Document - People's Republic of China: The Olympics countdown: One year left to fulfil human rights promises


EMBARGADO HASTA LAS 23:00 HORAS GMT DEL 6 DE AGOSTO DE 2007Público


Amnistía Internacional


República Popular de China


La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos: Un año para cumplir las promesas en materia de derechos humanos


Agosto de 2007

Resumen

Índice AI: ASA 17/024/2007



http://web.amnesty.org/library/Index/ESLASA170242007


Cuando queda sólo un año para que den comienzo en Pekín los Juegos Olímpicos, muchas personas de dentro y fuera de China están empezando a mirar hacia el futuro para determinar el probable legado de los Juegos para los derechos humanos en China. En este documento de actualización, Amnistía Internacional resume las novedades que se han producido con respecto a cuatro cuestiones principales de derechos humanos que la organización mantiene bajo observación de cara a agosto de 2008 y evalúa en qué medida se ajustan a la promesa de las autoridades chinas de mejorar la situación de los derechos humanos antes de las Olimpiadas.


Aunque se han hecho avances en áreas limitadas –a saber, la reforma del sistema de pena de muerte y mayor libertad de información para el periodismo extranjero en China–, Amnistía Internacional teme que este progreso se vea ensombrecido por los aspectos negativos que se mantienen –en particular, la creciente represión ejercida contra el activismo de derechos humanos y el periodismo chinos, así como la persistencia de la "reeducación por el trabajo" y de otras formas de detención sin juicio–. Las declaraciones oficiales indican que se están utilizando las Olimpiadas para justificar tal represión en bien de la "armonía" o la "estabilidad social", en vez de permitir que sirva de catalizador para llevar a cabo reformas. En todo el mundo, la experiencia demuestra que la mejor forma de conseguir estabilidad social consiste en garantizar la protección de los derechos humanos fundamentales basándose en el Estado de derecho


Tanto en China como en el resto del mundo, muchas personas tienen grandes esperanzas de progreso en la situación de los derechos humanos como consecuencia de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, la imagen de las Olimpiadas sigue viéndose empañada por constantes informes sobre "arresto domiciliario", tortura o juicio injusto de activistas chinos y sobre ampliación de los sistemas de detención sin juicio en Pekín en el marco de una operación de "limpieza" de la ciudad de cara a agosto de 2008. Si las autoridades no toman medidas significativas para modificar tales prácticas, es probable que las denuncias de abusos sigan aumentando a medida que se aproxima el comienzo de las Olimpiadas, con la consiguiente publicidad negativa no sólo para China, sino también para otras partes interesadas del movimiento olímpico, incluidos el Comité Olímpico Internacional y las empresas patrocinadoras de los Juegos.


· Pena de muerte: Amnistía Internacional acoge con satisfacción las declaraciones oficiales que indican que el número de personas condenadas a muerte y ejecutadas ha descendido tras el restablecimiento de la revisión de todas las sentencias de muerte por el Tribunal Supremo Popular el 1 de enero de 2007. Sin embargo, la organización insiste en que la mejor forma de posibilitar un análisis completo y bien fundado de las novedades que se han producido en China con respecto a la pena de muerte es hacer públicos todos los datos. También es esencial mayor transparencia y rendición pública de cuentas con respecto al procedimiento en casos particulares de pena de muerte. Asimismo, Amnistía Internacional continúa considerando motivo de gran preocupación que siga imponiéndose la pena de muerte por delitos no violentos, incluidos delitos económicos y relacionados con drogas.

· Detención sin juicio: Los informes recibidos indican que los tipos de delito menor punible con "reeducación por el trabajo" se están ampliando a media que la policía hace mayor uso de la detención sin juicio para "limpiar" Pekín de cara a los Juegos.

· Activistas de derechos humanos: Continúan el "arresto domiciliario" y la vigilancia policial de activistas, especialmente en Pekín, y sigue habiendo activistas en prisión, a quienes Amnistía Internacional considera presos de conciencia. Mientras la atención se centra en Pekín por la inminencia de los Juegos Olímpicos, en otras partes de China parece haber aumentado el riesgo de abusos contra activistas, incluida detención arbitraria y tortura o malos tratos.

· Libertad de los medios de comunicación: Aunque se han introducido normas dirigidas a aumentar la libertad del periodismo extranjero en China de cara a las Olimpiadas, la represión del periodismo local continúa, y se sigue ejerciendo censura en Internet en todas las áreas. Parecen haberse suavizado algunas de las restricciones impuestas a las familias de las víctimas de los sucesos de Tiananmen de 1989, pero continúa prohibido el debate público de la cuestión con mayor profundidad.


El presente informe concluye con una serie de recomendaciones a las autoridades chinas y al Comité Olímpico Internacional, en las que se señala que estas cuestiones están relacionadas directamente con la celebración de las Olimpiadas en Pekín y con los principios básicos de la Carta Olímpica relativos al "mantenimiento de la dignidad humana" y el "respeto por los principios éticos fundamentales universales". Amnistía Internacional sigue confiando en que puedan tomarse todavía medidas inmediatas para fomentar un entorno más favorable a los derechos humanos durante las Olimpiadas de Pekín de agosto de 2008 y después de ellas.


Este informe es una actualización de tres documentos anteriores de Amnistía Internacional sobre la "cuenta atrás para los Juegos Olímpicos: República Popular de China: Los Juegos Olímpicos: empieza la cuenta atrás. ¿Tres años de reformas de derechos humanos?, agosto de 2005 (Índice AI: ASA 17/021/2005); República Popular de China: La cuenta atrás hacia las Olimpiadas. El incumplimiento de las promesas relativas a los derechos humanos, septiembre de 2006 (Índice AI: ASA 17/046/2006), y República Popular de China: La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos. La represión de activistas ensombrece las reformas sobre la pena de muerte y los medios de comunicación, abril de 2007 (Índice AI: ASA 17/015/2007).


Este texto resume el documento titulado República Popular de China: La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos: un año para cumplir las promesas en materia de derechos humanos(Índice AI: ASA 17/024/3007), publicado por Amnistía Internacional en agosto de 2007. Si desean más información o emprender acciones al respecto, consulten el documento completo. En el sitio web http://www.amnesty.orgencontrarán una amplia selección de materiales de AI sobre éste y otros asuntos. Los comunicados de prensa de la organización pueden recibirse por correo electrónico solicitándolo en la dirección:

http://www.amnesty.org/email/email_updates.html




SECRETARIADO INTERNACIONAL, 1 EASTON STREET, LONDON WC1X 0DW, REINO UNIDO

TRADUCCIÓN DE EDITORIAL AMNISTÍA INTERNACIONAL (EDAI), ESPAÑA










EMBARGADO HASTA LAS 23:00 HORAS GMT DEL 6 DE AGOSTO DE 2007

Público

Amnistía Internacional



República Popular de China


La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos:

Un año para cumplir las promesas en materia de derechos humanos











República Popular de China

La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos:

Un año para cumplir las promesas en materia

de derechos humanos



Introducción: derechos pendientes de un hilo


Cuando queda sólo un año para que den comienzo en Pekín los Juegos Olímpicos, muchas personas de dentro y fuera de China están empezando a mirar hacia el futuro para determinar el probable legado de los Juegos para los derechos humanos en China. En este documento de actualización, Amnistía Internacional resume las novedades que se han producido con respecto a cuatro cuestiones principales de derechos humanos que la organización mantiene bajo observación de cara a agosto de 2008 y evalúa en qué medida se ajustan a la promesa de las autoridades chinas de mejorar la situación de los derechos humanos antes de las Olimpiadas.


Aunque se han hecho avances en áreas limitadas –a saber, la reforma del sistema de pena de muerte y mayor libertad de información para el periodismo extranjero en China–, Amnistía Internacional teme que este progreso se vea ensombrecido por los aspectos negativos que se mantienen –en particular, la creciente represión ejercida contra el activismo de derechos humanos y el periodismo chinos, así como la persistencia de la "reeducación por el trabajo" y de otras formas de detención sin juicio–. Las declaraciones oficiales indican que se están utilizando las Olimpiadas para justificar tal represión en bien de la "armonía" o la "estabilidad social", en vez de permitir que sirva de catalizador para llevar a cabo reformas. En todo el mundo, la experiencia demuestra que la mejor forma de conseguir estabilidad social consiste en garantizar la protección de los derechos humanos fundamentales basándose en el Estado de derecho


Tanto en China como en el resto del mundo, muchas personas tienen grandes esperanzas de progreso en la situación de los derechos humanos como consecuencia de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, la imagen de las Olimpiadas sigue viéndose empañada por constantes informes sobre "arresto domiciliario", tortura o juicio injusto de activistas chinos y sobre ampliación de los sistemas de detención sin juicio en Pekín en el marco de una operación de "limpieza" de la ciudad de cara a agosto de 2008.


Si las autoridades no toman medidas significativas para modificar tales prácticas, es probable que las denuncias de abusos sigan aumentando a medida que se aproxima el comienzo de las Olimpiadas, con la consiguiente publicidad negativa no sólo para China, sino también para otras partes interesadas del movimiento olímpico, incluidos el Comité Olímpico Internacional y las empresas patrocinadoras de los Juegos.


Amnistía Internacional sigue confiando en que puedan tomarse todavía medidas inmediatas para fomentar un entorno más favorable a los derechos humanos durante las Olimpiadas de Pekín de agosto de 2008 y después de ellas.




La falta de transparencia caracteriza la reforma del sistema de pena de muerte


Desde la publicación del ultimo informe de actualización de Amnistía Internacional,(1) las autoridades chinas han hecho declaraciones que parecen reflejar la necesidad de una mayor transparencia sobre la pena de muerte. Sin embargo, siguen sin responder realmente a las peticiones que les han formulado Amnistía Internacional, juristas chinos y otros observadores para que publiquen estadísticas nacionales completas sobre la aplicación de la pena de muerte en China.

El 8 de junio de 2007, los medios de comunicación estatales chinos informaron de que se había reducido el número de personas condenadas a muerte y ejecutadas durante los primeros cinco meses del año, en comparación con años anteriores. Citando estadísticas sobre la pena de muerte de los tribunales populares intermedios números 1 y 2 de Pekín, Ni Shouming, portavoz del Tribunal Supremo Popular, indicó que el número de condenas de muerte había descendido un 10 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado. Añadió que el descenso se debía a que tanto el Tribunal Supremo Popular como los tribunales inferiores estaban siendo más cuidadosos a la hora de imponer la pena de muerte.(2)


Amnistía Internacional acoge con satisfacción esta aparente reducción del número de ejecuciones, pero sostiene que lo mejor que cabe hacer para que, no sólo las autoridades judiciales, sino también juristas chinos y otros observadores realicen un análisis completo y bien fundado de las novedades que se han producido en China con respecto a la pena de muerte, es hacer públicos todos los datos. Tal medida constituiría un importante avance en la necesidad de informar a la ciudadanía china de la verdadera naturaleza de la pena de muerte en el país, para que pueda formarse opiniones o llegar a conclusiones mejor fundadas sobre la pena de muerte en general. Es además especialmente importante si se tiene en cuenta que las autoridades chinas suelen referirse a la "opinión pública" para justificar el mantenimiento de la pena de muerte o propugnar que su abolición sea un proceso lento y gradual.


Es esencial que haya mayor transparencia y rendición pública de cuentas no sólo en el terreno de las estadísticas, sino también con respecto al procedimiento en casos particulares pena de muerte. En su último documento de actualización, Amnistía Internacional expresó especial preocupación por la falta de transparencia en el proceso de revisión del Tribunal Supremo Popular. El 28 de junio de 2007, los medios de comunicación estatales chinos informaron de la primera ejecución llevada a cabo en Pekín tras el restablecimiento de la revisión de las condenas por el Tribunal Supremo Popular.(3) Tao Jianhua, condenado por asesinato, fue ejecutado por el Tribunal Popular Intermedio Núm. 2 de Pekín tras haber aprobado el Tribunal Supremo Popular la condena. Aunque algunos medios ofrecieron información sobre el proceso de revisión del Tribunal Supremo Popular en general, no proporcionaron datos sobre el procedimiento en el caso específico de Tao Jianhua, por lo que se ignoraba, por ejemplo, si él o su abogado habían podido dirigirse al equipo de revisión del Tribunal. Aunque en análisis jurídicos chinos se indica que a los abogados defensores se les permite dirigirse al Tribunal durante la revisión, no está claro si es o no así en la práctica.(4)


Reconociendo, aparentemente, la necesidad de mayor transparencia en las instancias inferiores, el Tribunal Supremo Popular emitió el 14 de junio de 2007 una notificación en la que recalcaba que la causas por delitos punibles con la muerte debían verse en primera instancia en vista pública y que los tribunales debían tender a garantizar juicios públicos en las apelaciones en la causas penales en general.(5) En la notificación se pedía que se anunciaran más las sentencias en el tribunal y se publicaran más ampliamente. Este aviso se hizo después de que, el año pasado, el Tribunal Supremo Popular dictara un fallo por el que todas las vistas en segunda instancia (es decir, en apelación) de casos de pena de muerte debían ser públicas a partir del 1 de julio de 2006 con el fin expreso de mejorar la protección de los derechos humanos y ofrecer salvaguardias contra las injusticias.


En el último informe de actualización de Amnistía Internacional se expresaba especial preocupación por la posibilidad de que, a pesar de este fallo del Tribunal Supremo Popular, las vistas en segunda instancia de casos de pena de muerte pudieran estar celebrándose aún a puerta cerrada en muchas partes de China. Tal preocupación se confirmó el 23 de junio de 2007, cuando los medios de comunicación estatales chinos citaron una fuente judicial local no identificada según la cual la falta de personal suficiente hacía a menudo imposible celebrar las causas por delitos punibles con la muerte en vistas públicas.(6) La fuente añadía: "si los juicios en segunda instancia no se celebran públicamente, el público no queda convencido: el proceso no es transparente, los derechos e intereses del acusado no están plenamente protegidos y pueden cometerse errores judiciales".(7) En el artículo se afirmaba que estaba previsto que los tribunales chinos contrataran a 1.900 personas más para la vistas en segunda instancia de casos de pena de muerte.


La falta de transparencia sigue siendo también un motivo fundamental de preocupación para las familias de las personas condenadas a muerte y ejecutadas:


· La familia de Nie Shubin continúa luchando para conseguir una indemnización por su ejecución por error en 1995, tras haber sido declarado culpable de la violación y asesinato de una mujer residente en la misma zona que él. Según informes, la policía lo torturó para obligarlo a hacer una confesión falsa, pero a principios de 2005 un presunto delincuente detenido por otro asunto confesó el mismo delito, describiendo, al parecer, con todo detalle la escena del crimen. La familia de Nie no recibió ninguna información sobre su situación tras el juicio, y hasta la fecha no ha conseguido una copia de la sentencia. Afirman que se les negó el acceso a Nie tras su detención y que su padre no se enteró de que había sido ejecutado hasta un día en que fue a visitarlo a la prisión para llevarle comida. Según informes, el hombre intentó suicidarse a causa del dolor que le produjo la pérdida de su hijo. La madre de Nie explicó: "Sólo teníamos un hijo, y todas mis esperanzas estaban puestas en él. Me han destruido el futuro […] Sin mi hijo, mi familia y yo no podemos prosperar".(8)


· Asimismo, la familia de Wu Zhenjiang, estudiante de 24 años, declarado culpable de daño doloso y ejecutado en enero de 2005, afirma que no pudo verlo tras su juicio en primera instancia.(9) Desde entonces, la madre, Meng Zhaoping (nombre ficticio), se ha dirigido a las autoridades para pedirles que revelen más información sobre el caso, en particular lo que pasó con el cadáver, que fue incinerado poco después de la ejecución, en vez de serle entregado a la familia. Meng Zhaoping sospecha que le sacaron los órganos sin el consentimiento de la familia para utilizarlos en transplantes, pero no tiene pruebas sólidas de ello. Wu Zhenjiang había sido condenado a muerte en la ciudad de Xi’an, provincia de Shaanxi, por haber matado de una puñalada a otro hombre a la entrada de un cibercafé. La reyerta se produjo, al parecer, porque no quiso dejar pasar a un grupo de hombres que se negaban a pagar por el uso de los ordenadores. Wu trabajaba a tiempo parcial en el cibercafé para pagarse los estudios y enviar dinero a su familia, residente en la ciudad Kuitun, Región Autónoma Uigur del Sin-kiang, en el noroeste de China.


Es preciso abordar el amplio ámbito de aplicación de la pena de muerte


· En China se sigue imponiendo y ejecutando la pena de muerte por unos 68 delitos, entre ellos algunos no violentos, como delitos económicos y relacionados con drogas.


· El 5 de julio de 2007, los medios de comunicación estatales chinos informaron de que Zhang Ning, ex contable jefe de la oficina de los ferrocarriles de la ciudad de Lanzhou, provincia de Gansu, había sido condenado a muerte, tras ser declarado culpable de aceptar sobornos y derrochar gran cantidad de fondos públicos en malas inversiones.(10) Impuesta en mayo de 2006, su condena de muerte fue confirmada en apelación en diciembre de 2006, pero tiene que ser revisada todavía por el Tribunal Supremo Popular.


· El 10 de julio de 2007, Zheng Xiaoyu, ex director de la Dirección de Productos Alimenticios y Farmacéuticos del Estado, fue ejecutado, tras haber sido declarado culpable de aceptar sobornos. La sentencia condenatoria se basó en su actuación como encargado de aprobar medicamentos, que al parecer hizo posible la venta de productos falsos o contaminados a los que posteriormente se atribuyó la muerte de varias personas en distintas partes del país. Algunos observadores chinos cuestionaron su ejecución por considerar que a otras personas declaradas culpables de delitos de corrupción en los que las sumas en cuestión habían sido mayores les habían impuesto sólo condenas condicionales de muerte. Sin embargo, en una larga nota informativa de la agencia oficial de noticias china Xinhua se explica que Zheng Xiaoyu "cometió delitos especialmente graves e hizo un daño muy grande a la sociedad".(11) En la nota se añade que su ejecución indica "la determinación de China de utilizar el Estado de derecho para castigar y prevenir los delitos de corrupción y soborno" y muestra que "incluso a los cuadros superiores con gran poder se les castiga sin piedad".


· El Día Internacional contra las Drogas (26 de junio) de 2007,(12) la Red Asiática contra la Pena de Muerte, de la que Amnistía Internacional forma parte, hizo una declaración en la que expresaba su preocupación por el elevado número de ejecuciones por delitos de drogas llevadas a cabo en diversos países de Asia y Oceanía, incluida China.(13) Durante las dos semanas previas, que suelen constituir el punto álgido de las condenas de muerte y las ejecuciones en China, Amnistía Internacional había registrado 47 condenas de muerte y 14 ejecuciones por delitos de drogas, aunque se creía que las verdaderas cifras habían sido mucho mayores. La víspera del Día Internacional contra la Drogas, el juez del Tribunal Supremo Popular Gao Guijun anunció que éste había "examinado detenidamente los casos de pena de muerte por tráfico de drogas" y que su "aprobación de la pena de muerte en relación con el tráfico de drogas no tendría nada que reprochar".(14) El portavoz del Tribunal Supremo Popular, Ni Shouming, añadió que éste "no muestra ninguna indulgencia al imponer severas penas a los cerebros de las bandas de narcotráfico y a quienes participan en delitos de contrabando de droga".(15)


· En junio de 2007, Yuan Yanjie, mujer de 23 años de la provincia de Henan, fue condenada a muerte, según informes, por el Tribunal Popular Intermedio de Baoding, provincia de Hebei, por transportar 484,2 gramos de heroína de Myanmar a China. Los informes indican que había ocultado la droga en su calzado, unas sandalias de tacón alto, y que le habían pagado por ello 15.000 renmimbis (alrededor de 1.900 dólares estadounidenses). A sus cómplices, dos hombres que, al parecer, recibían, empaquetaban y vendían la droga, les impusieron condenas condicionales de muerte.(16)

·

· El 4 de julio de 2007, Ni Shouming y el vicepresidente del Tribunal Supremo Popular, Zhang Jun, anunciaron que en este año el Tribunal introduciría "directrices unificadas" sobre la pena de muerte para resolver la "injusticia judicial" resultante de los distintos criterios utilizados en el país para condenar a muerte, particularmente en el caso de los delitos económicos y relacionados con drogas.(17) A modo de ejemplo, explicaron que un traficante de drogas de la provincia de Yunnan podía ser condenado a muerte si la cantidad de droga en cuestión eran 300 gramos o más, mientras que en la vecina provincia de Guizhou bastaba con llevar 150 gramos.(18) Las directrices abarcarían, al parecer, cuatro tipos de delito: asesinato, robo, delitos relacionados con drogas y daño doloso.


· Amnistía Internacional acoge con satisfacción los esfuerzos del Tribunal Supremo Popular por abordar el modo arbitrario, injusto y subjetivo con que se aplica la pena de muerte en China. No obstante, la organización sostiene que la manera más fiable y efectiva de resolver este problema consiste en abolir definitivamente la pena de muerte. La normas internacionales disponen que, en los países que mantienen la pena de muerte, ésta sólo puede imponerse por los delitos más graves. Asimismo, el relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias ha manifestado que debe eliminarse la pena de muerte en el caso de los delitos no violentos, incluidos los económicos y los relacionados con drogas.(19)


La policía utiliza los Juegos Olímpicos como pretexto para ampliar la detención sin juicio


Reformistas legales chinos, expertos de derechos humanos de la ONU –incluidos el relator especial sobre la cuestión de la tortura y el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria– y organizaciones internacionales de derechos humanos como Amnistía Internacional llevan mucho tiempo expresando su preocupación por el uso persistente en China de la "reeducación por el trabajo" y otras formas de detención sin juicio. La reforma sustancial o la abolición de la "reeducación por el trabajo" en particular figura desde hace muchos años en la agenda legislativa del Asamblea Nacional Popular.


Amnistía Internacional sigue considerando motivo de gran preocupación que las autoridades utilicen los Juegos Olímpicos como pretexto para ampliar el uso de dos formas de detención sin juicio, a saber: la "reeducación por el trabajo" y la "rehabilitación forzosa por drogas".(20) A menos que las autoridades chinas tomen sin temor medidas para reformarlos sustancialmente o abolirlos, estos abusivos sistemas continuarán perjudicando la reputación internacional de China en materia de derechos humanos y empañando el legado de los Juegos Olímpicos de Pekín para los derechos humanos.


En un informe anterior de actualización publicado en septiembre de 2006, Amnistía Internacional puso de relieve las iniciativas de las autoridades municipales de Pekín para autorizar el uso de la "reeducación por el trabajo" para detener durante los preparativos de la Olimpiadas a los delincuentes reincidentes por tercera vez en diversos tipos de delitos menores, entre ellos la publicidad ilegal, la explotación de taxis sin licencia, la vagancia y la mendicidad. El 28 de junio de 2007, los medios de comunicación oficiales chinos informaron de que los "agentes médicos" no autorizados serían condenados también a "reeducación por el trabajo" al reincidir por tercera vez,(21) medida que se adoptaba en el contexto de un campaña más general de "mano dura" emprendida por la policía de Pekín para reprimir tales prácticas.(22) Amnistía Internacional reconoce el derecho y el deber de las autoridades de prevenir y castigar la delincuencia, pero considera que deben hacerlo de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, incluido el derecho al debido proceso y a un juicio justo.


En junio d 2007, medios de comunicación estatales chinos informaron de que el ministro de la Seguridad Pública, Zhou Yongkang, había pedido que se redoblaran los esfuerzos contra las drogas a fin de "consolidar los logros de la lucha contra la heroína y contener la propagación de drogas nuevas drogas, como el éxtasis y el hielo".(23) En la noticia se añadía que el número de consumidores de drogas había aumentado en China un 35 por ciento entre 2000 y 2005, hasta alcanzar los 1,16 millones, pero que en agosto de 2006 se habían reducido ya a 720.400 gracias en parte a las "medidas de rehabilitación obligatoria". Es probable que estas estadísticas no sean fiables, dada, en particular, la naturaleza severa y punitiva de las medidas adoptadas en China contra quienes se sabe que consumen droga, que probablemente sean causa de que se tenga noticia de muchos menos casos de los que realmente existen, pues los drogadictos viven en la clandestinidad por temor a ser detenidos. No obstante, tales declaraciones refuerzan la preocupación de Amnistía Internacional por el hecho de que la detención sin juicio y en duras condiciones con fines de "rehabilitación forzosa por drogas" continúe utilizándose como principal "arma" en la "guerra contra las drogas" de China, especialmente en Pekín, donde la policía ha propuesto ya ampliar la duración de la detención de seis meses a un año con el fin de "obligar a los consumidores de drogas a renunciar a sus adiciones antes de las Olimpiadas".(24)


Amnistía Internacional recuerda a las autoridades chinas que facultar totalmente a la policía para ordenar la reclusión de personas como castigo y sin cargos, juicio ni revisión judicial constituye una violación flagrante de las normas internacionales sobre juicios justos, incluidas las disposiciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que China ha firmado y, según ha declarado, tiene intención de ratificar en un futuro próximo.


Se advierten pequeños avances en medio de la intensificación de las medidas represivas contra los medios de comunicación


El 4 de julio de 2007 se informó de que el Comité Organizador de Pekín para los Juegos Olímpicos (BOCOG) estaba en la primera fase del proceso de acreditación de medios de comunicación para las Olimpiadas y había recibido ya formularios de acreditación de más de 100 comités olímpicos nacionales.(25) En la información se explicaba que iba a haber 5.600 periodistas y fotógrafos de prensa, así como 16.000 de radiotelevisión, acreditados en los Juegos.(26) Es probable que muchos de estos profesionales estén interesados en informar de cuestiones sociales y de derechos humanos en China, además de deportivas.


Pregonado ampliamente por la prensa oficial, el avance más significativo que ha hecho hasta la fecha China en cuanto a la libertad de los medios de comunicación ha sido la introducción, el 1 de enero de 2007, de nuevas normas dirigidas de aumentar la libertad de los periodistas extranjeros para cubrir noticias en China en el periodo previo a las Olimpiadas y en el curso de éstas. Sin embargo, las normas se han promulgado en un ambiente de creciente control oficial de la distribución de noticias extranjeras dentro de China y de renovada represión del periodismo del país, incluida la prensa, la radio y la televisión y los medios de comunicación de Internet.(27) Cuando queda ya sólo un año para los Juegos, Amnistía Internacional recuerda a las autoridades chinas la promesa oficial de garantizar "libertad completa para los medios de comunicación" en ellos. Para que se cumpla esta promesa, los periodistas extranjeros y los del país deben tener las mismas oportunidades para informar de asuntos de interés público legítimo sin discriminación y con respeto del derecho humano fundamental a la libertad de expresión e información.


En su último informe de actualización, Amnistía Internacional puso de relieve el caso de Lan Chengzhang, reportero muerto a golpes por matones contratados por el propietario de una mina sobre la que estaba haciendo una investigación.(28) Tras la intervención de altos cargos entre los que se encontraba, según informes, el presidente Hu Jintao, las autoridades locales de la provincia de Shanxi abrieron una investigación criminal, sobre la base de la cual el 29 de junio de 2007 el propietario de la mina fue declarado culpable de haber ordenado la agresión y condenado a cadena perpetua. Sin embargo, más o menos al mismo tiempo un semanario de Pekín que informó del caso de Lan Chengzhang, Democracia y Tiempos Legales (民主与法制时报), fue obligado, según informes, a despedir simultáneamente a ocho miembros de su personal.(29) Otro periodista chino informó de que funcionarios chinos habían ordenado a sitios web no publicar en secciones destacadas ninguna información de Democracia y Tiempos Legales. El motivo de las medidas adoptadas contra este consolidado e influyente semanario jurídico no está claro, pero otros periodistas temen que guarde relación con el hecho de que informe de cuestiones delicadas, entre las que posiblemente figuren el caso de Lan Chengzhang y un asunto de presunta corrupción judicial en Shenyang, provincia de Liaoning, sobre el que ha informado recientemente.


A muchos de sus subscriptores de Informe de Desarrollo en China (中国发展简报) les sorprendió y molestó su cierre forzoso por una delegación conjunta de funcionarios de Pekín el 4 de julio 2007. De gran difusión entre grupos de la sociedad civil china y donantes internacionales, esta publicación independiente, fundada en 1995, informaba de temas relacionados con el desarrollo y la sociedad civil en China. Su director y fundador, Nick Young, ciudadano británico, manifestó que había sido acusado de realizar "encuestas no autorizadas" infringiendo la Ley de Estadística de 1983.(30) Según informes, ese mismo mes las autoridades tomaron medidas para restringir la distribución de otra publicación de la sociedad civil, Minjian (民间), revista en chino, publicada cada tres meses por la Universidad de Zhongshan en la ciudad de Guangzhou, provincia de Guangdong.(31) El 17 de julio de 2007, el periódico oficial China Dailypublicó información en la que se advertía que el número de organizaciones y personas extranjeras que realizaban "encuestas ilegales" en China iba en aumento, con lo que "se corre el riesgo de revelar secretos de Estado y se pone en peligro la seguridad nacional".(32) La noticia hacía especial hincapié en el posible uso bélico de datos geográficos sobre China por otros países y no hacía referencia específica a las medidas contra Informe de Desarrollo en China, Minjiano publicaciones similares.


Nuevos intentos de controlar Internet


La censura de Internet persiste en todas la áreas en China, y hay pocos signos de que las autoridades estén dispuestas a suavizar su política de vigilancia y control para hacer posible la libertad de expresión e información en la red. Entre los sitios web que se han cerrado en las últimas semanas figura un foro literario del poeta Lu Yang llamado Foro de Poesía China Contemporánea(中国当代诗歌论坛). Según informes, este sitio se eliminó del servidor por orden del Departamento de Información de Shangai el 11 de julio de 2007. Los informes indican que, en respuesta a un periodista de Radio Free Asia que preguntó qué información tenían que censurar, un empleado del servidor dijo: "se borran todos los artículos de más de dos páginas sobre política, sobre el movimiento Falun Gong o en que se critique al Partido. En general se hace así. Si la noticia es más alarmante, cerramos el foro".(33)


El 6 de julio de 2007 se informó de que las autoridades locales de Xiamen, localidad del sureste de China, pensaban introducir nuevas normas para obligar a los usuarios de Internet a registrarse con su verdadero nombre en las decenas de miles se sitios web registrados en la ciudad.(34) Este plan tenía su origen en una reciente campaña organizada por los ciudadanos en Internet para convocar una protesta pacífica de millares de personas en contra de una planta de productos químicos tóxicos que está previsto construir cerca de la ciudad.(35) Según los informes, los ciudadanos se sirvieron de Internet y de mensajes de texto SMS para alertar a amigos de otras partes de China de la construcción de la planta y pedir a las autoridades que desistieran de seguir adelante con el proyecto dados sus presuntos riesgos médicos y medioambientales.(36)


Estas medidas de ámbito municipal adoptadas en Xiamen parecen contradecir la política central sobre registros con el nombre verdadero. A finales de mayo de 2007, la Sociedad de Internet de China publicó un proyecto de Código de Conducta para Servicios Voluntarios de Blog, en el que se decía que las autoridades centrales "animaban" (no "obligaban") a registrarse con su verdadero nombre a los autores de cuadernos digitales de bitácora o weblogs, los llamados bloggers.(37) Parecía, por tanto, que el Ministerio de la Industria de la Información estaba dando marcha atrás en su propuesta de hacer tal registro obligatorio conforme a una orden dictada oficialmente por el presidente Hu Jintao este año para regular mejor Internet y "purificar el medio ambiente virtual".(38) Según informes, los bloggers chinos acogieron con satisfacción esta iniciativa por considerarla una victoria de la lucha por la libertad en Internet, mientras que otras partes de la industria sugirieron que se había tomado más bien por las dificultades prácticas que entrañaba hacer cumplir la orden de registrarse con el verdadero nombre.(39)


Decenas de periodistas y escritores se encuentran presos en China por informar de cuestiones consideradas delicadas desde el punto de vista político. Entre estas personas figura Shi Tao, quien cumple una condenada de 10 años por haber enviado un mensaje de correo electrónico en el que resumía un comunicado del Departamento Central de Propaganda sobre el modo en que los periodistas debían tratar el 15º aniversario de la represión del movimiento democrático de 1989. El 4 de junio de 2007, la madre de Shi Tao, Gao Qinsheng, recibió, en nombre de su hijo, la Pluma de Oro de la Libertad 2007, premio por la libertad de prensa que concede todos los años la Asociación Mundial de Periódicos (WAN). En un emotivo discurso, expresó su sincero agradecimiento a la WAN por el galardón y por no olvidar a su hijo, y añadió:


En China se considera a Shi Tao un criminal, pero hoy la WAN, formada por más de 100 organizaciones de prensa, le premia con la Pluma de Oro de la Libertad. No es sólo un honor, sino también un gran consuelo para Shi Tao. Demuestra que mi hijo es totalmente inocente. No ha hecho más que lo que un periodista valiente debe hacer. Por eso se ha granjeado el apoyo y la solidaridad de colegas suyos de todo el mundo que hacen valer la justicia". (40)


Más tarde, en una conferencia de prensa celebrada es mismo mes en Hong Kong, Gao Qinsheng juró seguir adelante con las acciones judiciales entabladas para intentar hacer rendir cuentas a la empresa de Internet Yahoo! por haber proporcionado a las autoridades chinas los datos de usuario de la cuenta de Shi Tao, que sirvieron para condenarlo.(41) Entre tales medidas figuraba una apelación contra un fallo dictado en marzo de 2007 por la Oficina del Comisionado para la Privacidad de Hong Kong en el que se decía que la empresa no había infringido la legislación sobre los datos personales en este caso.(42)


Un documento de la policía china disponible desde hace poco sugiere que Yahoo! tenía al menos conocimiento de la naturaleza general del "delito" antes de decidir entregar los datos de usuario de la cuenta de Shi Tao. En la notificación policial a Yahoo! de abril de 2004 se indicaba que la policía estaba buscando pruebas en un presunto caso de "comunicación ilegal de secretos de Estado a entidades extranjeras".(43) Esta información parece contradecir las recientes afirmaciones hechas por Yahoo! en el sentido de que desconocía totalmente la naturaleza de la investigación en ese momento.(44)


Se censura el debate sobre la represión del movimiento democrático de 1989


El 7 de junio de 2007 se informó de que tres redactores del Diario de la Tarde de Chengdu (成都晚报), provincia de Sichuan, habían sido despedidos tras la publicación en el periódico de un anuncio en el que se destacaba la lucha continua por la justicia de las familias de quienes murieron en la represión de Tiananmen de 1989.(45) Parece que el anunció, de reducido tamaño y donde aparecía simplemente la frase "Tributo a la resistentes madres de las víctimas del 4 de junio", les pasó desapercibido a los censores tras haber aceptado una joven empleada del periódico publicarlo porque no sabía nada de la represión de 1989 y no era consciente de la importancia de la fecha. Se ignora la suerte que corrió el hombre que puso el anunció.


El 1 de junio de 2007, Amnistía Internacional emitió una declaración pública en la que ponía de relieve la constante censura oficial de todo debate público sobre la represión de 1989, cuestión que no se menciona en ninguna revista, periódico, libro de texto ni sitio de Internet de China.(46) Amnistía Internacional pidió a las autoridades chinas que garantizaran un mayor respeto de la libertad de expresión e información levantando la prohibición oficial de hablar de los sucesos del 4 de junio de 1989. Asimismo, la organización reiteró sus llamamientos a las autoridades para que dieran cuenta públicamente de todas las personas que continuaran encarceladas como resultado de la represión y las pusieran en libertad.


Similar preocupación por la libertad de los medios de comunicación había expresado el grupo de Pekín "Madres de Tiananmen", que en marzo de 2007 había enviado una carta abierta al Asamblea Nacional Popular pidiendo a las autoridades que, entre otras cosas, levantarán la prohibición de publicar tres libros en los que se hablaba de los sucesos del 4 de junio de 1989.(47) Aunque hasta ahora no han accedido a esta petición, las autoridades chinas parecen haber relajado este año su política de vigilancia y control para permitir que las familias de algunas de las víctimas de la represión lloren públicamente su pérdida. Según informes, a la fundadora de las "Madres de Tiananmen", Ding Zilin, a su esposo y a otros dos familiares de víctimas se les ha permitido encender velas delante de imágenes de sus seres queridos en una breve ceremonia conmemorativa celebrada en la avenida de Chang’an, lugar situado al oeste de la plaza de Tiananmen donde se cree que los soldados mataron a tiros al hijo de Ding Zilin, de 17 años.


Otros miembros del grupo de las "Madres de Tiananmen" han podido continuar con su tradición anual de llorar la muerte de sus seres queridos en el cementerio de Wan’an de Pekín, donde afirman que este año parecía haber menos vigilancia policial. Antes del aniversario, unos 20 miembros del grupo pudieron organizar en Pekín un seminario informal para hablar de sus motivos de preocupación. Al parecer ha sido la primera vez que se permite a las "Madres de Tiananmen" organizar una reunión de este tipo.


Amnistía Internacional acoge con satisfacción la aparente relajación de la política de vigilancia y control que representan estos hechos, pero insta a las autoridades a que la suavicen aún más permitiendo el debate público sin restricciones de los sucesos del 4 de junio de 1989 como importante avance para garantizar la justicia a las víctimas de la represión y a sus familias. Asimismo, la organización sigue viendo con gran preocupación los controles y restricciones que continúan imponiéndose a otros activistas en Pekín durante el periodo previo al aniversario (véase el apartado sobre defensores y defensoras de los derechos humanos infra).


La represión de defensores y defensoras de los derechos humanos continúa


Aunque las autoridades chinas han mostrado cada vez más tolerancia con algunas formas de activismo de derechos humanos que no consideran que amenacen el statu quo,(48) los activistas que informan más ampliamente de violaciones de derechos humanos, cuestionan las directrices consideradas delicadas desde el punto de vista político o tratan de atraer a otras personas a su causa soportan cada vez más abusos.


Varios activistas chinos están utilizando cada vez más la celebración de los Juegos Olímpicos en China para poner de relieve cuestiones de derechos humanos que son motivo de preocupación. Por ejemplo, a principios de junio, más de 2.000 habitantes de la localidad de Fujin, provincia de Heilongjiang, escribieron una carta abierta en la que afirmaban que las autoridades municipales les habían expropiado sus tierras para urbanizarlas sin pagarles una indemnización adecuada. Con el lema "No queremos Olimpiadas. Queremos derechos humanos", explicaron que, mientras no tuvieran tierras ni medios de subsistencia, no importaba cuántas medallas de oro ganase China en los Juegos.(49) Asimismo, en las últimas semanas más de 800 activistas del derecho a la vivienda han firmado en Shangai una petición titulada "La población de Shangai quiere derechos humanos, no Olimpiadas" y en la que se expresa preocupación por la creciente represión de que son objeto quienes presentan peticiones y hacen activismo a medida que se aproximan los Juegos Olímpicos.(50)


Muchas personas han expresado su temor por el aparente aumento de los abusos contra activistas en otras partes de China, señalando que podría deberse en cierto modo al hecho de que la atención esté centrada en gran parte en Pekín por la inminencia de los Juegos Olímpicos. Un caso reciente que es motivo de especial preocupación es la muerte del activista de Shangai Chen Xiaoming poco después de haber sido puesto en libertad condicional por razones médicas. Según informes, a Chen Xiaoming, que padecía una enfermedad crónica antes de su encarcelamiento, lo desnudaron, lo sometieron a malos tratos, lo recluyeron en un lugar secreto durante ocho meses bajo custodia policial y le negaron el acceso a su familia mientras estuvo encarcelado. Cuando su familia lo vio, después de que fuera hospitalizado en junio de 2007, estaba escuálido, vomitaba sangre y apenas tenía conciencia de nada. Murió de una hemorragia masiva el 1 de julio de 2007.(51)


Destacada figura del activismo por medio de peticiones en Shangai, Chen Xiaoming había sido condenado a dos años de prisión en enero de 2007 por "alteración del orden en los tribunales" a raíz de su asistencia a una vista contra otro activista. Fue uno de los siete activistas chinos galardonados con el Premio Defensor del Derecho a la Vivienda 2006 por la organización con sede en Ginebra Centro por el Derecho a la Vivienda contra los Desalojos. Amnistía Internacional insta a las autoridades chinas a que realicen de inmediato una investigación completa e imparcial sobre las circunstancias de su muerte con miras a poner a todos los responsables de actos de tortura o malos tratos a disposición judicial de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos.


Varios defensores y defensoras de los derechos humanos de Pekín han continuado siendo objeto de detención arbitraria y vigilancia policial en los últimos meses, particularmente en el periodo previo al aniversario de la represión del 4 de junio de 1989 contra el movimiento democrático. Por ejemplo:


· El 18 de mayo de 2007, el activista de derechos humanos Hu Jia fue citado para un interrogatorio de la policía cuando, junto con su esposa, Zeng Jinyan, estaba haciendo los preparativos para un viaje a Europa. Según la pareja, durante el interrogatorio, que duró seis horas, la policía les dijo que estaban bajo sospecha de "poner en peligro la seguridad nacional" y no podían salir del país, haciendo hincapié en que se hallaban bajo vigilancia. Hu Jia manifestó posteriormente que la prohibición de salir del país tenía por objeto impedirles alertar a "personas influyentes" del extranjero de violaciones de derechos humanos cometidas en China durante los preparativos de los Juegos Olímpicos, y que la policía había hecho amenazas como "quien estropee las Olimpiadas será aplastado por la maquinaria del Estado".(52) El 20 de mayo de 2007, Hu Jia fue amenazado y golpeado por la policía que hacía guardia a la puerta de su apartamento al intentar salir para ir a comprar comida. El 11 de junio de 2007, unos funcionarios de aduanas cortaron el paso a Zeng Jinyan en el aeropuerto de Pekín y le confiscaron el pasaporte, por lo que no pudo viajar a Europa, donde pensaba participar en actividades internacionales de formación en derechos humanos en Ginebra y hablar con grupos de la sociedad civil en otros países europeos. La pareja cree que estas restricciones guardan relación con una película que produjeron titulada Presos en la ciudad de la libertad (自由城的囚徒)y que trata de su vida bajo "arresto domiciliario" en Pekín. Según informes, desde finales de junio se les ha permitido salir de su casa alguna que otra vez, pero siempre seguidos por policías vestidos de civil.


· Qi Zhiyong, activista con discapacidad, que hace campaña para que se haga justicia a las víctimas de la represión del movimiento democrático de 1989, estuvo recluido en su casa, en Changping, Pekín, bajo estrecha vigilancia policial y sin poder comunicarse en absoluto con el mundo exterior, desde el 30 de mayo hasta el 6 de junio de 2007.(53)


· El abogado Pu Zhiqiang, a quien cerraron sus blogs en marzo de 2007, estuvo detenido durante tres horas, en las que fue interrogado por la policía, el 3 de junio de 2007, y durante todo el día siguiente la policía lo acompañó a todas partes para impedirle acercarse a la plaza de Tiananmen a fin de conmemorar a las víctimas de la represión de 1989.(54)


En especial son objeto de abusos los abogados y los asesores jurídicos que realizan una sólida labor defensa u otras formas de activismo en favor de las víctimas de violaciones de derechos humanos. A menudo, esta situación afecta también a los miembros de sus familias, en particular cuando se les impone alguna forma de "arresto domiciliario" o si sus familiares intentan poner de manifiesto los abusos que se están cometiendo.

· El abogado defensor y activista de los derechos humanos Gao Zhisheng continúa recluido en su casa, bajo estrecha vigilancia policial, por haber sido declarado culpable de "incitar a la subversión" en diciembre de 2006. La policía lo sacó de su casa para llevarlo a un lugar desconocido el 24 de junio de 2007 y lo condujo de nuevo a su casa el 4 de julio. Este traslado tuvo lugar tras una creciente presión ejercida sobre las autoridades chinas para que permitieran a Gao Zhisheng viajar a Estados Unidos para recibir el "Premio a la Defensa Valiente" (Courageous Advocacy Award) del Consejo Estadounidense de Abogados Litigantesen una ceremonia de entrega de premios prevista para el 30 de junio de 2007.(55)


· El asesor jurídico ciegoChen Guangchengcontinúa cumpliendo una pena de prisión en la cárcel de Linyi, provincia de Shandong, por sus intentos de hacer rendir cuentas a las autoridades locales por una campaña de esterilizaciones y abortos forzados que afectó a millares de mujeres de la zona. Amnistía Internacional continúa pidiendo que sea puesto en libertad de inmediato y sin condiciones. El 21 de junio de 2007, la organización emitió un llamamiento urgente, tras recibir informes según los cuales, el 16 de junio, Chen Guangcheng había recibido fuertes patadas y golpes de otros presos por orden de los guardias de la prisión, tras negarse a que le afeitaran la cabeza.(56) Posteriormente dijo a su esposa, Yuan Weijing, que creía que le habían roto una costilla y que iba a declararse en huelga de hambre para protestar por este trato. Las autoridades de la prisión rechazaron una petición presentada por su familia para que se le proporcionara atención médica, incluido un examen con rayos X para comprobar si tenía algún hueso roto. A pesar de la estrecha vigilancia policial, Yuan Weijing consiguió eludir a las autoridades locales y viajar a Pekín a principios de julio para reunirse con los abogados de su esposo y pedir mayores esfuerzos para conseguir que Chen Guangcheng sea puesto en libertad. En entrevistas con medios de comunicación mencionó el optimismo que mostraba su esposo a pesar de su encarcelamiento, diciendo que se había negado a que le afeitaran la cabeza porque en China esto es un símbolo de delincuencia y él sabe que es inocente.(57)


· El activista del derecho a la vivienda Ye Guozhucontinúa sometido a un periodo de 10 meses de "disciplina" en la prisión de Qingyuan por sus constantes intentos de apelar contra su sentencia condenatoria. Había sido condenado a cuatro años de prisión por haber tratado de organizar una manifestación contra presuntos desalojos forzosos realizados en Pekín en relación con los preparativos para los Juegos Olímpicos. Amnistía Internacional continua muy preocupada por su seguridad, particularmente tras saber que a finales del año pasado los guardias lo golpearon con porras eléctricas.(58)



"Un mundo, un sueño":(59)¿Un legado positivo para los derechos humanos?


A un año del comienzo de los Juegos Olímpicos, Amnistía Internacional ve con honda preocupación que los aspectos negativos de la situaci

'f3n de los derechos humanos anteriormente expuestos continúen comprometiendo o ensombreciendo las novedades positivas que representan las recientes reformas del sistema de pena de muerte o la introducción de nuevas normas para el periodismo extranjero en China. Dos aspectos que continúan empañando de manera especial la reputación del gobierno dentro y fuera de China con respecto a los derechos humanos son el encarcelamiento aún de gran número de activistas de derechos humanos y periodistas considerados presos de conciencia y el uso de vigilancia policial o "arresto domiciliario" para restringir la actividades pacíficas y legítimas de muchos otros. Si no se toman rápidamente medidas para abordar tales abusos, el legado de los Juegos Olímpicos para los derechos humanos se verá amenazado.


Amnistía Internacional toma nota de la creciente preocupación expresada directamente por funcionarios de Pekín con respecto al legado y la reputación de los Juegos Olímpicos. Según informes, el 12 de junio de 2007, el vicepresidente del BOCOG, Jiang Xiaoyu, prometió tomar "medidas rápidas […] para que la reputación de los Juegos Olímpicos esté protegida", en respuesta a un informe publicado por PlayFair 2008 en el que se exponía la explotación de los trabajadores chinos que fabrican artículos para las Olimpiadas, explotación que incluye el uso de mano de obra infantil en algunos casos.(60) En un contexto más positivo, Sun Weijia, director de operaciones con los medios de comunicación del BOCOG, hizo recientemente la siguiente declaración en relación con el concepto de "servicio de medios de comunicación" durante los Juegos y después de ellos:


Esperamos que el concepto de servicio de medios de comunicación se acepte ampliamente tras los Juegos Olímpicos, porque es parte de lo que denominamos el Legado Olímpico […] No sólo en el caso de los acontecimientos deportivos; otros grandes eventos, como la Exposición Universal de Shangai de 2010, también pueden beneficiarse de él.(61)


Amnistía Internacional insta a las autoridades a que garanticen que la preocupación expresada por el legado de los Juegos Olímpicos se haga extensiva a la necesidad de garantizar "libertad completa para los medios de comunicación" y otras reformas importantes antes de agosto de 2008. Con tal fin, Amnistía Internacional formula las siguientes recomendaciones de acción para los próximos doce meses:



Recomendaciones al gobierno chino:


· Amnistía Internacional reitera sus llamamientos en favor de la excarcelación inmediata y sin condiciones de todos los presos de conciencia, incluidos los activistas, periodistas y usuarios de Internet mencionados en el presente documento y en los informes anteriores sobre la cuenta atrás para los Juegos Olímpicos, entre ellos Bu Dongwei, Ye Guozhu, Chen Guangcheng, Shi Tao, Yang Tongyan y Huang Jinqiu.


· Asimismo, se insta a las autoridades a que pongan fin a la detención arbitraria y los actos de intimidación y hostigamiento contra activistas que no están detenidos ni encarcelados formalmente, pero se hallan sujetos a estrecha vigilancia policial, a menudo como si estuvieran presos en sus propias casas, entre ellos Gao Zhisheng, Zheng Enchong, Hu Jia, Zeng Jinyan, Qi Zhiyong y Yuan Weijing. Todas estas personas han de tener libertad para comunicarse con periodistas o poner de relieve cuestiones de interés legítimo sin sufrir castigos ni hostigamiento.


· Amnistía Internacional insta a las autoridades a que consoliden las reformas del sistema de pena de muerte por medio de mayor transparencia, lo que supone garantizar que las familias y los abogados de las personas condenadas a muerte tienen acceso a ellas y reciben información sobre los aspectos administrativos y de procedimiento de sus casos, y publicar datos sobre la aplicación de la pena de muerte en todo el país. Habida cuenta de recientes declaraciones oficiales según las cuales el número de condenas de muerte y ejecuciones se ha reducido con la introducción de la revisión de las condenas por el Tribunal Supremo Popular, la organización insta a las autoridades a que publiquen estadísticas nacionales completas sobre la aplicación de la pena de muerte durante 2007, 2008 y posteriormente.


· Habida cuenta de las declaraciones oficiales según las cuales la meta final de China es la abolición total de la pena de muerte, Amnistía Internacional reitera su llamamiento a las autoridades chinas para que dejen de incluir los delitos no violentos, incluidos los económicos y los relacionados con drogas, en el ámbito de aplicación de la pena de muerte en espera de su total abolición en la legislación del país.


· A fin de abordar los abusos contra el derecho a un juicio justo y ajustar las detenciones a lo dispuesto en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que China asegura que tiene intención de ratificar en un futuro próximo, Amnistía Internacional pide a las autoridades chinas que procedan a abolir los sistemas de "reeducación por el trabajo", "rehabilitación forzosa por drogas" y "custodia y educación", garantizando que la decisión de recluir a una persona no se deja ya en manos de la policía exclusivamente". Mientras tanto, las autoridades deben tomar con urgencia medidas para garantizar que la policía de Pekín no recurre a estas formas de detención sin juicio como método de "limpieza" de la ciudad durante los preparativos de las Olimpiadas ni en el curso de éstas.


· Amnistía Internacional insta a las autoridades a que garanticen que la mayor libertad de información concedida al periodismo extranjero se hace extensiva también a los medios de comunicación del país. Las autoridades deben poner fin a la censura injustificada de la prensa, la radio y la televisión y los medios de comunicación de Internet chinos y tomar medidas urgentes para impedir la detención arbitraria, hostigamiento o despido injusto de reporteros y periodistas violando su derecho a la libertad de expresión.


Recomendaciones al Comité Olímpico Internacional


El Comité Olímpico Internacional (COI) también tiene la obligación de promover iniciativas para que el legado de los Juegos Olímpicos para las ciudades y países que los acogen sea positivo.(62) Amnistía Internacional considera que las violaciones de derechos humanos constituyen una afrenta a los principios básicos de la Carta Olímpica relativos al "mantenimiento de la dignidad humana" y el "respeto por los principios éticos fundamentales universales". Por consiguiente, para que el legado sea positivo ha de estar basado en el respeto de los derechos humanos y el Estado de derecho. (63)


El COI envió dos cartas a Amnistía Internacional, con copia al BOCOG, tras la publicación del último informe de la organización sobre la cuenta atrás en abril de 2007. En una de ellas afirmaba que había leído el informe y tomado nota de los puntos principales relativos a los Juegos de Pekín, que consideraba de gran utilidad las investigaciones realizadas y que agradecía que se le hubieran comunicado las conclusiones. Añadió: "El COI continúa determinado a hacer todo lo posible en su función de organización que promueve el movimiento olímpico para ayudar a China a llegar a buen término mientras atraviesa un rápido proceso de cambio. Creemos que, a pesar de las dificultades, los Juegos Olímpicos de Pekín son una oportunidad única para abrir China al mundo".


En una segunda carta en la que respondía a Amnistía Internacional a propósito de una petición específica de más información, el COI explicó el estado y la disponibilidad del Libro de la Candidatura y el Plan de Acción Olímpico, dos documentos elaborados por el BOCOG durante los preparativos para los Juegos. Asimismo, el COI aclaró que no tenía información sobre la salida a concurso de una cámara de ejecución por inyección letal adscrita al Tribunal Superior Popular de Pekín –propuesta que, según informes, se ha presentado como proyecto de construcción olímpica–, especificando que no supervisaba los concursos para infraestructura no relacionada con los Juegos .(64)


Amnistía Internacional aprecia estas respuestas del COI, pero continúa considerando motivo de gran preocupación que parezca reacio a tomar una postura más anticipativa con respecto a las cuestiones de derechos humanos durante el periodo previo a los Juegos Olímpicos. De hecho, la determinación inicial del COI de "tomar medidas" para garantizar que se abordan las cuestiones de derechos humanos parece haber ido perdiendo fuerza a medida que se aproxima el comienzo de los Juegos.(65)


Dos organizaciones de derechos humanos, la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT), han emitido hace poco una declaración en la que expresan preocupación por unas recientes observaciones de Hein Verbruggen, presidente de la Comisión de Coordinación de COI, según las cuales los Juegos Olímpicos de Pekín "estaban siendo utilizados como plataforma por grupos con agendas políticas y sociales, lo que a menudo es lamentable."(66) Según informes, Hein Verbruggen añadió que el "Comité Organizador de Pekín para los Juegos Olímpicos debe tomar medidas para invalidar estas agendas".(67) No se sabe bien a qué grupos se refería ni qué quería decir con "invalidar estas agendas", pero dado que las autoridades chinas pueden interpretarlo como una aprobación tácita de la represión, Amnistía Internacional apoya la solicitud hecha por la FIDH y la OMCT para que el COI aclare que "no puede ponerse en peligro la situación de los defensores de los derechos humanos en nombre de los Juegos Olímpicos".(68)


Amnistía Internacional considera que toda "agenda social" con la que se intente aumentar la protección de los derechos humanos fundamentales debe ser considerada un aspecto esencial de los principios fundamentales de la Carta Olímpica con respeto a la "dignidad humana" y el "respeto por los principios éticos fundamentales universales", como dijimos anteriormente. Asimismo como indican sus promesas con respecto a los derechos humanos, muchas autoridades chinas parecen considerar ya que las reformas en materia de derechos humanos forman parte de la "agenda política" del periodo previo a los Juegos Olímpicos. Amnistía Internacional continúa instando al COI, en tanto que parte interesada clave en la salvaguarda del legado de los Juegos, a que exponga directamente a las autoridades chinas los motivos de preocupación con respecto a los derechos humanos descritos en el presente informe, así como las recomendaciones formuladas en él, con miras a garantizar que se hacen significativos progresos en las reformas relacionadas con los derechos humanos antes de que comiencen las Olimpiadas para que le quedan como legado duradero de éstas a la ciudadanía china.

********



(1) República Popular de China: La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos. La represión de activistas ensombrece las reformas sobre la pena de muerte y los medios de comunicación, abril de 2007 (Índice AI: ASA 17/015/2007).



(2) "Fewer executions after legal reform", China Daily, 8 de junio de 2007.



(3) Véanse, por ejemplo, "Primer condenado a muerte ejecutado en Pekín tras el restablecimiento de las revisión del Tribunal Supremo Popular" (北京首名经最高法院复核的死刑犯昨被执行死刑), Diario de la Juventud China(中国青年报), 28 de junio de 2007, y "Ejecutado esta mañana el primer condenado a muerte de este año" (今年首个死刑犯上午伏法) Diario Jurídico de la Tarde (法制晚报), 27 de junio de 2007.



(4) Véase ASA 17/015/2007. Según las normas internacionales de derechos humanos, las personas acusadas de delitos punibles con la muerte tienen derecho a la más estricta observancia de todas las normas sobre juicios justos, lo que incluye el derecho a contar con asistencia letrada adecuada en todas las etapas del procedimiento judicial.



(5) Véase "Capital cases made more transparent", China Daily, 15 de junio de 2007. El derecho a una vista o un juicio públicos se halla recogido en los artículos 10 y 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el artículo 14.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El artículo 9.3.b de la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos establece el derecho a asistir a vistas públicas "para formarse una opinión sobre el cumplimiento de las normas nacionales y de las obligaciones y los compromisos internacionales aplicables".



(6) "China’s courts recruit more staff for death penalty reviews", Xinhua, 23 de junio de 2007.



(7) Ibíd.



(8) Madre de Nie Shubin, Nie Shuie, entrevistada por Sky News, octubre de 2006. El vídeo de la entrevista está disponible en: http://news.sky.com/skynews/video/videoplayer/0,,31200-p21983_waghorn,00.html



(9) "A mother's fight for truth delves into murky world of prisoners' organs for transplant", Associated Press (AP), 20 de abril de 2007.



(10) "China Railway Rogue Trader Gets Death for Fraud", Reuters, 5 de Julio de 2007.



(11) "Chinese scholars on why ex-drug chief was sentenced to death without reprieve", Xinhua, 12 de julio de 2007.



(12) Oficialmente, Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.



(13) Véase "Asia-Pacific: Death sentences for drug-related crimes rise in region," 26 de junio de 2007, disponible en http://asiapacific.amnesty.org/apro/aproweb.nsf/pages/adpan_a-p_anti-drug_ASA010032007. La Red Asiática contra la Pena de Muerte es una entidad informal e independiente, con más de 34 miembros y formada por personas y organizaciones de la región de Asia y Oceanía. Su membresía se ha comprometido a trabajar por la abolición de la pena de muerte en la región. La red no está vinculada a ningún partido político ni religión, y es independiente de todos los gobiernos.



(14) "China approves death penalty for seven drug traffickers", Xinhua, 25 de junio de 2007.



(15) Ibíd.



(16) "Pena de muerte para masajista seducida por las ganancias para llevar droga a China en sus zapatos de tacón" (缅甸穿回"毒品"高跟鞋逐利按摩女被判死刑), Yanzhao Dushibao (燕赵都市报), 22 de junio de 2007, disponible en: http://www.yzdsb.com.cn/20070622/ca761309.htm. Las condenas condicionales de muerte suelen conmutarse por cadena perpetua.



(17) "Supreme People’s Court tackles ‘judicial injustice’", China Daily, 5 de julio de 2007.



(18) Ibíd.



(19) Esta interpretación del artículo 6.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos sobre el derecho a la vida ha sido confirmada por los sucesivos relatores especiales durante más de un decenio. Véase ASA 17/015/2007, op. cit.



(20) Véanse los informes anteriores sobre la "cuenta atrás para los Juegos Olímpicos" ASA 17/046/2006 y ASA 17/015/2007 para más información sobre la ampliación, respectivamente, de la "reeducación por el trabajo" y la "rehabilitación forzosa por drogas" en Pekín con el pretexto de "limpiar la ciudad" para las Olimpiadas.



(21) Con la comercialización del sistema de salud en China, tales agentes, conocidos informalmente como "yituo" (医托, "agente médico") o "haofanzi" (号贩子, "revendedores"), son contratados cada vez más por los hospitales para captar pacientes nuevos o vender a los pacientes entradas con las que pueden saltarse las colas que se forman para recibir tratamiento médico.



(22) "Acción especial de los funcionarios de salud y seguridad pública de Pekín contra los revendedoresy los agentes médicosda frutos" (北京市公安、卫生部门严厉打击"号贩子""医托"专项执法行动取得明显效果") , sitio web del Departamento de Seguridad Pública de Pekín, 29 de junio de 2007, disponible en http://www.mps.gov.cn/cenweb/brjlCenweb/jsp/common/article.jsp?infoid=ABC00000000000039350



(23) "China to intensify drug-war", Xinhua, 14 de junio de 2007.



(24) Véase la cita de Fu Zhenghua, subdirector del Departamento de Seguridad Pública de Pekín, incluida en ASA 17/015/2007, op. cit.



(25) "Beijing Olympics committee in first stage of media accreditation," Xinhua, 4 de julio de 2007.



(26) Para más información sobre el proceso de acreditación, consúltese el sitio web del BOCOG: http://en.beijing2008.cn/media/mediaservices/accreditation/



(27) Se puede encontrar un análisis más completo de esta normativa, así como información complementaria sobre su introducción, en ASA 17/015/2007.



(28) Véase ASA 17/015/2007.



(29) Véase "Unprecedented purge at newspaper that ‘covered what the others did not dare report’", Reporteros sin Fronteras , 13 de julio de 2007, y la información original del sitio web extranjero en chino Boxun (http://www.peacehall.com/news/gb/china/2007/07/200707081709.shtml) y Radio Free Asia (RFA) (http://www.peacehall.com/news/gb/china/2007/07/200707100118.shtml),



(30) Declaración personal de prensa de Nick Young, 11 de julio de 2007.



(31) "China: government has another civil society publication in its sights", Reporteros sin Fronteras, 17 de julio de 2007.



(32) "Number of foreign illegal surveys on the rise", China Daily, 17 de julio de 2007. Hay que advertir que la legislación sobre secretos de Estado vigente abarca asuntos que en otros países serían objeto de debate público y va mucho más allá de lo necesario para proteger la seguridad nacional. Véase "State Secrets: China’s Legal Labyrinth," Human Rights in China, 11 de junio de 2007, en http://hrichina.org/public/contents/article?revision%5fid=41506&item%5fid=41421



(33) Véase "China: Cyber police shut down 'suspect' literary website, block access to another", Reporteros sin Fronteras, 16 de julio de 2007.



(34) "China city tightens Internet control after protest" Reuters, 6 de julio de 2007

ap0

(35) "Uneasy calm after protests in Xiamen", South China Morning Post (SCMP), 4 de junio de 2007.



(36) "Chinese city cracks down on web postings," Associated Press (AP), 7 de julio de 2007.



(37) "China's bloggers set for rare censorship reprieve", AFP, 23 de mayo de 2007.



(38) Véase ASA 17/015/2007, op. cit.



(39) "Bloggers rejoice over retreat on real names," SCMP, 24 de mayo de 2007.



(40) Se pueden ver imágenes del discurso de aceptación de Gao Qinsheng en YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=JIbnSSvGYns.



(41) "Mother of jailed journalist pleads for backing to secure his release," SCMP, 11 de junio de 2007.



(42) Para más información sobre los procedimientos judiciales contra Yahoo! en Hong Kong, véase ASA 17/015/2007.



(43) Véase "Police document sheds additional light on Shi Tao case", Duihua Foundation, 25 de julio de 2007.



(44) Ibíd. Duihua se refiere específicamente al testimonio ofrecido por el vicepresidente y consejero general de Yahoo!, Michael Callahan, ante dos subcomités del Congreso de Estados Unidos en febrero de 2006: "Cuando se pidió a Yahoo! China en Pekín que proporcionara información sobre el usuario, quien después supimos que era Shi Tao, no teníamos información sobre la naturaleza de la investigación."



(45) "China newspaper editors sacked over Tiananmen ad", Reuters, 7 de junio de 2007.



(46) Véase la declaración pública de Amnistía Internacional China: Aniversario de Tiananmen. Mirar hacia delante significa afrontar el pasado, 1 de junio de 2007 (ASA 17/033/2007).



(47) Ibíd.



(48) Véase ASA 17/015/2007.



(49) "China Human Rights Briefing," Chinese Human Rights Defenders, junio de 2007.



(50) Copia de la petición archivada por Amnistía Internacional.



(51) Para más información, véase "Petitioner Chen Xiaoming Dies under Belated Medical Parole", Human Rights in China, 12 de julio de 2007.



(52) "Aids activist, wife barred from trip", SCMP, 19 de mayo de 2007. Véase también "China accuses AIDS activists of endangering security", Reuters, 18 de mayo de 2007.



(53) Véanse los informes previos sobre la "cuenta atrás para los Juegos Olímpicos" ASA 17/046/2006 y ASA 17/015/2007 para más información sobre Qi Zhiyong.



(54) Véase ASA 17/015/2007, para información sobre el cierre de varios blogs de Pu Zhiqiang.



(55) Más o menos al mismo tiempo se anunció que Gao Zhisheng era también uno de los tres ganadores del premio austriaco de derechos humanos Bruno Kreisky.



(56) Véase Amnistía Internacional, "Tortura/ Preocupación médica / Preso de conciencia

REPÚBLICA POPULAR DE CHINA Chen Guangcheng (h), de 35 años, defensor de los derechos humanos", AU 158/07, 21 de junio de 2007 (ASA 17/022/2007).



(57) "Activist’s wife tells of terror during escape to Beijing," SCMP, 6 de julio de 2007.



(58) Para más información, véase ASA 17/015/2007.



(59) Lema oficial de los Juegos Olímpicos de 2008.



(60) "Games organiser to act on reports of labour abuses", SCMP, 12 de junio de 2007. PlayFair 2008 es una coalición internacional de sindicatos y grupos laborales. Su informe está disponible en: http://www.playfair2008.org/docs/playfair_2008-report.pdf



(61) "Chinese official on media service for Beijing Olympics,: Xinhua, 6 de julio de 2007.



(62) Carta Olímpica, cap. 2, El Comité Olímpico Internacional (COI), y cap.1.2, Función del COE, párr. 14.



(63) Carta Olímpica, Principios fundamentales, artículos 1 y 2. El texto completo está disponible en: http://www.coe.es/WEB/COEHOME.nsf/b8c1dabf8b650783c1256d560051ba4f/48781E452FD3070CC1256E23005A4454/$FILE/_a8dgn4t31bt7mp8bde1km6o9ee1i6c_



(64) Amnistía Internacional ya había expresado anteriormente su preocupación por este proyecto. Véase por ejemplo, República Popular de China: Los Juegos Olímpicos: empieza la cuenta atrás ¿Tres años de reformas de derechos humanos?, agosto de 2005 (ASA 17/021/2005).



(65) Por ejemplo, en abril del 2002, el presidente del COI, Jacques Rogge, dijo que éste había "instado al gobierno chino a mejorar lo antes posible su historial en materia de derechos humanos", y que "si las disposiciones sobre seguridad, logística o derechos humanos no son de nuestro agrado tomaremos medidas". Sin embargo, más recientemente, representantes del COI han manifestado que "no es realista" esperar que el COI ejerza presión sobre los gobiernos (véase ASA 17/015/2007).



(66) "Open Letter to Mr. Hein Verbruggen, Chairman of the International Olympic Committee’s Coordination Commission", carta abierta de la FIDH y la OMCT, disponible en: http://www.fidh.org/article.php3?id_article=4481. Véase también "Olympics: Rights groups slam top IOC official's stance on Beijing," Reuters, 13 de julio de 2007.



(67) "Olympics: Political activists told to lay off Beijing Games by IOC", AFP, 5 de julio de 2007.



(68) Ibíd.





Page 21 of 21

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE