Document - St. Lucia: Torture and ill-treatment: Alfred Harding









PÚBLICOÍndice AI: AMR 56/01/00/s

AU 176/00Tortura y malos tratos22 de junio del 2000


SANTA LUCÍAAlfred Harding, ciudadano de Barbados



Amnistía Internacional siente preocupación por los informes que indican que Alfred Harding, recluso de la prisión HM, en Santa Lucía, permanece recluido con grilletes y sometido a otras formas de inmovilización durante las veinticuatro horas del día, al parecer a modo de castigo. Harding se encuentra recluido en un módulo de la prisión reservado para los condenados a muerte, y allí los guardias le propinan palizas y le niegan el ejercicio y las visitas. Ese trato, si se confirma que está sometido a él, constituye una tortura y un trato cruel, inhumano y degradante que viola tanto las normas internacionales como el artículo 5 de la Constitución de Santa Lucía.


Según los informes, Alfred Harding, ciudadano de Barbados condenado por posesión de un arma de fuego ilegal y munición, permanece con los tobillos constantemente encadenados desde que fue encarcelado el 31 de agosto de 1999. Al parecer, los guardias le esposan regularmente las muñecas por la noche. La cadena que le une los tobillos tiene 15 centímetros, y le causa heridas en los pies. Esta cadena no se la han quitado desde que llegó a la prisión HM.


Los informes indican asimismo que Alfred Harding ha sufrido palizas periódicas a manos de los guardias desde que llegó al centro penitenciario en agosto de 1999. También es sometido a frecuentes registros punitivos de celda.


INFORMACIÓN GENERAL


La tortura está prohibida por el derecho internacional, y ésta es una norma para la que no hay excepciones.


La Declaración de la ONU sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, adoptada por la Asamblea General en 1975, define la tortura como: «Todo acto por el cual un funcionario público, u otra persona a instigación suya, inflija intencionalmente a una persona penas o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar a esa persona o a otras».


Se espera que todos los Estados miembros de la ONU respeten los derechos humanos protegidos en los tratados y declaraciones internacionales.


Como Estado Miembro de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Santa Lucía está obligado a aplicar las disposiciones de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, cuyo artículo XXV establece que «todo individuo que haya sido privado de su libertad tiene derecho a [...] un tratamiento humano durante la privación de su libertad». Por su parte, el artículo XXVI dispone que «toda persona acusada de delito tiene derecho a [...] que no se le imponga penas crueles, infamantes o inusitadas».


El uso de cadenas y grilletes está terminantemente prohibido en virtud de las normas internacionales. Estas normas también imponen severas limitaciones a las circunstancias en las que pueden utilizarse otros instrumentos de inmovilización, y dejan claro que dichos instrumentos deben utilizarse durante el menor tiempo posible.


La regla 33 de las Reglas Mínimas de la ONU para el Tratamiento de los Reclusos dispone que «Tampoco deberán emplearse cadenas y grillos como medios de coerción. Los demás medios de coerción sólo podrán ser utilizados en los siguientes casos: a) Como medida de precaución contra una evasión durante un traslado [...]; b) Por razones médicas y a indicación del médico; c) Por orden del director, si han fracasado los demás medios para dominar a un recluso, con objeto de impedir que se dañe a sí mismo o dañe a otros o produzca daños materiales; [...] Su aplicación no deberá prolongarse más allá del tiempo estrictamente necesario».

Esta reglas exponen los principios y prácticas admitidos para tratar correctamente a los reclusos. En 1971 la Asamblea General de la ONU pidió a los Estados miembros que las aplicaran y que las incorporaran a la legislación nacional.


ACCIONES RECOMENDADAS: Envíen mensajes de correo electrónico, telegramas, fax, cartas urgentes o cartas por vía aérea, en inglés o en su propio idioma:


-expresando preocupación por los informes que indican que Alfred Harding está siendo sometido a tortura al permanecer encadenado constantemente a modo de castigo y al recibir palizas sistemáticas; manifestando que ese trato viola las obligaciones contraídas por Santa Lucía en virtud de normas internacionales como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre o la Declaración de la ONU sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes;

-pidiendo urgentemente que se tomen medidas inmediatas para poner fin a la tortura y los malos tratos contra Alfred Harding;

-instando a que se lleve a cabo una investigación inmediata e imparcial sobre estas denuncias, de acuerdo con las normas internacionalmente aceptadas;1

-instando a que se tomen todas las medidas necesarias para garantizar que Alfred Harding y los demás reclusos están protegidos frente a cualquier posible represalia durante el curso de cualquier investigación que se lleve a cabo sobre estas denuncias u otras similares;

-instando a que se prohíba inmediatamente la práctica de encadenar a los reclusos y a que se revisen inmediatamente las normas y prácticas sobre la inmovilización de los presos, de acuerdo con lo dispuesto por la regla 33 de las Reglas Mínimas de la ONU para el Tratamiento de los Reclusos.


LLAMAMIENTOS A:


Primer Ministro

The Hon. Kenny D. Anthony

Prime Minister

Office of the Prime Minister

Government Buildings

PO Box 709

Block C

The Waterfront

Castries

Santa Lucía

Telegramas: Prime Minister Anthony, Castries, Santa Lucía

Tel.: + 1 758 452 6519 / 453 7880 / 468 2101

Fax: + 1 758 453 7352

Correo-e.: pmoffice@candw.lc

Tratamiento: Dear Prime Minister / Señor Primer Ministro


Fiscal General y Ministro de Servicios Públicos

The Honourable Petrus Compton

Attorney General & Minister for Public Services

Attorney General's Chambers

Block D

2nd Floor

NIS Building

Waterfront

Castries

Santa Lucía

Telegramas: Minister Compton, Castries, Santa Lucía

Tel.: + 1 758 468 3200

Fax: + 1 758 458 1131

Tratamiento: Dear Minister / Señor Ministro


Ministro del Interior, Asuntos Legales y Trabajo

The Honourable Velon John

Minister for Home Affairs, Legal Affairs and Labour

Ministry of Legal Affairs

Manoel Street

Castries

Santa Lucía

Telegramas: Minister Velon John, Castries, Santa Lucía

Tel.: + 1 758 452 3622

Fax: + 1 758 453 6315

Tratamiento: Dear Minister / Señor Ministro



COPIAS DE SUS LLAMAMIENTOS A:


St. Lucia Mirror

The Mirror Publishing Company Ltd

Bisee Industrial Estate

Castries

Santa Lucía

Tel.: + 1 758 451 6181 451 6197 453 6049

Fax: + 1 758 451 6503


y a los representantes diplomáticos de Santa Lucía acreditados en su país.



ENVÍEN SUS LLAMAMIENTOS INMEDIATAMENTE. Consulten con el Secretariado Internacional o con la oficina de su Sección si van a enviarlos después del 4 de agosto del 2000.

1Esas normas incluyen: los Principios Básicos de la ONU para el Tratamiento de los Reclusos, el Conjunto de Principios de la ONU para la Protección de Todas las Personas Sometidas a Cualquier Forma de Detención o Prisión, las Reglas Mínimas de la ONU para el Tratamiento de los Reclusos y los Principios Básicos de las Naciones Unidas sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer cumplir la Ley.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE