Document - Colombia: Fear for safety: Human Rights Defenders









PÚBLICOÍndice AI: AMR 23/22/98/s

AU 122/9820 de abril de 1998

Temor por la seguridad y ejecución extrajudicial


COLOMBIATemor por la seguridad: defensores de los derechos humanos


Ejecución extrajudicial: Dr. Eduardo Umaña Mendoza



El homicidio, el 18 de abril de 1998, del doctor Eduardo Umaña Mendoza, uno de los abogados de derechos humanos más destacados de Colombia, ha acrecentado el temor de Amnistía Internacional por la seguridad de todos los defensores de los derechos humanos del país.


Durante los últimos años, estos defensores de los derechos humanos se han visto sometidos a unos hostigamientos y unas intimidaciones cada vez más intensos que, en algunos casos, han venido seguidos de ataques contra sus vidas. En muchos casos, quienes han denunciado las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad o por sus aliados paramilitares se han convertido a su vez en víctimas de violaciones graves de esos mismos derechos. Igualmente, quienes han hecho públicos los estrechos vínculos entre las fuerzas de seguridad y las fuerzas paramilitares han sido acusados de ser simpatizantes de la guerrilla y han sufrido amenazas de muerte y violaciones graves de derechos humanos.


El doctor Umaña fue uno de los activistas de derechos humanos más destacados del país durante más de veinte años, y contribuyó a fundar en Colombia una serie de organizaciones no gubernamentales nacionales de defensa de dichos derechos. Como abogado de derechos humanos, representó a numerosos presos políticos y pidió que se hiciera justicia en muchos casos de gran notoriedad. Condenó enérgicamente tanto la responsabilidad de las fuerzas de seguridad en las violaciones de derechos humanos como el alto grado de impunidad de que disfrutan los autores de esas violaciones. También denunció al sistema de justicia militar como un mecanismo de impunidad.


A lo largo del último año han sido asesinados varios activistas de derechos humanos. El más reciente fue Jesús María Valle Jaramillo, director del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos de Antioquia (CPDH), una organización no gubernamental de derechos humanos muy respetada; lo mataron a tiros en su oficina de Medellín.


Durante la presidencia de Ernesto Samper Pizano, el gobierno colombiano se ha comprometido reiteradamente a garantizar la seguridad de los defensores de los derechos humanos; sin embargo, a pesar de ello, no ha tomado en ningún momento las medidas necesarias para proteger la integridad física de estos individuos. El homicidio del doctor Umaña da testimonio de la falta de disposición del gobierno a emprender acciones adecuadas.


Amnistía Internacional pide al gobierno del presidente Samper que cumpla sus compromisos y garantice que los defensores de los derechos humanos pueden llevar a cabo sus actividades legítimas sin temor por su vida o por la de sus familiares.


La Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en su 54 período de sesiones, celebrado recientemente, instó al gobierno colombiano a dedicar especial atención a la seguridad de los defensores de los derechos humanos. La Comisión pidió al gobierno que pusiera en práctica las recomendaciones formuladas en el informe del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, que, entre otras cosas, insta a que se reconozca adecuadamente el derecho de los defensores de los derechos humanos a desempeñar sus labores sin temor por su vida. Amnistía Internacional siente preocupación porque, si no se toman medidas conformes a estas recomendaciones y a las propuestas de las propias ONG colombianas, todos los defensores de los derechos humanos de Colombia seguirán corriendo grave peligro.


ACCIONES RECOMENDADAS: Envíen telegramas, télex, fax, cartas urgentes o cartas por vía aérea en español o en su propio idioma:


-manifestando profundo pesar por el homicidio de Eduardo Umaña, cometido por tres pistoleros el 18 de abril de 1998 en la oficina que tenía en su casa;


-expresando honda preocupación por la integridad física de todos los demás defensores de los derechos humanos de Colombia;


-pidiendo al gobierno colombiano que actúe de inmediato para poner en práctica todas las medidas solicitadas repetidamente por la comunidad de derechos humanos para garantizar la integridad física de los defensores de dichos derechos en Colombia;


-instando a que se lleve a cabo una investigación exhaustiva e imparcial sobre el homicidio de Eduardo Umaña, que se hagan públicos sus resultados y que los responsables tanto de planear el ataque como de cometerlo comparezcan ante los tribunales.


LLAMAMIENTOS A:


Señor Presidente Ernesto Samper Pizano

Presidente de la República

Palacio de Nariño

Carrera 8 No. 7-26

Santafé de Bogotá, Colombia

Telegramas: Presidente Samper Pizano, Bogotá, Colombia

Télex: 44281 PALP CO

Fax: + 57 1 284 2186/289 3377/286 7434

Tratamiento: Excelentísimo Sr. Presidente


Dr. Alfonso López Caballero

Ministro del Interior

Ministerio del Interior

Carrera 8, No.8-09, Piso 2

Santafé de Bogotá, COLOMBIA

Telegramas: Ministro del Interior, Bogotá, Colombia

Télex: 45406 MINGO CO

Fax: + 57 1 281 5884/286 6524/286 0405

Tratamiento: Sr. Ministro


Dr. Alfonso Gómez Méndez

Fiscal General de la Nación

Fiscalía General de la Nación

Diagonal 22B 5201, Apartado Aéreo 29855

Santafé de Bogotá, Colombia

Telegramas: Fiscal General, Fiscalía General, Bogotá, Colombia

Fax: + 571 570 2000 (cuando se active el contestador automático, marquen el 2017 para que se conecte el fax)

Tratamiento: Estimado Doctor


COPIAS DE SUS LLAMAMIENTOS A:


Coordinación de Organizaciones No Gubernamentales de Derechos Humanos

Avenida Jiménez No. 8-49 Oficina 1001, Bogotá, Colombia


y a los representantes diplomáticos de Colombia acreditados en su país.


ENVÍEN SUS LLAMAMIENTOS INMEDIATAMENTE. Consulten con el Secretariado Internacional o con la oficina de su Sección si van a enviarlos después del 1 de junio de 1998.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE