conciencia y de creencia): “[E]l derecho de toda persona a tener objeciones de conciencia al servicio militar [es un] ejercicio legítimo del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión proclamado en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”. En la resolución, la Comisión también reiteró su llamamiento a los Estados para que “establezcan diversas formas de servicio alternativo para los objetores de conciencia que sean compatibles con las razones de la objeción de conciencia, que tengan carácter civil o no combativo, que redunden en el interés público y que no sean de naturaleza punitiva” y destacó que los Estados no deben “someter a los objetores de conciencia a encarcelamiento o a sanciones repetidas por el hecho de no haber cumplido el servicio militar”, recordando que “nadie puede ser considerado responsable o castigado de nuevo por un delito por el cual ya haya sido definitivamente condenado o absuelto de conformidad con la legislación y el procedimiento penal de cada país”.



El 3 de noviembre de 2006, el Comité de Derechos Humanos de la ONU determinó que el procesamiento y la condena de dos objetores de conciencia por parte de la República de Corea debido a la negativa de éstos a cumplir el servicio militar obligatorio había vulnerado el artículo 18 del PIDCP, al no existir un servicio civil sustitutorio (comunicaciones núms. 1321/2004 y 1322/2004).


AU: 175/10 Índice: EUR 44/018/2010 Fecha de emisión: 12 de agosto de 2010

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE