Document - Hungary: Court overturns ban of Pride march 2011

AMNESTY INTERNATIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL

Declaración pública


Índice AI: EUR 27/003/2011

21 de febrero de 2011



Hungría: Un tribunal anula la prohibición de la Marcha del Orgullo 2011



Amnistía Internacional ha acogido con satisfacción la decisión del Tribunal Metropolitano de Budapest, adoptada el 18 de febrero, de anular una resolución policial del 11 de febrero por la que se prohibía la marcha del Orgullo de Budapest. La marcha, prevista para el 18 de junio de 2011, se había prohibido tras una solicitud de ampliación del recorrido por parte de los organizadores.


La decisión de revocar la prohibición de la marcha no sólo es un gran triunfo para la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero en todo Hungría, sino que viene a reforzar el derecho a la libertad de reunión pacífica de toda la población húngara.


La resolución policial inicial justificaba la prohibición de la marcha por los problemas de tráfico que supuestamente ocasionaría. Sin embargo, el tribunal consideró que los argumentos de la resolución policial no demostraban del todo la ausencia de rutas alternativas. Según la Ley sobre el Derecho de Reunión, “las consecuencias negativas para el tráfico de las calles afectadas no bastan por sí solas para justificar la prohibición”. Y añadió que “si el Tribunal admitiera [...] el razonamiento sobre la obstrucción del tráfico, no se podría celebrar prácticamente ningún acto público en ninguna parte de Budapest”.


Los derechos a la libertad de reunión y asociación pacífica están reconocidos en numerosos tratados de derechos humanos en los que Hungría es Estado Parte, como el artículo 21 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 11 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales.


Ahora que el tribunal ha afirmado el derecho de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero a reunirse pacíficamente, la policía debe garantizar a estas personas la posibilidad de ejercer ese derecho sin miedo a sufrir violencia o acoso por parte de grupos que se oponen a la celebración del Orgullo de Budapest. Dada la probabilidad de que grupos de contramanifestantes actúen contra la marcha del Orgullo, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley tendrán que proteger debidamente a sus participantes. Las autoridades tienen la obligación de garantizar la protección y la seguridad de los organizadores y participantes del Orgullo. Deben adoptarse medidas de seguridad efectivas para proteger a los participantes en los diversos actos organizados con motivo del Orgullo de Budapest, incluida la marcha del Orgullo, en junio.


Sandor Steigler, portavoz de la Fundación Misión del Arco Iris, organizadora del Orgullo, manifestó lo siguiente: “En junio de 2011 realizaremos nuestra marcha por decimosexta vez para mostrar la diversidad de nuestra comunidad, y a través de la protesta pacífica llamaremos la atención de los legisladores y la sociedad en general sobre los problemas a los que se enfrenta la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero. Todas las personas comprometidas con la causa de los derechos humanos y con la aceptación serán bien recibidas para participar en nuestra marcha, sin tener en cuenta la orientación sexual o la ideología política”.


Información complementaria


La Fundación Misión del Arco Iris ya había inscrito la marcha del Orgullo y su recorrido en septiembre de 2010. Según informes, la policía no había opuesto ninguna objeción al respecto. Pero cuando los organizadores solicitaron una ampliación del recorrido en febrero de 2011, con el fin de que la marcha acabase en una zona más próxima al Parlamento de Hungría, la policía dictó una resolución que prohibía la marcha en su totalidad.


Publicaciones de Amnistía Internacional:


Hungría: Las autoridades deben garantizar la libertad de reunión pacífica y la no discriminación de la comunidad LGBT, 16 de febrero de 2011, Índice AI: EUR 27/002/2011


FIN/

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE