Document - Pakistan: Lahore attack shows government must do more to protect civilians

AMNISTÍA INTERNACIONAL
Declaración pública

Índice AI: ASA 33/002/2009
5 de marzo de 2009


Pakistán: Los atentados de Lahore muestran que el gobierno debe esforzarse más por proteger a la población civil



El atentado que unos hombres armados perpetraron el pasado martes contra el equipo de críquet de Sri Lanka en el centro de Lahore es un cruel ejemplo más de la falta de medidas de las autoridades paquistaníes para proteger el derecho a la vida de las personas civiles, sean ciudadanos extranjeros o paquistaníes, ha manifestado Amnistía Internacional hoy, 5 de marzo de 2009.

La organización ha condenado el atentado contra el equipo de críquet de Sri Lanka y su escolta policial, que, según informes, mató a un conductor y a seis agentes de policía y dejó heridos a ocho miembros del equipo deportivo.

“Las autoridades paquistaníes tienen la obligación de impedir que los grupos armados amenacen la vida y la seguridad de su población y de los ciudadanos extranjeros –ha manifestado Amnistía Internacional-. Ningún atentado contra deportistas ni contra cualquier otro civil está justificado.”

El atentado se produjo a las nueve de la mañana en una glorieta del centro de Lahore conocida como Plaza de la Libertad, cuando el autocar del equipo y su escolta policial se dirigían al Estadio Gadafi para jugar un partido internacional. Fue un ataque realizado por hasta 14 hombres que se habían apostado en torno a la plaza, armados con fusiles de asalto y lanzagranadas, y duró alrededor de 25 minutos.

Ningún grupo se ha atribuido aún la responsabilidad del atentado, pero se teme que sus autores sean extremistas vinculados a Laskhar-e-Taiba, los talibanes o Al Qaeda.

Amnistía Internacional insta al gobierno de Pakistán a que realice una investigación independiente e imparcial sobre el atentado de Lahore, así como sobre otros homicidios ilegítimos, ataques armados y atentados suicidas perpetrados anteriormente. Los presuntos autores de tales actos deben ser puestos a disposición judicial para que sean juzgados de acuerdo con las normas internacionales sobre juicios justos y sin que se les pueda imponer la pena de muerte.

Información complementaria
Desde 2001, la seguridad se ha visto cada vez más menoscabada en Pakistán por grupos neotalibanes que están ganando terreno en algunas partes del país. Los grupos insurgentes talibanes paquistaníes han ido aumentado constantemente su control en las Zonas Tribales Administradas Federalmente y en Malakand y el valle de Swat, en la provincia de la Frontera Noroeste. Estas zonas se han convertido en refugio para insurgentes extranjeros y paquistaníes, que se rearman y reagrupan allí y lanzan luego ataques contra las fuerzas afganas e internacionales en Afganistán y contra el gobierno y otros objetivos en Pakistán.

La tregua de febrero entre el gobierno y los extremistas talibanes de Malakand y el valle de Swat no ha servido más que para envalentonar a los segundos.

Además del suceso de Lahore, Pakistán ha sufrido varios atentados importantes últimamente, como el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto en diciembre de 2007 en una concentración celebrada en Rawalpindi y donde resultaron muertas también otras 20 personas, y el atentado de septiembre de 2008 contra el hotel Marriot de Islamabad, que mató a 54 personas.

Documento público

****************************************

Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres llamando al número + 44 20 7413 5566, o por correo electrónico en press@amnesty.org. Para los comunicados de prensa traducidos al español consulten http://www.amnesty.org/es/for-media. Para documentación general traducida al español consulten http://www.amnesty.org/es/library.





How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE