Document - Q&A: North Africa migrants in Italy

AMNESTY INTERNATIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL

DOCUMENTO PÚBLICO

PREGUNTAS Y RESPUESTAS


16 de febrero de 2011

Índice AI: EUR 30/002/2011



Preguntas y respuestas: Migrantes norteafricanos en Italia



Según el Ministerio del Interior italiano, en las últimas semanas han llegado en barco a las islas italianas de Lampedusa y Sicilia más de 5.000 personas procedentes del norte de África, de Túnez en su mayoría.


Las autoridades italianas han calificado la última oleada migratoria a través del Mediterráneo de “emergencia humanitaria” y han solicitado ayuda a la Unión Europea, incluyendo a Frontex, la agencia encargada del control de las fronteras, para contener los flujos migratorios.


Las autoridades italianas han reforzado las patrullas que vigilan las costas italianas.



¿Deben las autoridades italianas devolver personas a su país de origen?


Una “emergencia humanitaria”, como la han calificado las autoridades italianas, requiere una respuesta humanitaria, no policial.


En el derecho internacional, así como en la legislación italiana, se reconoce el derecho de todas las personas a ser tratadas con dignidad y respeto. Independientemente de los motivos que las hayan impulsado a iniciar el viaje, no se debe impedir a las personas que tratan de llegar tanto a Italia como a cualquier otro país que lo hagan, se las debe rescatar en caso de encontrarse en peligro y se les debe proporcionar ayuda humanitaria. También se les debe permitir solicitar asilo y no se las debe recluir por norma.


Puede que entre las personas que llegan de Túnez, pero también de otros países haya muchas que buscan protección internacional. Las personas que se ven obligadas a huir debido a conflictos armados, persecuciones y graves abusos contra los derechos humanos tienen derecho a solicitar y disfrutar de tal protección, que se traduce, entre otras cosas, en el derecho a que sus solicitudes de asilo se estudien en un proceso de concesión de asilo justo y rápido.


No se debe devolver a ninguna persona antes de que pueda exponer su caso o explicar su situación ante las autoridades pertinentes, y desde luego no se deben llevar a cabo expulsiones forzosas en masa sin estudiar detenidamente cada uno de los casos. Estas respuestas indiscriminadas incumplen claramente las obligaciones internacionales contraídas por Italia.


¿Cuáles son las obligaciones de Italia por lo que respecta a los migrantes irregulares?


Antes incluso de llegar a las costas italianas, las embarcaciones encargadas de las tareas de vigilancia costera deben asegurarse de que se da prioridad a las necesidades de las personas que corren peligro y de quienes pueden ser especialmente vulnerables, como mujeres embarazadas, niños y niñas y personas que requieren asistencia médica.


Las autoridades italianas deben asegurarse de que se informa del derecho a solicitar asilo y que toda persona tiene derecho a un procedimiento de determinación del asilo justo y satisfactorio.

A toda persona que desee presentar una solicitud de asilo se le debe dar la oportunidad de hacerlo, por ejemplo, permitiéndole desembarcar en un lugar donde se puedan presentar y tramitar solicitudes de asilo.


Las autoridades italianas deben asegurarse de que todos los centros de recepción disponibles están operativos y cuentan con los recursos necesarios para ofrecer una asistencia adecuada a personas migrantes y solicitantes de asilo, prestando especial atención a los grupos vulnerables. Se debe procurar ayuda en centros abiertos a todas las personas que llegan a las costas italianas.


¿Qué pueden decir de las informaciones que afirman que entre las personas solicitantes de asilo puede haber delincuentes fugados?


Todos los funcionarios encargados de tratar con las personas migrantes y solicitantes de asilo tienen la obligación firme de respetar los derechos tanto de las personas que se encuentran en el mar como de las que ya han desembarcado, por lo que deben evitar el uso de un lenguaje incendiario o recurrir a estereotipos, entre otras cosas.


Lamentablemente, el expediente actual de determinadas autoridades italianas en este sentido es muy deficiente. Algunos políticos y representantes del gobierno han relacionado la migración con la delincuencia sin disponer de pruebas que lo corroboren, con lo que han contribuido a propiciar un clima de intolerancia y xenofobia.


¿Debe Frontex, la agencia de la Unión Europea encargada de mantener la seguridad de las fronteras, desempeñar un papel en este asunto?


La respuesta ofrecida presuntamente por solidaridad por otros Estados europeos no debe basarse en actuaciones policiales sino en necesidades humanitarias.


Recurrir a Frontex en especial, si sólo se recurre a este organismo para dar respuesta a una emergencia de carácter humanitario sería totalmente inadecuado y, además, podría dar lugar a violaciones de los derechos humanos.


Si en alguna etapa del proceso se recurre a Frontex, debe hacerse de conformidad con el derecho y las normas relativas a los derechos humanos y los refugiados.


La Unión Europea (UE) y sus Estados miembros deben revisar la manera como tratan las cuestiones relacionadas con la migración, incluido el impacto que tienen sobre los derechos humanos las actuales políticas dirigidas a luchar contra la migración irregular.


¿De qué otras maneras podría ayudar la UE?


La UE y sus Estados miembros deben apoyar la transición de Túnez hacia un sistema democrático, así como su desarrollo socioeconómico, en especial la creación de puestos de trabajo y perspectivas de futuro concretas para la juventud del país.


El compromiso de la política exterior de la UE con la región se debe centrar no sólo en la estabilidad, sino también en la sostenibilidad en cuanto al desarrollo socioeconómico.


Es necesario que la UE desarrolle un enfoque mejorado y más global en cuanto a migración y asilo, que debe incluir: 1) la condición de respetar los derechos humanos en los acuerdos de cooperación en materia de migración que suscriba con terceros países; 2) la garantía de permitir el acceso al asilo y el respeto pleno del principio de no devolución (non-refoulement); 3) un debate renovado y en profundidad sobre la creación de canales legales de migración a la UE y 4) el tratamiento de las causas fundamentales de la migración, apoyando los procesos de transición democrática y el desarrollo económico.


Se debe compartir de una manera más equitativa entre los distintos países de la UE la responsabilidad de ocuparse de la llegada de migrantes irregulares. La solidaridad debe dar lugar a compartir la responsabilidad de gestionar las nuevas llegadas desde un punto de vista económico, físico o por otros medios, respetando plenamente sus obligaciones en virtud del derecho internacional y la legislación de la UE.



¿Qué deben hacer las autoridades tunecinas para detener la emigración?

Las personas tienen derecho a abandonar su propio país, incluso para solicitar asilo en algún otro.


Las autoridades tunecinas deben asegurarse de que toda persona que viaja en condiciones peligrosas es rescatada y recibe ayuda humanitaria adecuada, y que se procesa a los traficantes que se aprovechan de personas desesperadas.


Fin/


How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE