Document - Indonesia: Authorities cut off food and water to Shi’as

URGENT ACTION

AU: 336/12 Índice: ASA 21/043/2012 Indonesia Fecha: 26 de noviembre de 2012

ACCIÓN URGENTE LAS AUTORIDADES DEJAN SIN ALIMENTOS Y AGUA A UNA COMUNIDAD CHIÍ Las autoridades indonesias han cortado el suministro de agua y alimentos a una comunidad desplazada de chiíes en Java Oriental. Al menos 190 chiíes de Java Oriental, entre los que hay 69 mujeres y 61 niños, están en peligro tras interrumpir las autoridades el suministro de alimentos y agua a la comunidad, alegando falta de fondos. La comunidad chií, del pueblo de Karang Gayam, en el distrito de Sampang de la isla de Madura, tuvo que desplazarse en agosto de 2012 ante el ataque de una muchedumbre antichií de unas 500 personas que la atacó con armas blancas y piedras. En el ataque murió una persona y decenas más resultaron heridas. La multitud también prendió fuego a 35 casas pertenecientes a la comunidad. Se han presentado cargos contra cuatro personas por el ataque. Tras la agresión, la comunidad fue trasladada a un refugio temporal en un complejo deportivo de Sampang –con servicios mínimos–, donde llevan viviendo los últimos tres meses. No se les han facilitado medicinas ni servicios específicos para los niños y las mujeres. El 18 de noviembre, las autoridades locales cortaron el suministro de agua al complejo, y el 22 de noviembre el suministro de alimentos. La comunidad desplazada se ha visto obligada a utilizar sus reducidos fondos para comprar alimentos y agua. Según fuentes fidedignas, algunos de los chiíes que viven en el complejo han sido intimidados y hostigados por las autoridades locales, que les han instado a convertirse al islam suní si quieren volver a sus casas. Las autoridades locales y nacionales siguen presionando a los integrantes de la comunidad para que se reubiquen, pero ellos han rechazado esta opción, y prefieren volver a sus hogares y sus medios de vida en condiciones de seguridad. Un grupo de voluntarios los ha estado ayudando con sus necesidades diarias y proporcionándoles apoyo psicológico, especialmente a las mujeres y los niños. Escriban inmediatamente, en inglés, indonesio o en su propio idioma, pidiendo a las autoridades de Indonesia: - Que garanticen que la comunidad chií desplazada tiene acceso inmediato a servicios esenciales, como la alimentación y el agua potable en su refugio;

- Que garanticen el regreso seguro, voluntario y digno de la comunidad chií a sus hogares, según su deseo, y que proporcionen ayuda para que puedan reconstruir los hogares que quedaron deteriorados o destruidos;

- Que investiguen los informes según los cuales las autoridades del distrito de Sampang han estado implicadas en la intimidación de chiíes para que renuncien a su fe;

- Que garanticen que todas las personas implicadas en el ataque contra la comunidad chií son puestas a disposición judicial rápidamente en actuaciones que cumplan las normas internacionales sobre garantías procesales y sin recurrir a la pena de muerte, y que las víctimas reciben reparación.

ENVÍEN LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 7 de enero de 2013, A: Jefe del Distrito de Sampang Sampang District Head (Bupati) Noer Tjahja Jl. Jamaluddin No.1A, Sampang, Madura, East Java, Indonesia 69241 Fax: + 62 323 321017 Tratamiento: Dear Noer Tjahja / Señor Jefe de Distrito

Ministro de Justicia y Derechos Humanos Minister of Justice and Human Rights Amir Syamsuddin Jl. H.R. Rasuna Said Kav No. 4-5 Kuningan, Jakarta Selatan 12950, Indonesia Fax: +62 21 525 3095 Tratamiento: Dear Minister / Señor Ministro

Y copias a: Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Mr. Otto Nur Abdullah Chairperson National Human Rights Commission (Komnas HAM) Jl Latuharhary, No.4 Menteng Jakarta Pusat 10310, Indonesia Fax: +62 21 39 25 227

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Incluyan las direcciones de las sedes diplomáticas locales a continuación: Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar llamamientos después de la fecha indicada.

Fecha: 26 de noviembre de 2012

ACCIÓN URGENTE LAS AUTORIDADES DEJAN SIN ALIMENTOS Y AGUA A UNA COMUNIDAD CHIÍ

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA Los niveles de hostigamiento e intimidación y los ataques contra grupos religiosos minoritarios, como las comunidades chiíes, ahmadíes y cristianas, han ido aumentando en Indonesia, con ataques e incendios de viviendas y lugares de culto, que en ocasiones han causado el desplazamiento de estos grupos. Quienes cometen actos de violencia contra las minorías religiosas rara vez son castigados.

A Amnistía Internacional le preocupa particularmente el hecho de que las autoridades gubernamentales, además de la policía, no estén protegiendo a estas comunidades, e incluso en algunos casos, estén participando en su persecución, por ejemplo intentando obligar a las minorías religiosas, como los ahmadíes y los chiíes, a renunciar a sus creencias.

No es la primera vez que la comunidad chií de la isla de Madura sufre ataques e intimidaciones. El 29 de diciembre de 2011, una muchedumbre prendió fuego a un lugar de culto, un internado y varias casas vecinas. La policía no tomó medidas adecuadas para proteger a la comunidad, y en lugar de intervenir para detener el ataque, algunos agentes lo grabaron en sus teléfonos móviles. Al final, sólo una persona fue acusada y condenada a tres meses de cárcel por el ataque.

En julio de 2012, Tajul Muluk, dirigente religioso de la comunidad chií de Java Oriental, fue detenido y el Tribunal de Distrito de Sampang lo condenó a dos años de cárcel por blasfemias, en aplicación del artículo 156.a del Código Penal indonesio. Su detención se produjo tras conocerse que el 1 de enero de 2012 la sección de Sampang del Consejo de Ulemas de Indonesia había dictado un decreto religioso o fatwa relativo a lo que se describió como “enseñanzas desviadas” de Tajul Muluk. El Tribunal Superior de Java Oriental elevó la condena a cuatro años en septiembre de 2012 tras la apelación. Amnistía Internacional considera a Tajul Muluk preso de conciencia y pide que sea puesto de inmediato en libertad incondicional.

La Constitución de Indonesia garantiza el derecho a la libertad de expresión. Además, el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que Indonesia es Estado Parte, afirma que “este derecho incluye la libertad de tener o de adoptar la religión o las creencias de su elección” y que “nadie debe ser objeto de medidas coercitivas que puedan menoscabar su libertad de tener o de adoptar la religión o las creencias de su elección”.

Nombre: Al menos 190 personas de la comunidad chií. Sexo (h/m): Hombres y mujeres

Más información sobre AU: 336/12 Índice: ASA 21/043/2012 Fecha de emisión: 26 de noviembre de 2012

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE