Document - Italy: Man risks torture if returned to Turkey: Avni Er

URGENT ACTION

AU: 74/10 Índice: EUR 30/006/2010 Italia Fecha: 1 de abril de 2010 Fecha: 1 de abril de 2010

ACCIÓN URGENT E

CIUDADANO TURCO CORRE PELIGRO DE TORTURA SI ES DEVUELTO A TURQUÍA

Avni Er, ciudadano turco detenido en Italia, corre peligro de ser devuelto a Turquía, en donde podría sufrir tortura u otros malos tratos .

Avni Er está recluido actualmente en un Centro de Identificación y Expulsión (CIE) de la ciudad de Bari, en el sur de Italia. Sus abogados han recurrido la decisión de los tribunales italianos de rechazar su solicitud de asilo y protección internacional. Previamente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos había ordenado a las autoridades italianas que no expulsasen a Avni Er hasta que se tomase la decisión en primera instancia sobre su solicitud de asilo y protección internacional. Sus abogados han solicitado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos la prórroga de esta orden hasta que se conozca la decisión en la fase de apelación. Sin embargo, puede que las autoridades italianas decidan expulsar a Avni Er antes de que se resuelva el recurso que ha presentado.

Avni Er abandonó Turquía en 1982, cuando tenía 11 años, y nunca regresó. El 1 de abril de 2004 fue detenido en una operación policial internacional contra personas sospechosas de delitos relacionados con el terrorismo; en diciembre de 2006, un tribunal de Perugia lo declaró culpable de pertenencia a la organización ilegal Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C) y lo condenó a siete años de cárcel y posterior expulsión de Italia. En abril de 2007, las autoridades turcas solicitaron su extradición a Turquía a causa de su pertenencia al DHKP-C. Las autoridades italianas denegaron la solicitud alegando que correría peligro de ser juzgado dos veces por el mismo delito. Sin embargo, parece que en Turquía sigue abierto el procedimiento contra Avni Er, lo que significa que probablemente será detenido cuando llegue a ese país. Amnistía Internacional considera que, si es devuelto a Turquía, Avni Er corre un importante peligro de ser sometido a tortura u otros malos tratos y a un juicio sin las debidas garantías, ya que miembros del DHKP-C han sido objeto de tortura y otros malos tratos en los últimos años.

En virtud del principio del derecho internacional conocido como “no devolución” (non-refoulement), Italia no debe proceder a la devolución de ninguna persona a un país en donde correría peligro de sufrir tortura, otros malos tratos u otras graves violaciones de derechos humanos.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE en italiano, inglés o en su propio idioma:

Pidiendo a las autoridades italianas que no devuelvan a Avni Er a Turquía, en donde correría peligro de sufrir tortura y otros malos tratos, ya que esto constituiría una violación de sus obligaciones con arreglo al principio del derecho internacional de no devolución (non-refoulement).

ENVÍEN LLAMAMIENTOS ANTES DEL 13 DE MAYO DE 2010 A :

Ministro del Interior

Roberto Maroni, Ministro dell’Interno

Ministero dell’Interno

Palazzo Viminale

Piazza del Viminale, 1

00184 Roma, Italia

Fax: + 39 06 46549832

Correo e. : liberta.civiliimmigrazione@interno.it

Tratamiento : Señor Ministro

Prefecto

Carlo Schilardi

Prefetto della Provincia di Bari

Palazzo di Governo

Piazza Liberta’, 1

Bari, Italia

Fax: + 39 080 5293198

Correo e. : prefettura.bari@interno.it

Tratamiento : Señor Prefect o

Copias a :

Jefe Superior de Policía

Dott. Giorgio Manari

Questura di Bari

Via G. Murat Nr. 4

70100 Bari, Italia

Fax: + 39 080 5291154

Envíen también copia a la representación diplomática de Italia acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha antes indicada.

ACCIÓN URGENT E

CIUDADANO TURCO CORRE PELIGRO DE TORTURA SI ES DEVUELTO A TURQUÍA

INFORMACIÓN ADICIONAL

En virtud del derecho internacional y de la legislación regional, Italia está obligada a no expulsar ni devolver a ninguna persona a un país en donde correría peligro de persecución u otras graves violaciones de derechos humanos. El principio de no devolución (non-refoulement) se establece en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y en su Protocolo de 1967, en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y en la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Italia es Estado Parte en todos estos tratados.

Las investigaciones de Amnistía Internacional han mostrado que continúan existiendo tortura y otros malos tratos en centros de detención de Turquía, incluidas comisarías y prisiones como la cárcel en la que probablemente acabaría recluido Avni Er. Durante los dos últimos años ha aumentado el número de casos de tortura y otros malos tratos denunciados. Amnistía Internacional considera que las personas acusadas de delitos relacionados con el terrorismo corren un mayor peligro de ser objeto de tortura y otros malos tratos mientras están bajo custodia policial y en prisión. La organización ha documentado casos de tortura y otros malos tratos a personas sospechosas de ser seguidoras del DHKP-C que se encontraban bajo custodia policial o en prisión, como el caso de Engin Çeber, que murió el 10 de octubre de 2008 a consecuencia de las torturas sufridas, y el de otras personas detenidas con él.

La preocupación sobre cómo sería la vida de Avni Er en prisión también se basa en lo ocurrido en anteriores procesamientos de personas sospechosas de cometer delitos en nombre del DHKP-C. En 1999, en el proceso por el asesinato del destacado empresario Özdemir Sabancı, Mustafa Duyar, acusado y presunto miembro del DHKP-C, fue víctima de homicidio en la cárcel en la que se encontraba en prisión preventiva; al parecer, los autores fueron personas vinculadas a instituciones estatales.

Además, Amnistía Internacional ha documentado una constante de juicios sin las debidas garantías en virtud de legislación antiterrorista que finalizan con condenas basadas en pruebas poco sólidas y fiables obtenidas a menudo bajo tortura. En el informe publicado por Amnistía Internacional en 2006 Turkey Justice Delayed and Denied: The persistence of protracted and unfair trials for those charged under anti-terrorism legislation (Índice AI: EUR 44/013/2006), la organización registró numerosas violaciones del derecho a un juicio con las debidas garantías, como negación del acceso a asistencia letrada durante el interrogatorio, reconocimientos médicos inadecuados, ausencia de investigación de las denuncias de tortura u otros malos tratos bajo custodia policial, utilización como prueba de declaraciones presuntamente obtenidas bajo tortura u otros malos tratos, y violación del derecho a un juicio en un plazo de tiempo razonable. Desde la publicación de ese informe, Amnistía Internacional ha seguido recibiendo información sobre juicios injustos y la persistencia de las violaciones de derechos humanos enumeradas en él. En septiembre de 2008, por ejemplo, Selahattin Ökten fue condenado a cadena perpetua por participar en actividades armadas del Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK), tras ser declarado culpable gracias a la declaración poco sólida de un testigo presuntamente obtenida bajo tortura (véase el Informe 2009 de Amnistía Internacional).

AU: 74/10 Índice: EUR 30/006/2010 Fecha de emisión: 1 de abril de 2010

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE